Google+ Followers

domingo, 13 de mayo de 2012

¿Qué lamentamos no haber hecho cuando estamos a punto de morir?




Posiblemente alguna vez habrás escuchado a personas decir la cita “No me arrepiento de que he hecho, si no de lo que dejado de hacer en mi vida”

Este tipo de pensamiento resume lo que nos cuenta Bonnie Ware, una persona que durante muchos años ha estudiado e investigado aquello que los profesionales llaman  ‘cuidados paliativos’, en los enfermos terminales. Su obra, que lleva como título The top 5 regrets of the dying, y que bien podríamos traducirla como los lamentos de los moribundos, expone las cinco razones más típicas de remordimiento de aquellos seres que están en el tramo final de la vida, sin ninguna opción de reconducirla por mucho que hayan hecho y deshecho en la carrera de los años y de la subsistencia.

De este modo es que surgen las cosas de las que nos arrepentimos antes de morir y las acciones que debiéramos de hacer, si la vida nos diera otra oportunidad.

Según Bonnie Ware, estos son los cinco arrepentimientos mayormente expresados antes de morir:

1.-"Me gustaría haber tenido el valor de vivir una vida fiel a mís conceptos y no la vida que otros esperaban de mí"

Es el lamento más usual de los moribundos, debido a que tras el balance de vida muchas personas evidencian que no han podido cumplir una mínima parte de sus sueños. Esto obedece a que eligieron lo que creían que debían hacer, en lugar de lo que realmente querían hacer.

Cuántas veces nos hemos propuesto en nuestra vida ser nosotros mismos y al final hemos fracasado en el intento por no defraudar a lo que esperan los demás de nosotros.

No es una tarea fácil, ya lo sé. Pero sugiero que trabajemos en ello siempre que tengamos oportunidad y no tiremos la toalla al mínimo contratiempo. Yo trabajo en ello todos los días.

2.-"Me hubiese gustado no haber trabajado tan duro"

Es el clamor más frecuente entre los hombres, que hubiesen querido haber pasado más tiempo junto a su familia viendo crecer a sus hijos, en lugar de pasar tanto tiempo en sus puestos de trabajo.

Una vez más no es tarea fácil. Especialmente si tienes niños, facturas, hipoteca…

Cuando tienes hijos, deseas lo mejor para ellos, como buen padre quieres darles cosas. Y para ello trabajas y trabajas perdiendo la oportunidad de regalarles lo que más apreciarán tu cariño y compañía.

La mayoría de nosotros podríamos aprender a vivir sin un par de cosas, actuar con más moderación. En sí, es necesitar menos para ser más feliz.


3.-"Me gustaría haber tenido el valor suficiente para manifestar mis sentimientos"

Estas personas que se cohibieron de expresar sus sentimientos para no enfrentarse a quienes los rodeaban se arrepienten de conformase con vivir una existencia pobre y amarga, en la que no fueron ellos mismos.

Los sentimientos son emociones que no se pueden evitar. Debemos aprender a expresarlos correctamente para sentirnos en armonía con nosotros mismos y con las personas que nos rodean.

Si nos sentimos heridos o enojados, gritar, golpear, lanzar objetos… no son buenas maneras de expresar nuestros sentimientos.

Aprender mejores formas es un paso que debemos dar, si tenemos sentimientos fuertes que deseamos compartir es buena idea esperar a que la otra persona esté receptiva. Trata de no tener una conversación de emociones sentidas cuando la otra persona ha tenido un mal día, está cansada, o se encuentra en medio de algo. Todas estas circunstancias hacen que sea difícil para la persona escuchar abiertamente y darte lo que necesitas.

Bonnie nos recuerda que no podemos controlar las reacciones de los demás, pero podemos controlar cuando comentamos con ellos a fin de recibir una mejor respuesta.

4.-"Me hubiese gustado mantenerme en más contacto con mis amigos"

Similar a las personas que se arrepienten de haber dejado a un lado a sus seres queridos, es muy habitual reprocharse no haber cuidado lo suficiente aquellas amistades importantes. Cuando ya se está en el trance final es imposible recuperar el tiempo perdido.

De nuevo, otra tarea que no es fácil ¿eh?. Tengo muchos amigos que no veo tan a menudo como me gustaría, ¡estoy tan ocupado !.

Hoy en día las redes sociales nos han echado una mano, mantener el contacto con las personas es más fácil que en el pasado. Cultivemos las amistades, es un gran tesoro.

5.-"Me gustaría haber sido más feliz"

Es el lamento más triste de los moribundos que prefirieron engañarse a sí mismos y continuar con unas existencias en las que no eran felices, en lugar luchar contra todos los miedos y cambiar de vida.

Mmmmm, interesante. Parece que la gente en su lecho de muerte, admite que el ser o nos ser feliz es una elección. Uno elige ser feliz. Una vez más, quizá se vincule este punto con los anteriores. Si averiguas quien eres y eres fiel a ti mismo, te darías cuenta de que tomaste la decisión de ser feliz.

Si trabajas menos, y llenas la vida y el corazón con los momentos maravillosos, habrás hecho una elección. Si aprendes el baile de la libre expresión, te has permitido a ti mismo ser feliz.

Si te mantienes en contacto con tus amigos y ellos llenan tu vida, entonces has hecho una elección de ser feliz.

Según Ware, es bueno que todas las personas que estamos en la plenitud de  condiciones reflexionemos a tiempo para cambiar nuestros propósitos y podamos reconducir la marcha de los años  

¡Piensa en ello!





También te puede interesar:

2 comentarios:

  1. Digamos que tengo un problemilla ante las "despedidas"...

    ResponderEliminar
  2. Una entrada maravillosa David !!!!

    Una realidad triste ....

    Después de esta realidad que es la vida, existe otra realidad que es la muerte,.. y ante el umbral de la segunda las personas se enfrentan a la tristeza al comprender que han desaprovechado la primera ....

    Esos lamentos deberían servirnos a nosotros para sincerarnos ahora , que aún estamos a tiempo...

    ¿ que debo cambiar en mi vida que no me gusta..?
    ¿ qué cosas son las que todavía tengo pendientes ..?

    ResponderEliminar

Las 10 gotas... más leídas en la última semana

Las 10 Gotas... más populares