Google+ Followers

lunes, 30 de enero de 2017

¿Te callas tus problemas?




Si te encuentras mal y cierras muy fuerte los ojos y la boca ¿Te desaparecen los problemas?

Si haces esto los problemas se enquistan en nuestro interior, crecen como tumores. Si respondes un “bien” a un “¿Cómo estás?”. Si miras hacia otro lado, si no escuchas a tu interior, si te niegas a hablar de lo que te preocupa, los problemas no se evaporan. Todo lo contrario estás construyendo un muro a tu alrededor que te aísla y no te ayuda en nada.

Contar lo que te pasa a un amigo, familiar o persona de confianza, es recibir el calor de esa persona que te entiende y te quiere. Esa carga que llevas a tus espaldas al sacarla se hace menos pesada.

Ya va siendo hora de aprecies la importancia de expresar tus problemas, tus sentimientos. La educación tiene mucho que ver en esta cuestión. A compartir los sentimientos se aprende desde niños. Cuando en la infancia se ha crecido con unos padres que no se demostraban afecto, donde la madre callaba cuando se sentía deprimida y sola, hoy son adultos con un problema para transmitir aquello que sienten.

Reprimir lo que sientes puede generar enfermedades físicas y mentales. Vivir almacenando nuestros problemas emocionales puede llegar a deteriorar seriamente las relaciones con las personas que queremos.

La próxima vez que alguien te pregunte “Cómo estás?” Atrévete a decir “Estoy mal”. Te darás cuenta que no estás solo o sola. Tus heridas se aliviaran. Déjate coger la mano, que te abracen… deja que sentimientos, lagrimas e incluso risas broten de tu interior…

¡Que tengas un bonito día en Armonía!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las 10 gotas... más leídas en la última semana

Las 10 Gotas... más populares