Google+ Followers

domingo, 31 de julio de 2011

Ojos azules / Ojos marrones





Jane Elliot, maestra en Riceville, Iowa, decide tras la muerte de Martin Luther King, dar a sus alumnos una clase que nunca olvidarían, una clase basada en el aprendizaje emocional, una clase en la que se tendrían que poner en la piel de otro y sentir lo que los otros sentían.

El experimento consistió en dividir la clase en dos grupos (ojos azules – ojos marrones) y establecer, desde el poder que su estatus de maestra le daba sobre los niños, la superioridad de un grupo sobre el otro. Los comportamientos de los niños cambiaron radicalmente (niños maravillosos se convirtieron en tiranos detestables), y también variaron los resultados académicos, la presión sobre el grupo discriminado hizo que estos se sintieran torpes, incapaces de realizar las tareas que días anteriores hacían sin problema.

Para ello divide a los niños de la clase en dos grupos, dependiendo de si tienen los ojos azules o los ojos marrones. El primer día del ejercicio, la profesora les dirá que los chicos de ojos azules son más inteligentes, más buenos y que tienen más recreo y la posibilidad repetir comida, frente a los de ojos marrones, que son más torpes, más tontos y que no podrán usar las áreas de recreo.

Para reforzar esta idea les dará a los niños de ojos marrones unos pañuelos que deberán ponerse en torno al cuello, para que se identifiquen de manera más rápida. Al día siguiente los papeles se invertirán y serán los niños de ojos marrones los superiores frente a los de ojos azules.

Los resultados de este experimentos son sorprendentes y en cierto modo escalofriantes. Para este documental se reunió a esos niños, quince años después de ese experimento para comentar sus impresiones, las ideas y los sentimientos que tuvieron esos dos días.


Vídeos: Una clase dividida (6 vídeos)























También te puede interesar:

2 comentarios:

  1. Una hora de película que merece la pena visualizar...
    Impresionante experimento para prevenir el racismo y la desigualdad....
    Por desgracia el trato recibido influye en el desarrollo de la persona.. y en su autoestima, nuestras fronteras están en nuestra mente.

    Me quedaría con la frase que repiten en el video número uno : " trata a los demás como te gustaría que te tratasen a tí mismo".

    Hoy en día se debería enseñar a los niños desde corta edad que no se puede degradar a nadie bajo ningún motivo....

    O como dice esa oración Sioux... Oh Señor !.. no permitas que ningún hombre juzgue a otro hasta que no se haya puesto en sus mocasines...

    Pienso que la mayoría de los males de nuestra sociedad desaparecían si trabajásemos la " empatía ".
    Gracias sinceras David por esta entrada... mis felicitaciones más sinceras. Un abrazo !!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo, gracias por tu comentario tan acertado!!!

    Sí, casi una hora de documental, pero se puede ver a trocitos ;-))

    Lo triste de este experimento es que nos damos cuenta de lo manipulable que es nuestro cerebro y nuestra forma de pensar.

    Qué a través de consignas, somos capaces de pasar de ser amigables y maravillosos a altivos y a tratar despectivamente a los que tan sólo hacia un día eran nuestros mejores amigos.

    Pero aún más, Los que habían sentido en su propia piel la discriminación y el desprecio por el simple hecho del color de sus ojos.

    ¿Cómo trataron a sus compañeros de ojos azules al día siguiente al decirles que eran "superiores"? Hicieron suyo el prejuicio sin ningún tipo de crítica ni culpabilidad.

    Anónimo, seas quién seas, un abrazo muy fuerte.
    David

    ResponderEliminar

Las 10 gotas... más leídas en la última semana

Las 10 Gotas... más populares