Google+ Followers

miércoles, 17 de mayo de 2017

Cuestión de animales



- ¿Cómo puedes tener un perro en un piso David? Yo en un piso no tendría ni tuve animales, es como esclavizarlos. Me dijo Isabella.

- Si viviera en el campo en una finca grande no tendría uno, sino cuatro o cinco y además de raza grande como mastines o dogos y siempre sueltos por supuesto para que se sintieran en libertad.
Además si fuera posible también tendría caballos, no para montarlos sino para verlos, acariciarlos y cuidarlos. Le contesté.

- Y?… En la mirada de Isabella se leía que no había contestado a su pregunta.

 - Yo, durante toda mi vida, he sido de tu opinión, le dije. No quería un perro en un piso porque pensaba que era coartar su libertad. Pero encasa, al final tras mucho insistir me convencieron.

Ahora me he dado cuenta de lo equivocado que estaba. Accedí siempre y cuando el tamaño del perro fuera acorde con el tamaño del piso.

Es una perrita que ha pasado a ser una más de la familia, diría más, creo que ha pasado a ser el miembro más “importante” de la familia.

Es la que se lleva el cariño de todos sin excepción, es la que está al otro lado de la puerta una vez pones a llave en la cerradura esperándote para darte una gran bienvenida.

Es la  que por las mañanas te despierta a base de lametazos, es la que te enseña en su boca su peluche para que la persigas por toda la casa intentándole arrebatárselo.

Es la que te lleva pasear cada día.

Es la que se acurruca junto a ti cuando estás leyendo y te permite que la acaricies entre página y página del libro.

Si toda la familia rellenáramos un cuestionario sobre la felicidad, su resultado nos superaría un montón. Sin lugar a dudas es el miembro más feliz de la casa.

Isabella me miraba sin llegar a estar convencida. En ese momento apareció el torbellino de Gina rogándole que la acompañara al columpio.

Me quedé sin conocer su respuesta, pero me dejo pensando…  ¿La raza humana hemos hecho bien domesticando a los animales? 

¡Disfrutar de este maravilloso día como animales! (Que lo somos) 

2 comentarios:

  1. Ciertamente eso de domesticar animales lo veo como una alimentación más de EGO del hombre. Hay que dejar constacia, se puede y lo hizo.NO voy a generalizar pero muchas veces tener animales en casa es una cuestión de carencias...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Retazos, gracias por aportar tu punto de vista.

      Es posible que al tener un animal en casa busquemos solventar carencias, sin embargo no olvidemos los beneficios que aportan a las personas mayores por ejemplo.

      Eliminar

Las 10 gotas... más leídas en la última semana

Las 10 Gotas... más populares