Google+ Followers

viernes, 26 de marzo de 2010

LA RESILENCIA


La resilencia se refiere a la capacidad de los sujetos para sobreponerse a períodos de dolor emocional. Cuando una persona es capaz de hacerlo, se dice que tiene resilencia adecuada, y puede sobreponerse a contratiempos o incluso resultar fortalecido por los mismos. El concepto de resilencia se corresponde con el término entereza. Esa capacidad de resistencia se prueba en situaciones de fuerte y prolongado estrés, como la pérdida de un ser querido, el abandono afectivo, los fracasos, etc..

Esto significa que hay ciertas personas que ante la adversidad se crecen debido a su gran sentido del compromiso, un control realmente impresionante sobre los acontecimientos que les ocurren y una apertura total ante los cambios que en la vida se producen.

Al mismo tiempo, estas personas tenderán a interpretar las experiencias estresantes de la vida como una parte más de la existencia y afrontarán el dolor como algo que hay que vivir y pasarlo.

No negarlo, como antiguamente se creía que ocurría con las personas que habían sufrido traumas en la infancia, sino todo lo contrario, afrontarlos y vivirlos como algo más de sus vidas.

Se dan casos de personas con una capacidad realmente asombrosa de superación personal, personas que han sufrido verdaderos traumas, encierros en cárceles, maltratos físicos y psíquicos y que desarrollan esta capacidad hasta el punto de llegar a ser personas realmente exitosas.

Todo ello nos quiere indicar que el poder de nuestra actitud y la fuerza que nosotros le pongamos a la hora de vivir, será imprescindible para nuestra propia superación personal.

Aprendamos pues esta receta maravillosa de valentía, compromiso con la propia vida y fuerza desde el corazón de auto superación.

Todo es posible en nuestras vidas si se desea desde el corazón.

¡¡¡Felicidades Resilentes!!!

Os adjunto la entrevista que ha publicado hoy La Contra de La Vanguardia al prestigioso psiquiatra Luis Rojas Marcos.


Luis Rojas Marcos, psiquiatra.Tengo 66 años. Nací en Sevilla y vivo en Nueva York desde 1968. Soy médico y psiquiatra. Estoy casado y tengo cuatro hijos (de 40 a 19 años) de dos matrimonios, y un nieto (1 año). ¿Política? Social. ¿Dios? No creo, y respeto a los que creen. Afectos y autonomía dan resiliencia

"Habla con una pared: ¡hablar solo es muy saludable!"


Resiliencia es… 
La capacidad humana de asimilar  y superar adversidades graves. Deriva del latín resilire:rebotar.

¿La resiliencia nos ha llevado hasta aquí como especie? 

Es un mecanismo adaptativo, sin duda.

¿Qué adversidad es la peor?

 
Perder a alguien muy querido. Padecer una enfermedad terminal, o un accidente traumático, o una agresión violenta... En términos generales: una ruptura fuerte.

¿Ruptura con qué? 
Con tus conexiones con la vida hasta el momento. Si depositas tu identidad en tu empleo, ¡perderlo será una grave adversidad!

Y me quedaré sin sustento material. 
Ya, pero adversidad grave es la que sacude tu sentido de la vida, la que te lleva al "¿tiene ahora algún sentido seguir viviendo?".

¿O resiliente o suicida? 
Sí. Aunque habrá también quien siga vivo sin vivir, pasivo. O con hábitos autodestructivos, que es otro modo de suicidio.

Deme tres ejemplos de resilientes. 
Joseph (54 años) superó un cáncer de páncreas. Hoy se le ha reproducido, le afecta ya a los huesos. ¡Yo hubiese tirado ya la toalla! Él sigue activo, relacionado, sin hundirse.

Otro. 

Rose (44 años), de clase media-alta: desde los 5 años su tío abusó de ella sexualmente. Eso le ha dificultado confiar en los demás, relacionarse... Pese a todo, ha sabido sobreponerse y cultiva la confianza.

Y tres. 

Marie ha visto morir de leucemia a su único hijo (23 años), que ella crió como madre soltera. Hoy me dice que ese trauma la ha hecho sabia, que hoy sabe qué es esencial y qué es superfluo. A este fenómeno le llamo crecimiento postraumáutico.

¿Aprender de la desgracia? 

La mayoría preferiría no haber vivido ese sufrimiento, pero a la vez te confesarán que eso los ha hecho mejores…

Un tetrapléjico me dijo que no cambiaba su vida por la anterior al accidente... 

Estudios con personas que han sufrido una grave adversidad revelan que su grado de felicidad presente es casi idéntico al que tenían antes del suceso. Se observa lo mismo entre gemelos idénticos.

En tal caso, la resiliencia podría ser una aptitud genética. 

Tiene una base genética, seguro. Pero interfieren después factores ambientales.

¿Cuáles? 

Dos, fundamentalmente: uno, el grado de conexiones afectivas; y dos, el grado de autonomía personal.

Repasemos: uno, conexiones afectivas. 
Se trata de haber recibido afecto y tener una red de amigos. ¡Cultívelos! Si tienes con quien hablar y compartir, ¡estás salvado!

¿Sí? ¿Basta con hablar? 

Sí: cuando me abandonó mi primera mujer, yo caí en una depresión. Y hablar con un amigo me salvó.

¿Ha sido esa ruptura conyugal la mayor adversidad de su vida? 

Sí..., hasta que estuve a punto de morir en el 11-S, donde desaparecieron varios conocidos míos, como el mismo jefe de bomberos... Lo superé también hablando con amigos...

Necesitamos ser escuchados. 

Es algo aún más elemental: hablar supone objetivar verbalmente las emociones, empaquetarlas en palabras, sacarlas de ti, alejarlas..., y eso va diluyendo el conflicto emocional. Incluso hablar con tu perro, tu gato...

¿Y si no tengo ni un amigo, ni un perro ni un gato? 

Háblate a ti mismo al espejo.

... 

¡Sí, sí...! O con la pared. Habla con una pared. ¡Habla! Que sí, que eso te aliviará: ¡hablar solo es muy saludable!

Le creo, pero mejor cultivaré amigos. Dos: autonomía personal, me decía... 

Un científico, Sanderson, hizo un experimento ilustrativo: reclutó a personas que se ahogan ante el CO y les hizo respirar aire 2 por un tubo, inyectando crecientes dosis de CO ..., pero haciendo creer a la mitad de

2 ellos que girando una llave podían minimizar la dosis. Eso era mentira, ¡pero el 75% de estos permanecieron tranquilos..., mientras que el resto padecía accesos de pánico!

Conclusión. 

Sentir que dominas las riendas de tu vida te da poder sobre tus circunstancias.

Sabiendo todo esto, ¿cómo puedo aplicármelo para fortalecer mi resiliencia? 

Uno, cultiva tus relaciones afectivas. Dos, narra lo que te pasa, cuenta tu historia. Tres, intenta pensar que tienes poder sobre tus circunstancias, y así minimízalas. ¡Crecerás en autoestima y autocontrol! Serás más resiliente: alejarás la infelicidad.

¿Quiénes son más resilientes en general, los hombres o las mujeres? 

Aunque nacen más hombres que mujeres, acaban sobreviviendo más mujeres que hombres... Es un dato.

Si le pregunto: "Vivir, ¿para qué?", ¿qué me responde, doctor? 

Dímelo tú. Si tú no encuentras motivo alguno para vivir, ¡nada puedo hacer yo! Pero siempre suele salir algo ínfimo: ver salir el sol, ver un partido... Y tirando de ese hilo, de lo que se esconde detrás de eso, encontraremos las conexiones con la vida...

¿Cuál es su motivo para vivir, doctor?

 
¡Tengo tantos, felizmente...! Pero si me obligas a quedarme sólo con uno, te diré uno: "Ya que estoy aquí..., ¡aprovecho!". 



"No importa lo que pase: ¡importa cómo vives lo que pasa!", dijo un viejo sabio. A esa capacidad la llaman hoy resiliencia, y Rojas Marcos le dedica el manual Superar la adversidad (Espasa), pistas para asimilar mejor reveses. Una cita de Darwin lo encabeza: "No son los más fuertes de la especie los que sobreviven: sobreviven los más flexibles y adaptables a los cambios". Y para ello conviene autoconfianza, nacida del cariño ("yo era un desastroso estudiante... hasta que una profesora me hizo sentir que confiaba en mí", recuerda don Luis), y el escudo del humor: cuando don Luis preguntó a su madre qué prefería que hiciesen con su cuerpo al morir, ella dijo: "Dadme una sorpresa". 



Y como último, me gustaría recordaros que Rescue Remedy o Remedio de Urgencia, fue creado por el Dr. Bach a partir de 5 flores: Climatis, Impatiens, Rock Rose, Cherry Plum y Star of Bethlehem. Esta fórmula ayuda a superar las situaciones extremas de ansiedad emocional. 

jueves, 25 de marzo de 2010

LA ASIGNATURA PENDIENTE… EL SENTIMIENTO


Este documental muestra el trabajo de un profesor, Toshiro Kanamori, durante un año en la escuela pública infantil Minami Kodatsuno de Japón, en la ciudad de Kanazawa (de unos ocho mil habitantes). Fue emitido por el canal 33 de la Televisión de Cataluña y, aunque está en catalán, está subtitulado en español.

Kanamuro no sólo prepara a sus alumnos para el siguiente nivel educativo (la escuela secundaria), sino que los prepara para la vida, tratando de educar también sus sentimientos. Kanamori, aparte de enseñar las materias del “currículo”, enseña a sus alumnos a entender el mundo a través de sus emociones. Les transmite mensajes sobre la importancia de la vida, de ser felices, de expresar lo que sienten, de entender los sentimientos de los otros,...

Una de las citas más impactantes de este mágnifico profesor es el mensaje que transmite en la primera clase del año, a sus alumnos de 10 años: "El objetivo de este año es ser felices. No tenemos más que una vida y es importante aprovecharla para ser felices". Alucinante. Simple, pero poderoso.

La segunda cosa que más me ha impactado ha sido las "Cartas de la vida" (Notebook Letters). Cada día, tres de los niños escriben y leen ante sus compañeros sobre sus sentimientos, sus sentimientos por ellos y los eventos de sus vidas. Alucinante educación sentimental. Este hecho permite generar unos vínculos entre los diferentes alumnos, basados en la comunicación de los sentimientos de cada uno.

Al descubrir esta pequeña joya lo primero que se me ha venido a la cabeza es lo poderosa como herramienta que puede ser la educación bien orientada y bien realizada.

Este gran maestro es capaz de conseguir cosas maravillosas:

1. Niños que aprendan DE VERDAD a SENTIR el sufrimiento de sus compañeros. A ponerse en su lugar, emocionalmente. Nunca creí que se podía enseñar EMPATÍA, hasta que lo vi a él en acción.

2. Niños que entienden lo importante que es disfrutar de la vida, con mayúsculas.

3. Y todo esto, sin descuidar en ningún momento, el aprendizaje del material que corresponde a su edad escolar.


Vídeos: Pensando en los demás 1-5 (Catalán con subtítulos en castellano)











miércoles, 24 de marzo de 2010

El enigma del café (solución)



El enigma del café

Esta mañana hablando con mi esposa, se le cayó un pendiente en el café.

Y aunque la taza estaba llena, el pendiente no se mojó.

¿Y eso?



Todas las soluciones al enigma del café que se han indicado en el facebook han sido correctas.

Tal como dijo Dharmachit, si la taza estuviera llena de café en grano no se hubiera mojado, al igual que como comentó Adriana con la taza llena de café soluble en polvo.

Otra buena situación es como, de nuevo,  intuía Adriana que era un juego de palabras, el “pendiente” era algo por resolver…

En realidad, la situación fue que estábamos sentados en una mesa y recogí el pendiente del suelo del café, donde se había caído.

Como podéis observar existen varias opciones todas son buenas, todas pueden ser reales.

Me he acordado de una historia que ya publiqué hace tiempo llamada “Reflexiones”  (pinchar aquí para leerla) en la que se muestra que lo mismo ocurre en la vida, muchas veces prejuzgamos una situación con nuestra forma de ver o de pensar y nos puede conducir a interpretaciones erróneas.

martes, 23 de marzo de 2010

SOY O NO SOY BIPOLAR?




Hoy en día es muy común escuchar en las conversaciones cotidianas que tal persona “es bipolar” o que cambia tanto de ánimo que “parece bipolar”. ¡Mucho cuidado! El trastorno bipolar es una enfermedad mental grave y no es correcto decir que alguien la sufre sólo porque nos parece.

Desde que se empezó a hablar del trastorno bipolar, muchos asumieron esta enfermedad como la explicación ideal para los cambios de ánimo que no se podían explicar. Así, empezaron a diagnosticar erróneamente y a la ligera a amigos y a parientes que a veces pasaban de la alegría a la tristeza o al mal genio con facilidad.

Para comenzar es importante saber que, aunque el nombre parezca nuevo, el trastorno bipolar no lo es. También se le conoce desde hace tiempo como enfermedad maníaco depresiva o depresión maníaca. Sólo que el término Trastorno Bipolar expresa mas claramente de qué se trata esta enfermedad.
“Bipolar” quiere decir que pasa de un polo a otro, es decir, se cambia de ánimo de forma drástica, de extremo a extremo. Por ejemplo, una persona puede pasar de sentirse eufórica, con mucha energía, a sentirse muy desanimada, triste y deprimida. Esto se conoce como pasar de la manía a la depresión.

También es importante aclarar que el trastorno bipolar es una enfermedad mental seria y no debe confundirse con un simple cambio de estado de ánimo. Todas las personas podemos pasar de la alegría a la tristeza en el mismo día con facilidad, especialmente cuando estamos estresados por mucho trabajo, angustiados por un problema o pasando por una etapa de cambios hormonales (mayormente las mujeres). Y es normal.

¿Cómo se puede saber entonces si alguien tiene un trastorno bipolar? Cuando esos altibajos anímicos son extremos, repetitivos (cíclicos), duran más tiempo que un mal genio o que el síndrome pre-menstrual de las mujeres, y algunas veces llegan a afectar la vida diaria. Además, estos cambios no se dan en el mismo día, sino que suceden después de varios meses.

El estado depresivo se puede identificar por que el paciente rechaza salir de la cama por días enteros. Puede dormir más de lo que normalmente dormía. Todo el tiempo se siente cansado pero es incapaz de dormir. No puede tolerar sitios con abundancias de ruidos (gritos).

En cambio, en el estado maniaco puede tener la sensación de poder hacer cualquier cosa, incluso algo peligroso o ilegal. Estas son las personas que necesitan dormir muy poco y nunca se sienten cansados, siempre se sienten llenos de energía. Pueden vestir llamativamente o gastar dinero extravagantemente, también pueden vivir temerariamente.
El deseo sexual está aumentado y quizás se aventure a tener un comportamiento sexual arriesgado. Experimentando alucinaciones o ilusiones.


En este enlace podéis realizar un test que se utiliza para ayudar a reconocer los síntomas de un posible trastorno bipolar. Puede ser utilizado como punto de partida, pero en ningún caso es un sustituto de una evaluación médica completa. El trastorno bipolar es una enfermedad compleja y sólo puede obtenerse un diagnóstico mediante una evaluación personal realizada por un especialista.

lunes, 22 de marzo de 2010

El enigma del café



El otro día os conté una historia del café, las tazas y la vida, hoy os propongo un acertijo.


El enigma del café

Esta mañana hablando con mi esposa, se le cayó un pendiente en el café.

Y aunque la taza estaba llena, el pendiente no se mojó.

¿Y eso?

¡Espero vuestras respuestas!

domingo, 21 de marzo de 2010

LA TASA DE NATALIDAD...



Hoy copio una entrevista que salió publicada el pasado 17 de este mes en la La Contra de La Vanguardia a Alicia Adserá. El tema es como afecta la tasa de fertilidad en la sociedad actual dependiendo de las leyes, de la prosperidad del país, de las necesidades, de los deseos, del poder adquisitivo, etc.

Como ejemplo la autora comenta que a sus 42 años, el vivir en Estados Unidos le ha permitido tener 3 hijos uno de ellos ya cursando estudios universitarios, mientras que una mujer con su misma edad en Cataluña apenas tiene un bebé.

"Hoy en España tener muchos hijos es símbolo de estatus"




Alicia Adserà, demografa; investiga en el centro W. Wilson de la Universidad de Princeton. Tengo 42 años: en EE. UU. pude permitirme tener tres hijos y uno ya universitario; aquí mis amigas apenas tienen uno y aún bebé. Nací en Barcelona. Soy católica practicante y liberal en la línea del Vaticano II. Soy catalanista. Colaboro con el Instituto de Tendencias Sociales del Iese


Los países pobres, a medida que se desarrollan, frenan su demografía:  tienen menos hijos...
... 

... Porque acceden a los anticonceptivos y el Estado es cada vez más eficaz en sustituir a los hijos como proveedores de seguridad y recursos en la vejez.

Tiene su lógica. 

Así, la tasa de fertilidad de un país decrece a medida que aumenta su prosperidad.

Como ha sucedido en el sur de Europa.

 
Hasta caer, como España o Italia, por debajo de la tasa de reemplazo - la que evita que un país pierda población-(2,1 hijos). En España llegó al 1,1.

Nos quedábamos sin niños. 

Ahora ha habido un repunte de nacimientos hasta el 1,3-1,4 por dos factores: la inmigración - más prolífica al principio aunque adopte enseguida la baja fertilidad del país de acogida-y porque muchas españolas posponen hasta el límite su maternidad, pero al final se deciden; en cambio las italianas a cierta edad ya suelen renunciar.

¿La prosperidad siempre aleja a un país de la natalidad? 

Cuando los países superan determinado nivel de riqueza, la natalidad vuelve a repuntar. Los países más prósperos y equitativos han logrado invertir esa proporción y, cuanta más riqueza consiguen y mejor repartida, más hijos vuelven a tener.

Por ejemplo... 

Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda, Canadá o los países escandinavos...

¿Por qué vuelven a tener niños? 

Porque la prosperidad bien gestionada en un sistema institucional eficiente permite a la mujer tenerlo todo: profesión y maternidad y, además, a una edad biológicamente más conveniente para tener más hijos. 

¿Cómo lo consiguen? 

En general podemos hablar de dos sistemas: el liberal anglosajón y el escandinavo, que socializa la familia. En Estados Unidos, para empezar, la flexibilidad laboral da más opciones y permite... 



Aquí flexibilidad suena muy mal. 

Porque "flexibilidad laboral" aquí es el eufemismo del que se abusa para encubrir la precarización laboral y salarial, que son precisamente las que frenan la maternidad.

Es lógico que no quieras ser madre si no tienes un futuro que ofrecer a tu hijo.

 
Nada disuade más de la maternidad que la inseguridad económica, la falta de confianza en el futuro y el saber que, si dejas tu empleo para ser madre, tendrás que renunciar a tu carrera y tal vez a un trabajo digno.

Pues es lo que sucede aquí y ahora. 

Por eso cuando se habla de fomentar la natalidad y se limitan a mencionan los permisos de maternidad o el cheque bebé o las subvenciones, se olvida lo fundamental: ¿qué es lo que nos decide a ser padres?

¿. ..? 

La confianza en el sistema económico y las instituciones sustanciado precisamente en la seguridad de las madres de que podrán dejar su carrera, su empleo y volverán a encontrar otro cuando quieran. Y no se trata sólo de pensar en los dos primeros años del bebé, sino en los 18 años, por lo menos, que tu hijo tardará en ser autosuficiente...



¿EE. UU. da esa seguridad? 

La flexibilidad laboral permite allí una creación continua de empleo. Cuando una madre abandona su trabajo sabe que encontrará otro cuando quiera. También sabe que encontrará uno a tiempo parcial si lo necesita. Recuerde que en España las leyes laborales del franquismo penalizaron el contrato a tiempo parcial para preservar el estatus del sacrosanto padre de familia.

¿EE. UU. da a todos esa oportunidad? 

Entre un cinco y un diez por ciento de la población queda excluida, cierto, pero la gran mayoría se beneficia de ella, como yo.

Cuéntenos su experiencia. 

A los 42 años he podido tener un hijo casi universitario y dos adolescentes, porque me he beneficiado del sistema de EE. UU. cuando mis amigas coetáneas catalanas si tienen hijos, es uno y todavía bebé.

EE. UU. es un país muy religioso. 

Pero abierto y plural. Yo diría que la ideología influye pero es decisivo saber que no pagarás tu maternidad con una degradación de salario y categoría y que habrá oportunidades para ti. YenEE. UU. las tienes. Y también en esos países que de algún modo han socializado la familia como los escandinavos. Allí, por la otra vía: gracias a una gran intervención del Estado.

¿Y aquí nos ve muy lejos de lograrlo? 

Las medidas natalistas por sí solas no son las que deciden a tener hijos, sino la confianza a largo plazo en la prosperidad económica y en que habrá instituciones eficaces que permitirán transformarla en oportunidades de empleo y carrera para las madres.

Veo que la sostenibilidad de las pensiones no se arregla con un cheque bebé. 

Para permitir a las mujeres realizar su derecho a ser madres tendríamos que reformar la economía del ladrillo que nos condena a etapas depresivas tras prosperidades concretas. En los dos próximos años, que serán económicamente duros, veremos una caída de nuestra tasa de fertilidad.

¿La gran familia seguirá siendo una película del franquismo? 

No para todos. Un efecto del frenazo demográfico es que hay quien se puede permitir más de tres hijos y los exhibe como signo de estatus, como un Rolls, porque saben que hoy tener hijos es un lujo. 

sábado, 20 de marzo de 2010

La vida es el café !!!




Un grupo de profesionales, todos triunfadores en sus respectivas carreras, se juntó para visitar a su antiguo profesor...
 
La reunión se enfocó acerca del interminable estrés que les producía el exceso de trabajo y la vida en general.
 
El profesor les ofreció café, fue a la cocina y regresó con una cafetera grande y una selección de tazas de lo más selecta: 

De porcelana, plástico, vidrio, cristal, unas sencillas y baratas, otras decoradas, unas caras, otras realmente exquisitas...




Tranquilamente les dijo que escogieran una taza y se sirvieran un poco del café recién preparado.
 
Cuando lo hubieron hecho, el viejo maestro se aclaró la garganta y con mucha calma y paciencia se dirigió al grupo:
 
Se habrán dado cuenta de que todas las tazas que más bonitas se terminaron primero y las que quedaron son de las más sencillas y baratas.

Lo que es natural, ya que cada quien prefiere lo mejor para sí mismo.
 
Esa es realmente la causa de muchos de sus problemas relativos al estrés.
 
Continuó: Les aseguro que la taza no le añadió calidad, ni aroma al café. 

En verdad la taza solamente disfraza o reviste lo que bebemos.
 
Lo que ustedes querían era el café, no la taza, pero instintivamente buscaron las mejores. 



Después se pusieron a mirar las tazas de los demás.
 
Ahora piensen en esto: La vida es el café

Los trabajos, el dinero, la posición social, etc. son meras tazas, que le dan forma y soporte a la vida y el tipo de taza que tengamos no define ni cambia realmente la calidad de vida que llevamos. 

A menudo, por concentrarnos sólo en la taza dejamos de disfrutar el café.

viernes, 19 de marzo de 2010

Mañana ya es PRIMAVERA !!!

Honey Suckle - Madreselva




Si estás en el hemisferio norte como yo, mañana estrenamos una nueva primavera, para mis amigos del otro hemisferio entráis en el otoño.

Efectivamente…  la primavera está entrando. Y con ella el campo sale de su letargo. Silvestres o de jardín, muchas flores están a punto de estallar. ¿Estás preparado? [Nota: también hay tipos de flores que florecen en otoño, así que también va por ti si vives en el hemisferio sur].

Chicory- Achicoria

Llega la primavera y con ella los tópicos acerca del amor. Enamorarse en esta estación del año es un cliché tan trillado que se asocia con la mala poesía, pero Harris Interactive ha presentado un estudio fidedigno acerca de cómo las estaciones del año varían la conducta amorosa humana. Parece que el saber popular tenía razón, un 28% de los europeos eligen la primavera para buscar pareja.


Centaury - Centaura 


Ya lo dice el refrán “La primavera la sangre altera

La primavera, una palabra que viene del latín y que significa primer verano, se caracteriza, como todo el mundo sabe, por un aumento paulatino de las temperaturas y de la luminosidad. Y a más calor y luz mayor aumento de las sensaciones placenteras y de la producción de hormonas, como la melatonina y las feromonas, determinantes para la actividad sexual. La primavera ánima más, lo que hace es mejorar el carácter, las ganas y animar a salir, a relacionarse. Llega un momento en que la ropa te empieza a sobrar y eso conlleva una mayor predisposición a las relaciones sociales.


Video: Vivaldi-La Primavera-Las cuatro estaciones



jueves, 18 de marzo de 2010

MEDITERRANEO - Joan Manuel Serrat




Joan Manuel Serrat es un poeta, en el más amplio sentido de la palabra. Primero porque sus letras tienen una calidad y una profundidad digna de cualquier autor estudiado en Literatura Contemporánea. Segundo porque no sólo escribe, sino que compone música para sus letras, como los antiguos aedos grecorromanos o los trovadores medievales, con los que está emparentado directamente al compartir con ellos el primigenio sentido de la poesía, cuando la lírica no se concebía sin música, sino como la perfecta simbiosis entre ésta y la palabra.

Y por último porque los genios siempre se reconocen entre ellos y Serrat ha puesto música  y cantado composiciones de gente como Antonio Machado, Miguel Hernández, Rafael Alberti, León Felipe, Luis Cernuda, Joan Salvat-Papasseit, Josep Carner, Pere Quart, Mario Benedetti, Eduardo Galeano, Luis García Montero...

Sea por lo que fuere, los artistas rara vez logran reunir acólitos a los dos lados de esa absurda frontera. Joan Manuel Serrat es uno de ellos, tan admirado por sus colegas (poetas, cantantes, escritores…) como reconocido por la crítica. Y lo que es más importante: honrado por el pueblo que, al cantar sus canciones, ha introducido la obra del de Poble-sec (barrio donde nació y vivió de Barcelona) dentro de la cultura popular común.

De entre toda su obra original una de mis canciones preferidas no es otra que Mediterráneo, ¿será por mi pasión por el mar Mediterráneo?, escogida en 2004 como la mejor canción popular española y perteneciente al disco homónimo publicado en 1971.

El álbum ‘Mediterráneo’ es, en palabras de su autor, “un puñado de canciones que se escribieron entre agosto y noviembre de 1971 en Calella de Palafrugell (Girona), Fuenterrabía (Guipúzcoa) y Cala d’Or (Mallorca). Siempre junto al mar”.

Quizá porque mi niñez
sigue jugando en tu playa,
y escondido tras las cañas

duerme mi primer amor,
llevo tu luz y tu olor
por donde quiera que vaya,

y amontonado en tu arena
guardo amor, juegos y penas.

Yo,

que en la piel tengo el sabor
amargo del llanto eterno,
que han vertido en ti cien pueblos

de Algeciras a Estambul,
para que pintes de azul
sus largas noches de invierno.

A fuerza de desventuras,
tu alma es profunda y oscura.

A tus atardeceres rojos
se acostumbraron mis ojos
como el recodo al camino...

Soy cantor, soy embustero,
me gusta el juego y el vino,
Tengo alma de marinero...

¿Qué le voy a hacer, si yo
nací en el Mediterráneo?

Y te acercas, y te vas
después de besar mi aldea.
Jugando con la marea

te vas, pensando en volver.
Eres como una mujer
perfumadita de brea

que se añora y que se quiere
que se conoce y se teme.

Ay...

si un día para mi mal
viene a buscarme la parca.
Empujad al mar mi barca

con un levante otoñal
y dejad que el temporal
desguace sus alas blancas.

Y a mí enterradme sin duelo
entre la playa y el cielo...

En la ladera de un monte,
más alto que el horizonte.
Quiero tener buena vista.

Mi cuerpo será camino,
le daré verde a los pinos
y amarillo a la genista...

Cerca del mar. Porque yo
nací en el Mediterráneo...


martes, 16 de marzo de 2010

EL PACIENTE INGRESADO


Esta historia es real, aunque los nombres son ficticios para evitar que nadie se ofenda. Sé que no se puede catalogar a todo el colectivo que se encarga de velar por nuestra salud con el mismo patrón, pero por desgracia la historia que os cuento hoy suele ocurrir bastante a menudo.


EL PACIENTE DE LA 301.

 (Ring, ring, ring)

- Hospital General Buenos días.
- Si, Buenos días, quisiera hablar con alguien que me dé información sobre un paciente que está internado.
- ¿De qué paciente se trata?
- Se llama José González y está en la habitación 301.
- Un momento, le paso a enfermería.
- Buenos días, habla la enfermera Martínez, ¿en qué puedo ayudarle?
- Quisiera saber las condiciones clínicas del paciente José González de la habitación 301, por favor.
- Un minuto que voy a localizar al médico de guardia.
- Buenos días, habla el doctor Pérez, ¿en qué puedo ayudarlo?
- Verá doctor, quisiera que me informasen sobre el estado de salud de José González de la habitación 301.
- A ver, un minuto que consulto la ficha del paciente.
- Bueno, gracias
- Aquí está. Veamos, hoy se alimentó bien, la presión y el pulso se mantienen estables y está respondiendo bien a la medicación por lo que mañana le retiraremos el monitor cardíaco, si continua en esta línea le daremos el alta en dos o tres días.
- ¡Muchas gracias doctor, no sabe usted la buena noticia que acaba de darme! ¡Qué bien, que alegría!
- Me alegro hombre, ¿Quién es? ¿Su padre?
- No, no, que va, yo soy José González y estoy llamando desde la habitación 301, lo que pasa es que aquí todo el mundo entra y sale del cuarto cuando quiere, parece que hablan entre ustedes en chino, y a mí nadie me dice nada.

Aunque esta historia la debería haber etiquetado como “Gotas… para llorar” prefiero que se nos escape una sonrisa y le he puesto “Gotas… para sonreír”.

lunes, 15 de marzo de 2010

VIVIR SIN ANSIEDAD



Los desordenes de ansiedad provienen de una tendencia a predecir que ocurrirán cosas malas o terribles, incluso cuando no hay evidencias reales que indiquen que pueden ocurrir.

La ansiedad puede estar relacionada con creencias más amplias, como por ejemplo que el mundo es un lugar peligroso. Pero normalmente se reducen a situaciones específicas que la gente teme y evita.

Que hacer en caso de un ataque de ansiedad

Durante un ataque de pánico lo mejor que podemos hacer es sencillamente dejar que ocurra. Es recomendable refrenar el impulso de escapar de la situación y, simplemente, esperar a que pase. Los ataques de pánico no son peligrosos, sencillamente resultan incómodos o muy incómodos. Si ponemos todo nuestro empeño en que se vaya el ataque, solo conseguiremos reforzar nuestra convicción de que el ataque es peligroso. La creencia de que los ataques de ansiedad son algo que hay que evitar, en realidad hace que sea más probable que ocurran.

Como ayudar a la persona con ansiedad

Para la persona con ansiedad existen dos certidumbres: el mundo está lleno de peligros potenciales y sólo podemos sobrevivir si aplicamos todas las precauciones posibles.

Si deseas hacer reflexionar a un ansioso sobre sus miedos, deberás evitar discutir en caliente, tener mucha paciencia y tolerancia. Darle tiempo para cambiar, es una ayuda a largo plazo. Y siempre respetándole al máximo y no juzgándole.

Para la persona ansiosa, sus inquietudes son fundadas, una forma de ayudarles es ofrecerles a que asuma el riesgo de renunciar a un hábito y hacer pequeñas pruebas. Acompañándoles y demostrando que no ocurre nada y que se puede sobrevivir.

Como combatir la ansiedad

La mejor terapia para eliminar la ansiedad es aprender a cambiar los pensamientos y comportamientos que contribuyen a los problemas del miedo.

Realizar prácticas de relajación o canalizar la ansiedad en actividades artísticas también ayudan a rebajar los niveles de ansiedad, así como seguir unos hábitos de vida saludables.

En el libro “10 soluciones sencillas contra el pánico” podemos leer “Unos malos hábitos de salud pueden hacer que resulte más difícil hacer frente al estrés y pueden exacerbar tu ansiedad. Concentrarte en tus hábitos de salud implica asegurarte de que tus necesidades nutricionales estén cubiertas, de que tengas buenos hábitos para dormir y de incorporar la actividad física a tu vida”.

Si padeces de ansiedad o miedo a lo que pueda ocurrir, las flores del Dr. Bach favorecen su desaparición.


domingo, 14 de marzo de 2010

MADRES Y MALABARISTAS de Nora Rodríguez


Ser madre es una profesión difícil. Mucho más dificultosa aún cuando tiene que compaginarse con la otra profesión: la pública, la visible, la que llevan a cabo las mujeres todos los días en oficinas y empresas de todo el mundo. Madres y malabaristas, de Nora Rodríguez, no es otro libro descriptivo acerca de lo complicado que es ser madre y trabajar en el siglo XXI. Este es un libro para empezar a cambiar. Una obra práctica con herramientas concretas para ayudar a las mujeres a integrar dos mundos que a menudo aparecen demasiado separados entre sí.

Según Nora Rodríguez la autora, a pesar de los avances de la mujer en los últimos años, nos hemos quedado a medio camino en el reconocimiento de las madres que trabajan. Se ha defendido a la mujer trabajadora, pero la sociedad y los poderes públicos se han olvidado de la madre, la que hace triple jornada: trabajo, casa e hijos.

Os dejo una pequeña historia de este libro.

«En cuanto llego al trabajo miro el reloj. A las 9.00 es la hora perfecta para llamar a mi marido y preguntarle cómo ha ido la entrada de nuestro hijo mediano al colegio.

A las 10.00 llamo a mi suegra para que me cuente cómo ha ido la entrada al colegio del mayor y saber qué hace la pequeña, si se ha tomado el bibe­rón y si duerme. A las 11.00 me suena la alarma del móvil.

Es la hora de sacarme leche, así que me paso unos veinte minutos en el baño de mujeres intentando no hacer demasiado ruido con el maldito trasto. Desde ese momento y hasta la hora de comer, es el único rato en que podría abstraerme y dedicarme por completo a mi trabajo, pero para entonces no puedo evitar pensar si no debería sacarme otra vez leche, si será suficiente para garantizar la producción, etc.

Claro está, así no hay quien trabaje, y algo en mi interior quiere gritar: “¡Quiero volver a ser yo misma!” Total, se acaba la jornada laboral y regreso a casa con mi neverita y mis 100 mililitros de leche para que se tome mi hija en el desayuno del día siguiente. Al llegar a casa, a na­die se le ha ocurrido que hacía falta poner una lavadora, mis suegros dejan a los niños en la puerta sin informarme de lo que han merendado, dormido o hecho, no he podido ir al curso del ayuntamiento ni voy a poder asistir a la reunión del colegio del mediano a las nueve de la noche sobre las actividades ex­traescolares.

Tendrá que ir su tía, que es quien siempre me sal­va cuando las cosas me superan. Para acabar de redondearlo, mis hijos, al verme, quieren que los coja en brazos a todos, y yo me desvivo por ellos, pensando que soy una mala madre por pensar en dejarme caer en el sofá durante unos minutos. 


El bebé llora desconsolado porque no puedo dedicarle mi aten­ción, mientras mis hijos me explican que han hecho música en el cole y que se lo han comido “todo-todo-todo”. Antes de dor­mir, como cada noche, me preparo la ropa para el día siguien­te. Y pienso que me pondré algo bonito para que nadie sospeche que estoy mal, que no llego a ninguna parte, que no soy una supermujer, ni una supermadre.»

¿Te identificas con esta historia? ¿Has oído algo similar? Comparte tú historia u opinión con todos nosotros.

Las 10 gotas... más leídas en la última semana

Las 10 Gotas... más populares