Google+ Followers

jueves, 3 de febrero de 2011

NUNCA TENEMOS SUFICIENTE








Es difícil ser feliz en una sociedad de consumo. Nunca tenemos suficiente. El coche del vecino siempre será más grande, más nuevo, más caro. El trabajo del cuñado más prestigioso, mejor remunerado. La mujer del amigo más joven, más guapa, más lista. Aún cuando nosotros seamos el vecino, el cuñado o el amigo...nos veremos en un espejo distorsionado.

Los trastornos de la alimentación son otro síntoma de la infelicidad de nuestras sociedades. Anorexia y bulimia se ceban con muchas vidas cada año, consecuencia de las ansias de cumplir con las ambiciosas expectativas del medio que nos rodea. No hay que confundir la autorrealización, motivada intrínsecamente desde el individuo, con las conductas impregnadas de motivación externa, orientadas a cumplir o a agradar. Nada tiene de autorrealización la purga para adelgazar.

Las creencias de diverso tipo también influyen sobre la percepción de felicidad. Es así que por desconocimiento podemos creer que la felicidad se basa en aspectos de nuestra vida que en nada nos llenarían de felicidad. Pensamos que un cambio de ciudad nos haría felices, pero el problema es que somos de pensamiento pesimista y este nos seguirá allá donde vayamos. Hasta que no aprendamos a pensar en positivo podemos cambiar de ciudad mil veces que no seremos más felices. Es cierto que muchas veces estos aspectos están ligados a otros que definen nuestra felicidad. Un cambio de aires puede fomentar un cambio de pensamiento. El dinero no da la felicidad, pero ayuda, ¿o no? Si el dinero diera la felicidad las consultas psicológicas y psiquiátricas no estarían llenas de ricos. Pero sin dinero no podemos pagar ayuda profesional. He aquí nuevamente nuestra jerarquía de necesidades...

Como dice Barry Schwartz, psicólogo del Swarthmore College, Estados Unidos.

Las personas que quieren conseguir lo mejor, ya sea el mejor par de tejanos, la mejor pareja para el matrimonio, la mejor casa, las mejores vacaciones, el mejor restaurante, el mejor programa de televisión para ver... Las personas que quieren conseguir lo mejor están especialmente torturadas por la vida moderna.

La vida es demasiado corta para examinar quinientos cereales para el desayuno, así que tarde o temprano paras, eliges uno, te lo llevas a casa y acabas convencido de que elegiste el cereal equivocado, porque no viste todos los otros. Ahora bien, el cereal para el desayuno no es algo muy importante. Dónde estudiar, qué carrera, con quién casarte, estas cosas son mucho más importantes, pero se aplica el mismo principio: quieres lo mejor, buscas, buscas, buscas, buscas y buscas y, o bien nunca te decides, o bien truncas la decisión, eliges a alguien y luego pasas el resto de tu vida convencido de que elegiste a la persona equivocada. Entonces, la alternativa es estar satisfecho, no buscar lo mejor, sino buscar algo que sea suficientemente bueno. Un cereal suficientemente bueno, un lugar para estudiar suficientemente bueno y... dudo de si decir esto... una persona suficientemente buena para vivir el resto de tu vida con ella. Y entonces, aunque hay un montón de opciones ahí fuera, no necesitas examinarlas todas. Sólo examinas hasta que encuentras una que cumpla con tus requisitos.

¿Somos más libres por tener más donde elegir… o más bien nos ahogamos en el océano de posibilidades que tenemos a nuestro alcance? El psicólogo Barry Schwartz nos da en el programa Redes de Eduard Punset algunos consejos para no sucumbir a la perpetua insatisfacción que nos persigue en la sociedad moderna marcada por la abundancia.

Vídeo: Por qué más es menos - Barry Schwartz (Redes de Eduard Punset)





También te puede interesar:

Como el amor emite señales?

Mejora tu vida con ciencia

EN TIEMPOS DE CRISIS, DECIDIMOS CON EL CORAZÓN

Los primeros seis años

VIVIMOS ACELERADOS…

El poder de lo simple


3 comentarios:

  1. Unas reflexiones magníficas!!! felicidades por la presentación....
    Ciertamente, las cosas que nos hacen felices son gratis, pero eso nunca nos lo dirán en un anuncio.... El dinero es importante para satisfacer nuestras necesidades básicas, pero la felicidad está dentro de nosotros mismos, si buscamos la felicidad fuera de nosotros., si la basamos en tener más, en poseer... seremos tremendamente infelices.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Charo!!! El problema es que el bombardeo constante de compra, compra, compra... no cesa.

    Si no tenemos lo mismo que el vecino parece que no podamos ser felices. :-((

    ResponderEliminar
  3. sinceramente muchas veces perdemos tiempo de nuestras vidas buscando lo inalcanzable y de seguro frente a nosotros esta nuestra felicidad sin ir tan lejos y buscar por tanto tiempo

    ResponderEliminar

Las 10 gotas... más leídas en la última semana

Las 10 Gotas... más populares