Google+ Followers

martes, 2 de mayo de 2017

Estar sin pareja no implica soledad



Hoy me gustaría contaros una historia vivida el pasado 24 de Abril.

El día después de Sant Jordi. Para los que no conozcáis la tradición de esta fiesta que se celebra cada 23 de Abril en Cataluña, es la fiesta del libro y de la rosa. Los hombres regalan una rosa a las mujeres que quieren y ellas es costumbre regalar un libro a sus seres queridos, aunque hay quien regala rosa + libro.

Pero volviendo a mi relato.

6 de la tarde del lunes 24 de Abril. Estación de Diagonal en el metro de Barcelona.

El metro se vacía y se vuelve a llenar. Junto a mí se sientan dos chicas que adivino que no llegan a la treintena de años.

El ambiente ruidoso del trayecto del metro obliga a hablar en voz más alta de usual, por lo que me es imposible no escuchar su conversación.


-              - ¡Ayer llegué a casa con tres rosas! - Le dice una sonriente a la otra-. Una de mi novio y las otras, de dos compañeros de trabajo que compiten por seducirme. ¿Y tú, cuantas recibiste?

La observo y su cara refleja malestar… silencio… Al final responde…

-              -Una. Pero con trampa. Me la compré antes de llegar a casa. Estoy harta de que mi madre me diga… “¿Este año tampoco?, se te está pasando el arroz…” Como muchas otras personas, ella no comprende  que si no tengo pareja es porque no quiero, porque estoy bien, porque nadie me quiere más que yo misma…

La siguiente estación es Verdaguer donde me bajo del metro… me quedo sin escuchar la totalidad de la conversación, pero eso no evita que me haga reflexionar sobre si decidir estar solo es motivo de vergüenza para algunas personas...

¡Disfrutar de este magnífico día en Armonía! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las 10 gotas... más leídas en la última semana

Las 10 Gotas... más populares