Google+ Followers

domingo, 10 de abril de 2011

CEREBRO AZUL, CEREBRO ROSA








Está claro, y aunque no se pude generalizar, niños y niñas tienen diferentes “cerebros” y distintas velocidades.

Es normal escuchar aquello “los hombres sólo sabéis hacer una cosa a la vez”. La morfología cerebral del niño está adaptada para concentrase mejor, pero le cuesta hacer dos tareas a la vez. Un ejemplo claro es que cuando lee pierde la audición.

CEREBRO AZUL

Intelectualmente en el niño predomina el hemisferio cerebral derecho.

Esta funcionalmente organizado de una manera asimétrica, en las regiones frontales izquierdas.

Envejece más deprisa.

Mayor aptitud para actividades que necesitan concentración.

Facilidad para el pensamiento lógico matemático.

Mejor en cognición espacial, computación y razonamiento aritmético.

Repite mejor series en orden inverso.

Su razonamiento es deductivo.

Retroceso en escritura, lengua y comprensión lectora.

Acaban igualándose con el cerebro femenino en vocabulario, pero no en velocidad de lectura.

Su desarrollo cognitivo es más lento en determinados tramos de edad.

Más hábiles resolviendo problemas abstractos.

Su retraso en el desarrollo corporal los lleva a comportamientos más infantiles.

Buscan situaciones de riesgo.

Les castigan más y se les diagnostica con mayor frecuencia (a veces erróneamente) trastorno de déficit de atención.

Y las niñas… Según los expertos tienen mejor memoria a largo plazo, lo que explica que recuerden con más detalle acontecimientos pasados.

CEREBRO ROSA

Predominio del hemisferio izquierdo, aunque su cerebro es más simétrico en el reparto de funciones.

Flujo sanguíneo cerebral más incrementado.

A los 20 meses articulan mejor. Y su vocabulario es tres veces más rico.

Escriben antes y mejor.

Entre 7 y 15 años asimilan contenidos con mayor rapidez, aunque en secundaria el dato se invierte.

Mayor fluidez verbal, con construcciones más complejas.

Repiten mejor series en el mismo orden.

Su área emocional está mucho más desarrollada, lo que implica mayor empatía.

Razonamiento inductivo.

Aún siendo excelentes alumnas en matemáticas, física e informática, se inclinan hacia carreras humanísticas.

Mayor capacidad para actividades al mismo tiempo.

Su desarrollo corporal y psíquico lleva dos años de ventaja durante la pubertad.

Se muestran más perseverantes y asumen mayores responsabilidades.

Durante su ciclo menstrual, cuando los niveles de estrógenos son altos, su rendimiento en tareas verbales aumenta.


¿Clases mixtas o diferenciadas?

Se está empezando a debatir si, debido a las supuestas diferencias de rendimiento entre el cerebro masculino y el femenino, resulta conveniente segregar las clases por sexos.

2 comentarios:

  1. Está genial!!!!!!!!
    Por lo menos me ayuda un poco a entender un poco más al sexo masculino........jiji
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Que digo yo, que por algo hombres y mujeres somos diferentes.Algo nos debe diferenciar...
    Ahora segregamos y seguimos con clases de punto de cruz para las nenas y clases de mecanica para los nenes...Luego vamos al médico y mejor que nos atienda un hombre? y vamos a una merceria y mejor que nos atienda una mujer? Y buscamos el entendimiento entre sexos? Y buscamos la igualdad? . Más les valdria atender a las necesidades especiales que niñ@s necesitan lectivamente en vez de pararse a descubrir Roma con que el cerebro masculino y femenino es diferente... ( Y personalmente, como me alegro de que así sea )

    ResponderEliminar

Las 10 gotas... más leídas en la última semana

Las 10 Gotas... más populares