Google+ Followers

lunes, 15 de mayo de 2017

La crisis de la mediana edad




Ayer nos juntamos en el mismo banco del parque Isabella, Edu y yo, hacia días que no coincidíamos los tres. Edu está jubilado y aprovecha la “temporada baja” para irse de vacaciones.

Isabella le comentó que es una suerte llegar a su edad en buenas condiciones físicas y poder disfrutar del tiempo a su antojo al no tener “obligaciones”.

  -“Debemos cambiar nuestra postura ante el hacernos mayores y valorar las ventajas. La edad la marca el cerebro y no los años. Y esta verdad solemos aceptarla demasiado tarde. Ese es nuestro error, no hay que buscar entre pócimas misteriosas ni ungüentos extraños, está en nosotros mismos.

La publicidad ha ayudado a conectar diferentes valores como: éxito, dinero, felicidad con los de juventud y belleza. Aún más si cabe, en el caso de vosotras las mujeres. Os lo habéis creído. Intentáis perseguir algo muy lícito, como es perseguir la felicidad, pero seguramente vais en una dirección equivocada…” Le respondió Edu.

Y continuó…


El nivel de satisfacción en la vida va disminuyendo con el paso del tiempo, alcanzando su pico más bajo entre los 40 y los 50 años, para luego volver a crecer, como si fuera la forma de la letra “U”.



En esta época de la vida suele ocurrir lo que se le llama la crisis de los cuarenta, pero la buena noticia es que es el inicio la época de la felicidad posterior.



Aquí me permití, interrumpir su dialogo. ¿Crisis? No sería mejor llamarla “época de transición



Muy acertado – comento -. Sobre todo, las mujeres entráis en conflicto por las expectativas contra la realidad. – Mirando a Isabella – Sois muy duras con vosotras mismas, ya que os exigís “ser perfectas y las mejores en todo”. Graba esto en lo más profundo de tu mente “Me siento plena, feliz y satisfecha con la vida” y repítelo cada día.


Cuanta sabiduría acumulada con los años que tiene Edu.

Yo añadiría que en esta época de transición tengas en cuenta:

-      Tus virtudes, valores y fortalezas
-      Tus dudas y miedos.
-      Tus creencias que te limitan.
-      Abandona lo que no te sirve.

Y si necesitas ayuda. Contacta conmigo en:


¡Que tengas un bonito día en Armonía!


2 comentarios:

  1. ay David que podria ser un buenisimo debate esta entrada...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, es un tema para debate.

      A menudo escuchamos hablar de la crisis de los 30, la de los 40 o si vamos más allá la de los 50 y cómo nos replanteamos nuestras vidas a partir de ese momento.

      En realidad, por lo visto no es así, los cambios o reacciones se producen en los años terminados en 9.

      Ante la llegada de los 29, 39 o 49 años, porque los 19 no cuentan, es más probable que echemos la vista atrás para analizar nuestro paso por la última década vivida y pensar objetivos para la siguiente década.

      Y como siempre hay un estudio que no recuerdo de quien, pero seguro que es de una universidad famosísima, que dice que la cercanía a una nueva década vital nos impulsa a tomar decisiones como correr una maratón, ser infieles con nuestras parejas e incluso plantearnos el fin de nuestras vidas. :-(

      Eliminar

Las 10 gotas... más leídas en la última semana

Las 10 Gotas... más populares