Google+ Followers

domingo, 20 de marzo de 2011

¿Vives el momento?






Muchas de las situaciones incomodas que se presentan en nuestras vidas tienen su origen en nuestra percepción espacio temporal de nosotros mismos. Es decir, con el momento en el tiempo y el espacio con el cual nos identificamos. Físicamente nos encontramos en el presente, pero mental y emocionalmente ¿Dónde nos encontramos?

¿Experimentas estrés en su vida?, ¿Te preocupas tanto por el futuro que su presente se reduce a un simple medio de llegar allá?

El estrés es causado principalmente por estar aquí deseando estar allá, o lo que es lo mismo, estar en el presente, pero deseando estar en el futuro.

La consecuencia natural de pretender "estar" en el futuro cuando se existe en el presente, es una tensión interna que sentimos intenta separarnos. Y no podía ser de otra manera, pues energéticamente estamos proyectando nuestra energía hacía el futuro, cuando la necesitamos "aquí y ahora" para vivir nuestra vida plenamente.

¿Cómo saber si no estamos viviendo el momento presente plenamente?, sencillo, observemos nuestros pensamientos y sentimientos en este momento, y en todo momento.

El agradecimiento por el momento presente, y por la plenitud de la vida aquí y ahora es la verdadera prosperidad. En el presente, aquí y ahora, en este preciso instante.

Un detalle que contribuye a mantenernos conectados con nuestro presente, es mantenernos alertas de nuestros hábitos, especialmente aquellos que nos niegan el momento presente, como por ejemplo el descontento.

A medida que nos mantenemos alertas y conscientes de nuestros estados mentales y emocionales, es cada vez más sencillo percibir cuando nos estamos conectando con el pasado o el futuro, o lo que es lo mismo, el inconsciente, y eso nos permite despertar del sueño del tiempo y reconectarnos con el momento presente para vivirlo plenamente.

Préstale atención al presente, toma consciencia de sus pensamientos, sentimientos, palabras, y acciones, de tus reacciones, de tus humores y tus deseos a medida que ocurren en el presente. Conviértete en un observador silencioso de ti mismo, obsérvate sin emitir juicio alguno, pero aceptándote tal como eres.

Lo que más se escucho es: Yo no tengo tiempo...
¿Cuándo vamos a encontrar tiempo para vivir? ¡Deja de castigarte!

Consagra 30 minutos por día a ti mismo. Dedicados totalmente a tu persona. Lee aquel libro fantástico, escucha tu música predilecta, escribe tus deseos. Ten la libertad de elegir, ¡ves en pos de tus sueños! 

En resumen rebaja tu ritmo de vida y disfruta el aquí y el ahora. No tengas prisa.

Me he acordado de una historia zen…

Un caracol emprendió la ascensión a un cerezo en un día de finales de primavera.

Al verlo, unos gorriones que se hallaban en un árbol cercano estallaron en carcajadas. Y uno de ellos le dijo:

- ¡Oye, tú!, ¿no sabes que no hay cerezas en esta época del año?

El caracol sin detenerse, replicó: No importa. Ya las habrá cuando llegue arriba.

No dejes para mañana lo que puedas sentir ahora. Vive el ahora, vive el aquí. Os paso un precioso video que descubrí el otro día. Una preciosa historia de amor no vivida…

Vídeo: El sueño del caracol

También te puede interesar:

10 Recompensas emocionales

CUANDO EL TRABAJO ES UN PLACER LA VIDA ES BELLA…

EL EQUILIBRIO DE CUERPO Y MENTE…

Reírse es bueno para la salud

VIVIR SIN ANSIEDAD

Poderosa mente

Cuando las emociones te embargan, llora!!!

Nuestro SER interior armonizado

Cómo equilibrar las emociones

NO ME GUSTO EN LAS FOTOS


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las 10 gotas... más leídas en la última semana

Las 10 Gotas... más populares