Google+ Followers

miércoles, 5 de septiembre de 2012

¿Tienes tristeza y apatía? ¿Es depresión?





La depresión es el llamado “mal del alma”. Afecta a más mujeres que a hombres, y en España es el trastorno mental más frecuente, y afecta entre el 5 y el 10%, aunque hay expertos que opinan que podría haber hasta seis millones de afectados, la mitad de los cuales no están diagnosticados.

¿Qué es la depresión?

La palabra proviene del latín “depressio”, que significa abatimiento o encogimiento. Se trata de un trastorno del estado de ánimo cuyos principales síntomas son el desanimo y desesperanza respecto al futuro; a nivel emocional se manifiesta con tristeza y ganas de llorar y a nivel físico existen problemas para conciliar el sueño, falta de energía y fatiga, aumento o perdida de peso, inapetencia sexual y desgana por disfrutar de las aficiones habituales.

La depresión no es una enfermedad lineal, sino que atraviesa diferentes etapas:

La primera fase es de descoloque y de desconocimiento. La persona se siente mal, pero no sabe porqué, y poco a poco se va sintiendo más alejada de su familia y amigos. En la segunda fase, se comienza a sufrir las consecuencias del deterioro físico: tiene problemas con la comida, o bien deja de comer o come con ansiedad, no duerme bien, le cuesta concentrarse en el trabajo y, en los casos graves, abandona las rutinas básicas, como la higiene y la alimentación, y pasa el día en la cama.

Durante la tercera fase, se prolonga en el tiempo y, por tanto, se agrava, y la última es aquella en la que la persona, al no encontrar salidas, empieza a barajar la idea del suicidio.

Mujer y depresión

El perfil común de la persona deprimida corresponde al de una mujer de entre 18 y 45 años sin pareja y con problemas laborales y de salud.

Los especialistas coinciden en que los desajustes hormonales son uno de los desencadenantes, pero que siempre van acompañados de otros factores sociales, psicológicos y culturales.

Existe una exigencia insana por parte de de la sociedad hacia el rol de la mujer. Se le pide a la mujer que tenga muchos o demasiados roles diferentes: de madre, de pareja y de profesional. Y muchas veces eso no se acompaña de la compensación emocional que sería de esperar.

La depresión no es algo imaginario o que la persona se invente. Tampoco aparece por propia voluntad, ni se puede mejorar con solo desearlo. No es una tristeza pasajera. Por eso, comentarios como ‘tienes que poner algo de tu parte’ suelen ser nocivos y provocan incomprensión, culpa e incapacidad, que pueden agravar la tristeza y apatía.

La recuperación pasa por, poco a poco, mostrar cómo es posible cambiar los pensamientos negativos por positivos, a ser más flexible y no tan exigente consigo mismo. Intentar recuperar amistades y aficiones. Con un buen tratamiento podremos superar la depresión y despedirnos de la tristeza.









No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las 10 gotas... más leídas en la última semana

Las 10 Gotas... más populares