Google+ Followers

domingo, 15 de enero de 2012

¿Aceptas los cumplidos?




Me gustan los cumplidos. Tanto hacerlos como recibirlos. La vida es demasiado corta para no aprovechar cada ocasión que se nos presenta para mimarnos los unos a los otros.

Cuando hablo de lo que me hace ilusión, y el otro me confía lo que siente nuestros cerebros emocionales se conectan. Como si uno fuera la caja de resonancia del otro, dejamos que surjan entre nosotros emociones.

Sin embargo somos bastante torpes cuando se trata de recibirlos y esto genera que aprendamos rápido a callar nuestros cumplidos cuando no son bien recibidos. Hay personas a las que les resulta sumamente difícil, casi imposible, aceptar un cumplido. Éstas siempre buscan alguna excusa para quitarse mérito y negar el halago: "Ese vestido es viejísimo”.

Debemos aprender a aceptar los cumplidos con gracia y modestia, pero sin rechazarlos. Esto hará que la persona se sienta más satisfecha, pues su comentario ha sido bienvenido y ha provocado el efecto deseado; hacerle sentirse bien.

Un cumplido siempre debería ser una pequeña fiesta para celebrar juntos. Pero para ello hay que revelar algo de uno mismo, es decir, hacerse vulnerable.

El elogio es un premio. Es una forma de reconocimiento por un hecho positivo. Es una forma de reconocer que lo que se ha hecho es algo agradable para los demás. Puede ser un simple gesto, una palabra o una forma de darle una mayor autoestima a otras personas. Pero siempre debe ser sincero, comedido y nada exagerado para que no pierda su finalidad.

¿Y tú, aceptas los cumplidos?




También te puede interesar:

2 comentarios:

  1. 4ever... Será muy buena pregunta, pero no la respondes
    ;-))
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Las 10 gotas... más leídas en la última semana

Las 10 Gotas... más populares