Google+ Followers

domingo, 29 de enero de 2012

¿Soñamos para satisfacer nuestros deseos?





El sueño es un acto involuntario que todos tenemos. Aun cuando no todas las personas son capaces de recordar lo que han soñado, lo cierto es que todos tenemos sueños cuando dormimos.

Soñamos porque mientras dormimos la mente se mantiene activa, repasando lo que paso durante el día, mezclándolo con recuerdos del pasado e incluso creando nuevas imágenes.

El sueño tiene varias etapas, una de ellas es la fase llamada REM(movimiento rápido de los ojos), es la fase en que los sueños son más intensos, y sucede en el último tramo del sueño.

Un sueño es una experiencia mental que ocurre mientras dormimos. Consta de imágenes vividas y a menudo alucinantes. No hay tiempo en el sueño ya que podemos movernos en distintas épocas, ni hay espacio, ya que podemos movernos a cualquier sitio. En los sueños puede haber gente desconocida o gente que ya no vive.

Existen teorías que explican porque no podemos acordarnos de nuestros sueños, una es por parte de Freud que atribuye este olvido a la represión de pensamientos llenos de ansiedad. Así. El sueño borra las asociaciones casuales  de la memoria formadas durante el día. Eso ayuda a la corteza a trabajar mejor.

Pero probablemente la verdadera razón por la cual olvidemos nuestros sueños es una combinación psicológica y fisiológica ya que algunas personas parecen olvidar los sueños emocionales porque también reprimen los pensamientos ansiosos en la vida de vigilia y otros olvidan los sueños poco emocionales porque no son interesantes.

Por lo regular, es más fácil recordar un sueño cuando estamos en tensión justo antes de dormir. El sueño que recordamos suele ser el más reciente, que es justo antes de despertarnos, este sueño suele ser el más largo, vivo y emocionante de la noche.

Freud pensaba que soñábamos para satisfacer deseos y que los sueños era el camino real al inconsciente, sentía que su función era expresas los deseos reprimidos durante nuestra vigilia.

Los modernos intérpretes de sueños reconocen el simbolismo que definió Freud, pero los interpretan de distinta manera en conexión con la situación particular del individuo más que limitándolos a significados sexuales. Así, subir a un tren puede representar la fuga a un problema, el principio de una nueva aventura, preocupaciones relacionadas con la reparación del auto o la inquietud de reservar los billetes de avión para un viaje próximo. Ellos piensan que el contenido manifiesto no señala nada sobre el pasado de la persona que sueña, si no la simple imagen lógica de una preocupación presente.

Los sueños son como diminutos mundos virtuales en los que podemos simular cualquier experiencia imaginable.

Vídeo: ¿Por qué soñamos? (Eduard Punset)


También te puede interesar:

miércoles, 25 de enero de 2012

La piedra



La piedra

El distraído, tropieza con ella
El violento, la utiliza como proyectil
El emprendedor, construye con ella
El campesino, cansado la utilizó de asiento
Para los niños, es un juguete
Drunmond (poeta brasileño), la poetizó
David mató a Goliat
Miguel Ángel sacó la más bella escultura: La Piedad

En todos estos casos, la diferencia no estuvo en la piedra, sino en el hombre como la utilizó.

No existe "piedra" en tu camino que no se pueda transformar. Para ser feliz no tienes que hacer cosas extraordinarias... ¡sino hacer las cosas ordinarias extraordinariamente bien!

También te puede interesar:

domingo, 22 de enero de 2012

La cultura del Slow Down




Ya voy para 18 años desde que ingresé en la Volvo, una empresa sueca. Trabajar con ellos es una convivencia muy interesante. Cualquier proyecto aquí demora dos años para concretarse, aunque la idea sea brillante y simple. Es una regla. Los procesos globalizados causan en nosotros (brasileños, argentinos, colombianos, peruanos, venezolanos, mexicanos, australianos, asiáticos, etc.) una ansiedad generalizada en la búsqueda de resultados inmediatos. En consecuencia, nuestro sentido de la urgencia no surte efecto dentro de los plazos lentos de los suecos.

Los suecos debaten, debaten, realizan reuniones, ponderaciones, etc. ¡Y trabajan! con un esquema más bien “slowdown.. Lo mejor es constatar que, al final, esto acaba siempre dando resultados en el tiempo de ellos (los suecos) ya que conjugando la madurez de la necesidad con la tecnología apropiada, es muy poco lo que se pierde por aquí en Suecia.

 Voy a contarles una historia corta, sólo para darles una idea: La primera vez que fui para Suecia, en 1990, uno de mis colegas suecos me recogía del hotel todas las mañanas. Estábamos en el mes de septiembre, algo de frío y nevisca.

Llegábamos temprano a la Volvo y él estacionaba el auto muy lejos de la puerta de entrada (son 2000 empleados que van en coche a la empresa). El primer día no hice comentario alguno, tampoco el segundo, o el tercero.

 En los días siguientes, ya con un poco más de confianza, una mañana le pregunté a mi colega: ¿Tienen ustedes lugar fijo para estacionar aquí?, pues noté que llegamos temprano, con el estacionamiento vacío y dejaste el coche al final de todo...Y él me respondió simplemente: Es que como llegamos temprano tenemos tiempo para caminar, y quien llega más tarde, ya va a llegar retrasado y es mejor que encuentre lugar más cerca de la puerta. ¿No te parece? Imaginen la cara que puse. Y con ella fue suficiente para que yo revisara en profundidad todos mis conceptos anteriores.

 En la actualidad, hay un gran movimiento en Europa llamado Slow Food. La Slow Food International Association, cuyo símbolo es un caracol, tiene su central en Italia (el site en la Internet es muy interesante, visítalo). Lo que el movimiento Slow Food predica es que las personas deben comer y beber lentamente, dándose tiempo para saborear los alimentos, disfrutando de la preparación, en convivencia con la familia, con los amigos, sin prisa y  con calidad.

La idea es contraponerse al espíritu del Fast Food y lo que éste representa como estilo de vida. La sorpresa, por tanto, es que ese movimiento de Slow Food está sirviendo de base para un movimiento más amplio llamado Slow Europe como resaltó la revista Business Week en una de sus últimas ediciones europeas.

 La base de todo está en el cuestionamiento de la prisa; y de la locura generada por la globalización, por el deseo de tener en cantidad (nivel de vida) en contraposición al de tener en calidad, calidad de vida o calidad del ser.

Según la Business Week, los operarios franceses, aunque trabajen menos horas (35 horas por semana) son más productivos que sus colegas estadounidenses o británicos. Y los alemanes, que en muchas empresas ya implantaron la semana de 28,8 horas de trabajo, vieron su productividad aumentar en un elogiable 20%.

Esa llamada  slow attitude está llamando la atención hasta de los estadounidenses, discípulos del  fast  (rápido) y del do it now  (¡Hágalo ya!). Por tanto, esa actitud sin prisa no significa hacer menos ni tener menor productividad.

Significa sí, trabajar y hacer las cosas con más calidad y más productividad, con mayor perfección, con atención a los detalles y con menos estrés. Significa retomar los valores de la familia, de los amigos, del tiempo libre, del placer del buen ocio, y de la vida en las pequeñas comunidades.

Del  presente y concreto, en contraposición contra lo mundial indefinido y anónimo. Significa retomar los valores esenciales del ser humano, de los pequeños placeres de lo cotidiano, de la simplicidad de vivir y convivir, y hasta de la religión y de la fe.

 SIGNIFICA UN AMBIENTE DE TRABAJO MENOS COERCITIVO, MÁS ALEGRE, MÁS LEVE Y POR LO TANTO, MÁS PRODUCTIVO, DONDE LOS SERES HUMANOS REALIZAN, CON PLACER, LO QUE MEJOR SABEN HACER

 Es saludable pensar detenidamente en todo esto. ¿Será posible que los antiguos refranes: Paso a paso se va lejos y; La prisa es enemiga de la perfección, merezcan nuevamente nuestra atención en estos tiempos de locura desenfrenada? ¿Acaso no sería útil que las empresas de nuestra comunidad, ciudad, Estado o país, empiecen ya a pensar en desarrollar programas serios de calidad sin prisa hasta para aumentar la productividad y calidad de los productos y servicios sin necesariamente perder calidad del ser?

En la película Perfume de Mujer hay una escena inolvidable en la que el ciego (interpretado por Al Pacino) invita a una muchacha a bailar y ella responde: No puedo, pues mi novio va a llegar en pocos minutos. A lo que el ciego responde: Pero es que en un momento, se vive una vida, y la saca a bailar un tango. El mejor momento de la película es esta escena de sólo dos o tres minutos.

Muchos viven corriendo detrás del tiempo, pero sólo lo alcanzan cuando mueren, ya sea de un infarto o un accidente en la autopista por correr para llegar a tiempo. O para otros que están tan ansiosos por vivir el futuro que se olvidan de vivir el presente, que es el único tiempo que realmente existe.

Todos en el mundo tenemos tiempo por igual, pues nadie tiene ni más ni menos de 24 horas por día. La diferencia está en el empleo que cada uno hace de su tiempo. Necesitamos saber aprovechar cada momento, porque, como dijo John Lennon: La vida es aquello que sucede mientras planeamos el futuro.

 Felicitaciones por haber conseguido leer este mensaje hasta el final. Hay muchos que lo habrán dejado por la mitad para no perder tiempo tan valioso en este mundo globalizado. ¡Te deseo que tengas un excelente día!

(Gracias Cynthia por enviarme esta nota)


También te puede interesar:

miércoles, 18 de enero de 2012

El Perfume






El Perfume: historia de un asesino (2006)

Esta película fue basada en la novela del escritor alemán: Patrick Süskind (1985), la cual se convirtió en un súper ventas traducido a más de 40 idiomas en todo el mundo.

El perfume lleva al lector a un mundo con el que no está familiarizado, el evanescente reino de los olores, a través de su protagonista, Jean-Baptiste Grenouille, quien goza de un prodigioso sentido del olfato que lo convierte en el mejor perfumista de todos los tiempos.

Sin embargo, la carencia de un aroma propio le causa el rechazo de la gente desde que nació. Como castigo a este desprecio elabora un raro perfume que subyuga la voluntad de las personas.

Creo que la película "El Perfume" es una de las mejores producciones de los últimos tiempos, puesto que muestra el afán de aferrarse a la vida desde el momento del nacimiento. Jean Baptiste Grenouille como es quien se obsesiona por conseguir reunir en un perfume la esencia del amor.

Desde el punto de vista estético, creo que la belleza y la pureza de la mujer juegan un papel importantísimo durante la película, pues Grenouille no busca mujeres por sexo o para violarlas, sino por su obsesión de conseguir la esencia de la mujer.

Vídeo: El Perfume





También te puede interesar:



domingo, 15 de enero de 2012

¿Aceptas los cumplidos?




Me gustan los cumplidos. Tanto hacerlos como recibirlos. La vida es demasiado corta para no aprovechar cada ocasión que se nos presenta para mimarnos los unos a los otros.

Cuando hablo de lo que me hace ilusión, y el otro me confía lo que siente nuestros cerebros emocionales se conectan. Como si uno fuera la caja de resonancia del otro, dejamos que surjan entre nosotros emociones.

Sin embargo somos bastante torpes cuando se trata de recibirlos y esto genera que aprendamos rápido a callar nuestros cumplidos cuando no son bien recibidos. Hay personas a las que les resulta sumamente difícil, casi imposible, aceptar un cumplido. Éstas siempre buscan alguna excusa para quitarse mérito y negar el halago: "Ese vestido es viejísimo”.

Debemos aprender a aceptar los cumplidos con gracia y modestia, pero sin rechazarlos. Esto hará que la persona se sienta más satisfecha, pues su comentario ha sido bienvenido y ha provocado el efecto deseado; hacerle sentirse bien.

Un cumplido siempre debería ser una pequeña fiesta para celebrar juntos. Pero para ello hay que revelar algo de uno mismo, es decir, hacerse vulnerable.

El elogio es un premio. Es una forma de reconocimiento por un hecho positivo. Es una forma de reconocer que lo que se ha hecho es algo agradable para los demás. Puede ser un simple gesto, una palabra o una forma de darle una mayor autoestima a otras personas. Pero siempre debe ser sincero, comedido y nada exagerado para que no pierda su finalidad.

¿Y tú, aceptas los cumplidos?




También te puede interesar:

miércoles, 11 de enero de 2012

You’re so vain – Carly Simon






Esta es otra de las canciones que hace que se me ericen los pelos, ¡cuántos recuerdos…!

Esta canción que hoy recordamos “You’re so vain” se encuentra en el álbum de “No Secrets” de Carly Simon y se trata de una de las más conocidas de la cantante, por la que le dieron un Grammy.

Ella ha mantenido hasta hace poco el secreto de quien era el “vanidoso”… Las teorías han circulado durante años que podría ser ex-novios Mick Jagger, Warren Beatty, Cat Stevens, Kris Kristofferson. David Cassidy y David Bowie.


Caminabas en la fiesta
Como si estuvieras caminando hacia un yate
Tu sombrero estratégicamente debajo de un ojo
Tu chalina era corte africano
Tenías un ojo en el espejo
Mientras te mirabas pasar
Y todas las chicas soñaban con ser tu pareja
Ellas serían tu pareja y

Eres tan vanidoso
Probablemente pienses que esta canción sobre ti
Eres tan vanidoso
Apuesto que piensas que esta canción es sobre ti
¿No es así?, ¿No es así?

Oh me tuviste hace varios años
Cuando yo todavía era bastante ingenua
Bien dijiste que haríamos una linda pareja
Y que nunca te irías
Pero abandonaste las cosas que amabas
Y una de ellas era yo
Yo tenía algunos sueños, había nubes en mi café
Nubes en mi café, sí,

Eres tan vanidoso
Probablemente pienses que esta canción sobre ti
Eres tan vanidoso
Apuesto que piensas que esta canción es sobre ti
¿No es así?, ¿No es así? ¿no es así?

Yo tenía algunos sueños, había nubes en mi café
Nubes en mi café, sí,

Eres tan vanidoso
Probablemente pienses que esta canción sobre ti
Eres tan vanidoso
Apuesto que piensas que esta canción es sobre ti
¿No es así?, ¿No es así?

Bien yo supe que te marchaste a Saratoga
Y tu caballo naturalmente ganó
Luego voló tu belleza hacia Nueva Escocia
Para ver el eclipse total del sol
Bien estás donde debes estar todo el tiempo
Y cuando no, estás con
Algún espía del hampa o la esposa de un amigo íntimo
La esposa de un amigo íntimo

Eres tan vanidoso
Probablemente pienses que esta canción sobre ti
Eres tan vanidoso
Apuesto que piensas que esta canción es sobre ti
¿No es así?, ¿No es así? ¿No es así?

Eres tan vanidoso
Probablemente pienses que esta canción sobre ti
Eres tan vanidoso
Probablemente pienses que esta canción sobre ti
Eres tan vanidoso, tan vanidoso, tan vanidoso


Finalmente, tenemos la respuesta al enigma.

Carly Simon dice que susurra el nombre de la persona que "Eres tan vanidoso", en una versión recién publicada de la canción.

La respuesta a la pregunta de quién es el hombre que camina en un partido como si estuviera caminando sobre un yate podría ser David Geffen, que era el jefe de Elecktra en el año 1972.


Vídeo: Carly Simon - You're So Vain




También te puede interesar:


domingo, 8 de enero de 2012

¿Sientes lástima de ti?





Dijo Dostoievski,"si sientes lástima de ti mismo,no te quejes, tienes justo lo que te mereces".

Escuchando a algunas personas me da la sensación de que disfrutan con su "sufrimiento". Personas que creen que su vida es así y es imposible un cambio. Qué es “imposible” hacer un cambio para ser más feliz.

A estás personas yo les diría que lo más importante es darse cuenta de cómo uno se amarga la vida, de cómo se hace daño a nivel emocional. De hecho deprimirse exige un gran trabajo personal, no es nada fácil. Para conseguirlo necesitamos un gran esfuerzo.

¿Se puede cambiar esta actitud?

Cambiar el “chip” requiere esfuerzo, pero no es tan difícil. Si queremos, podemos elegir renunciar a nuestro concepto negativo de la vida. Empecemos por afirmar que somos dignos de amor, afirmando que estamos dispuestos a cambiar y que podemos hacerlo.

Hoy me gustaría mostraros la entrevista que le hicieron a Sunny Jacobs en La Vanguardia. Un claro ejemplo de actitud positiva, pese a su situación.



"Tú eliges entre sentir lástima por ti mismo o superarte"





Sunny Jacobs, condenada a muerte por un asesinato que no había cometido en Florida, 64 años. Nací en Nueva York y vivo en Irlanda. Mi marido murió en la silla eléctrica. Tuvimos 2 hijos y 3 nietos. Me he vuelto a casar con Peter, último condenado a muerte en Irlanda. Lucho contra la pena de muerte. La paz es el camino y el amor la respuesta. Creo en Dios

Conocí a Jesse con 24 años y un hijo de seis años.

¿Eran felices?
Sí, estábamos enamorados. Pero el pasado de Jesse empezó a ser un problema, había estado siete años en la cárcel acusado de robo y tenía la condicional.

Las cosas se complicaron.
Un amigo de Jesee, también con la condicional, nos llevaba en coche a un pueblo a las afueras de Florida. Paramos en un área de descanso de la autopista, yo iba detrás con los niños durmiendo. Apareció la policía, vieron una pistola a los pies del conductor.

Con la condicional eso está penado.
Empezó un tiroteo, yo cubrí a los niños con mi cuerpo (mi hijo tenía 9 años y mi hija 10 meses); cuando me incorporé había un policía muerto. El amigo de Jesse nos obligó a ir con él, nos persiguió la policía, chocamos.

...
Nos hicieron el test de la pólvora y vieron que sólo el amigo de Jesse había disparado, pero pidió pactar, sabía que matar a un policía era pena de muerte. Su pacto con el fiscal fue declararnos a nosotros culpables a cambio de tres cadenas perpetuas.

¿Por qué aceptó el fiscal?
Quería llegar a fiscal general del Estado y con tres ejecuciones tenía más posibilidades. Utilizaron información falsa, falsos testigos y ocultaron las pruebas que demostraban nuestra inocencia. Es algo habitual.

Los ciudadanos no sabemos esas cosas.
Yo tampoco lo sabía. Hicieron un falso informe diciendo que el culpable había pasado por el detector de mentiras. Jesse fue condenado a muerte, en mi caso la decisión del jurado no fue unánime y me condenaron a cadena perpetua, pero el juez anuló la sentencia y me condenó a muerte.

Es todo muy injusto.
Tras cinco años en el corredor de la muerte, mi ejecución fue anulada porque el juez no había dado razones para cambiar la sentencia. Entré con 28 años y salí con 45: mi hija tenía 18 años y mi hijo, una niña de tres.

¿No se volvió loca?
Al principio sí. Me robaron la vida. Me tuvieron cinco años en una celda de aislamiento: si extendía los brazos tocaba ambas paredes. Tardé un año en ver a mis hijos, fue muy triste, el niño no quería abandonar la celda, él era testigo de mi inocencia.

¿Y no declaró?
Estuvo en un centro de menores. Lo esposaron e interrogaron por las noches durante dos meses. Fue tan duro, que hasta perdió el habla, y me negué a que testificara. Por suerte, mis padres lograron sacarlo de allí.

¿Por qué tanta crueldad?
No entendía nada, tenía miedo, aquello era una locura, pero con el tiempo convertí mi celda en un santuario, meditaba, hacía yoga, y le di la vuelta: tenía sirvientes que me preparaban la comida (ríe); todo depende de cómo quieras mirarlo.

Envidio su sentido del humor.
Cuando cambiaron la sentencia, mis padres se fueron de vacaciones por primera vez. Su avión se estrelló. Mis hijos pasaron a un centro de menores. Mientras tanto, el asesino alardeaba en la cárcel de que dos personas iban a morir por algo que había hecho él.

Uf...
Los que lo oyeron lo denunciaron y hubo una audiencia en el tribunal, pero la palabra de los presos no era creíble. Lo que no sabíamos es que también declaró un guardia de la cárcel, pero se ocultó.

Qué horribles personas.
Ejecutaron a Jesse, su caso fue famoso: como creían que había matado a un policía cambiaron la esponja natural que conduce la electricidad por otra sintética, lo quemaron vivo, tardó 13 minutos en morir. Cuando mi hija lo supo intentó suicidarse.

¿Qué fue de ella?
La internaron en un centro psiquiátrico hasta los 18 años. Gracias a abogados y personas que trabajan gratis aparecieron las pruebas que demostraban nuestra inocencia, pero nadie fue castigado.

Increíble.
Una amiga de la infancia dejó su trabajo para ayudarme y encontró el documento de la declaración del guardia, el del detector de mentiras que demostraba que el asesino mentía... Su amor me dio la libertad, y el único miembro del jurado que se negó a aceptar la pena de muerte salvó mi vida. Todos somos poderosos.

¿Y sus hijos?
El tiempo es irrecuperable, pero podía enseñarles que cuando la vida te plantea dificultades puedes elegir entre sentir lástima por ti mismo o superarte. Ahora puedo hacer con mis nietos lo que no pude hacer con mis hijos, aceptar lo que Dios me ha dado y concentrarme en el presente.

¿Por qué está en una silla de ruedas?
Cuando salí tuve un accidente de coche. Igual no fui buena en otra vida (ríe). Pero hoy tengo la vida más bonita que pueda imaginar: a mis nietos, buena relación con mis hijos, trabajo con Amnistía Internacional, con la Comunidad de San Egidio... Y espero poder mostrar lo importante que es luchar contra la injusticia. Y tuve un gran regalo.

El irlandés.
Sí, Peter Pringle, que pasó 15 años en el corredor de la muerte. Cuando se demostró su inocencia, la eliminaron de la Constitución. Ya ve, no es tan grave que no pueda caminar, porque tengo a alguien que me ayuda, al final resultará que hay un equilibrio. Doy gracias por lo que tengo.

También te puede interesar:






Las 10 gotas... más leídas en la última semana

Las 10 Gotas... más populares