Google+ Followers

domingo, 19 de junio de 2011

¿Cómo debería ser una relación ideal de pareja?




No sé si peco de ilusa o mi forma de concebir una pareja es una utopía.

Me gustaría pensar que existe alguien... que pudiera darme la razón.

Para mí una pareja tiene que ser de entrada eso. ¡Una pareja! ¡No uno!

Cada uno es como es, con su mochila... con sus pensamientos... y con su herencia inculcada...

Pero, en el encuentro con el otro, se muestra abiertamente el contenido de esas sus mochilas respectivas. Se sacan a la luz los pensamientos... los sueños...

Yo creo en una pareja sin secretos...  sin rincones escondidos... donde la confianza es tal que observas al otro abierto en canal... mostrándonos los dos sin pudor, sin miedos y sin complejos.

Mi pareja ideal abre la cremallera de su ser...  y me enseña el interior. ¡Aquí estoy! ... !Así soy!

Y tengo la seguridad, que mi pareja cuando ve mi yo, me amará más porque ahora me conoce, me acepta, me comprende, y no quiere modificarme.

Ama mis virtudes y mis defectos. Tiene una radiografía de mi y, la abraza entera.

Y él, realiza el mismo ritual conmigo.

Me muestra todo: ¡Así soy yo! ¡Aquí estoy!  Y permanece abierto para mí de par en par, sin habitaciones cerradas y tal como lo veo, también lo amo más, y lo acepto en mi vida.

Yo creo firmemente en esta pareja que cuando uno llega a casa... el otro corre a su encuentro para recibirlo con un cálido abrazo, y sin mediar palabra alguna se están diciendo mutuamente cuanto se alegran de verse, y cuanto deseaban encontrarse de nuevo...

Yo creo en esa mi pareja ideal, que sin hablarme, me deja escuchar todos sus pensamientos... y siento cuan feliz se siente a mi lado... Y ¡Creo!

Mi pareja ideal me mira... se hunde en mi mirada y ve mi amor, mi alegría y mi alma.

Me deja a mí mirarlo para ver su alegría y su llanto... y con un solo gesto nos entendemos.

Entiende que con un guiño mío le digo: "tranquilo cariño... tranquilo... "
Y yo entiendo que su mano sobre la mía me dice:”Gracias mi vida, gracias..."

Mi pareja idónea interpreta cada gesto mío de amor: Una palmada... Una sonrisa...

Y ella, a su vez, me hace entender cada gesto suyo con la misma nitidez que si me lo dijese con palabras...

Es tal la compenetración, es tal la empatía entre los dos, que con una mirada en la distancia nos seguimos comunicando...

Con mi pareja idónea no existen los temores, ni tienen cabida las dudas.

Si me pide la sangre se la doy sin preguntar.

Cierro los ojos y me dejo caer porque confío que ella estará ahí para evitar mi dolor.

Mi pareja se abandona en mi, y yo en ella.

¡Creo firmemente en esa pareja ideal!

Y sé que cuando necesito de ella, solo debo alzar las manos para encontrarla...

Y ella sabe, que cuando necesita de mi, sólo silbando tiene la seguridad de que apareceré a su lado... Nunca delante ni detrás, sino  a su lado.

Mi pareja puede pensar en voz alta... y yo con ella... Puedo, y puede enseñarme sus sueños, sus fantasías, sus anhelos...

Puede, y puedo mostrar mi rabia... mi enfado y mi dolor, porque sabremos cómo superarlos...

Mi pareja ideal disfrutará conmigo cogidos de la mano mirando el silencio, y sintiendo juntos el latir de los corazones...

Yo creo en esa pareja que, más tarde, en el silencio del dormitorio estalla como si de una erupción volcánica se tratara...

Alcanzamos juntos la cumbre, el cenit, el no va más...

Ambos sentimos como esa traca final nos envuelve totalmente, como final de fiesta, y como colofón a un día lleno de fuegos artificiales...
Regalamos, y regamos de placer, no sólo a nuestros cuerpos, sino a nuestros sentidos, a nuestra mente, a nuestro espíritu...

Mi pareja y yo sentiremos finalmente, como se produce esa comunión sagrada de dos seres distintos al convertirse en la misma agua, fluyendo de felicidad en la misma corriente...

¡Yo creo en esta pareja ideal! Creo firmemente en su existencia…

Dime que tú también la imaginas así...

Dime ¿en qué crees tú? ...


Charo Diéguez


También te puede interesar:

5 comentarios:

  1. Me gustaría dar las gracias a Charo por su magnífica entrada, que nos ayuda a entender como debería ser una relación ideal de pareja.

    Vivir juntos es más que un compromiso, es una voluntad de querer atravesar las dificultades y fomentar los buenos momentos. Los conflictos normales de pareja generalmente no se deben a que nos hayamos equivocado en la elección de la persona, sino a que nadie nos enseña la difícil tarea de convivir.

    Para que el deseo y vivir juntos en armonía, debemos cultivar la relación en el día a día, que estamos con quien queremos estar, que esa persona y esa relación es un regalo. A menudo olvidamos que la pareja requiere tiempo, energía, creatividad e imaginación. Hay muchas cosas que podemos hacer para seguir alimentando el amor. No hace falta que sea algo muy caro, ni muy difícil. ¡No hay que esperar al cumpleaños o alguna fecha señalada para pensar en hacer feliz al otro!

    Las adversidades y los contratiempos es lo más normal que nos ocurra. En nuestra comunicación es importante no herir, no atacar, no juzgar, plantear alternativas y lo más importante, que muchas veces se nos olvida, aceptar nuestra responsabilidad en los problemas.

    ¡Gracias de nuevo Charo!

    ResponderEliminar
  2. Yo también creo en esa relación ideal de pareja, a pesar que no la he encontrado. Estoy "resucitando" a la Diosa que hay en mí y que hará que esa utopía se haga realidad.
    Gracias, Charo por tu aportación y a ti, David, por compartirla con nosotr@s. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Quizás dejaria de ser una utopía si dieramos valor a lo que tenemos y a lo que somos...

    Saludos David ;)

    ResponderEliminar
  4. Gracias 4ever!!!
    Y, si a lo que has comentado le añadimos unos abrazos, unas sonrisas, unos “¿Cómo te encuentras?” y dedicarnos un poco de tiempo especifico para la pareja… seguro que la utopía dejaría de serlo.
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  5. Gracias por compartirlo, también creo en esa forma de relación, ha sido para mi una grata sorpresa saber que alguien más lo cree y admiro la forma de expresarlo, sentí una gran emoción y felicidad.

    ResponderEliminar

Las 10 gotas... más leídas en la última semana

Las 10 Gotas... más populares