Google+ Followers

domingo, 31 de enero de 2010

¡NO PUEDO DEJAR DE COMER, por mucho que lo intento!


Quizás estés intentando dejar de comer de comer, fumar o cualquier otro hábito que te gustaría abandonar porque sabes que te es nocivo para la salud.

“No tengo hambre pero como igual”. “No puedo frenarme cuando algo me gusta” “Cuando me doy cuenta voy por el tercer plato”.

Si estás frases te suenan, este artículo te ayudará.

En este artículo vamos a hablar del ansia por la comida, pero se puede aplicar a cualquier otro tipo de adicción.

Primero averiguar las causas de la ansiedad por la comida

Os propongo, como norma, que hagamos un poco de detectives de nuestro propio caso y que lleguemos al final de la investigación de qué es lo que nos está haciendo comer así.

O sea, el tema no está en encontrar algo que nos quite el hambre sino porqué como tanto.

Así esta misma pauta nos valdrá para cualquier otro hábito como el fumar, el alcohol u otro tipo de adicción.

Muy a menudo, la ansiedad por la comida es producida por factores como el estrés o el exceso de preocupaciones. En este caso hemos de reflexionar si ese tema tiene solución y si no la tiene, ver qué cambio de actitud podemos tomar nosotros.

No te olvides de respirar

El ejercicio físico es indispensable en casos de ansiedad por la comida ya que ayuda a descargar las tensiones y a oxigenarnos con lo cual disminuye la ansiedad por la comida.

Practicar la respiración o el Yoga también será beneficioso.

Hay que tener en cuenta que cuando estamos más nerviosos o angustiados siempre cambia nuestra respiración que se vuelve más superficial y rápida.

Hay que tomar consciencia de la respiración y aprender a controlarla. Si respiramos de un modo más pausado y profundo nuestro estado de ansiedad también tiende a desaparecer.

Aunque no lo parezca es una de las pautas básicas para el tratamiento de la ansiedad por la comida.

Ansiedad por la comida y necesidad de amor

Cuando alguien se siente feliz dice a menudo que se siente satisfecho, lleno de felicidad. Es evidente que hemos de reflexionar sobre las emociones que tenemos habitualmente y hemos de sanar esos aspectos negativos como los celos, la ira, la envidia o la necesidad de tener más y más.

Al principio del artículo hemos comenzado diciendo que hemos de hacer un poco de detectives de nosotros mismos y es a nivel emocional donde hemos de hacer un análisis más profundo. Normalmente siempre que hay ansiedad por la comida o a cualquier otra cosa (alcohol, drogas, relaciones de pareja destructivas, etc.) siempre hay una gran falta de autoestima.

Aprender a querernos un poco más, aceptándonos como somos y valorando nuestras virtudes es un primer paso para amarnos y sentirnos amados.

Es el primer paso para sentirnos llenos.

Pasos para mantener el autocontrol

Observa lo que ocurre cuando malgastas el tiempo en sentirte desanimado, temeroso o le das vueltas a la cabeza. No te juzgues, simplemente date cuenta de la cantidad de energía y emociones que derrochas sintiéndote mal inútilmente.

Prepárate para las recaídas, después de todo estás enseñando a tu mente a asumir una respuesta automática diferente a la habitual. Y si recaes, confía en ti, ¡seguro que tú puedes!


Conclusión sobre la ansiedad por la comida

Sintiéndonos satisfechos de nuestra vida tendremos un mayor control sobre lo que comemos ya que no dependeremos de algo externo para sentirnos por fin satisfechos.

De lo único que hemos de tener siempre hambre es de aprender, de amar, de compartir y de ser más felices.


sábado, 30 de enero de 2010

NO ONE - Alice Keys


Alicia Augello-Cook, más conocida como Alice Keys nació el 25 de enero de 1980 en Nueva York.

A los 7 años ya estaba sentada al piano y aunque ahora prefiere tocarlo de pie, desde entonces no se ha separado de él. Ha demostrado su talento musical con los cinco discos que tiene en el mercado. Como actriz ha comenzado una carrera constante que le lleva a participar en un título al año, y que demuestra que sirve para algo más que para poner la banda sonora con su impresionante voz.

Pronto se vio que a la pequeña la música se le daba a las mil maravillas así como la auténtica pasión que sentía por este arte. Así que a pesar de ser una niña continuó con sus estudios musicales hasta que se graduó con las mejores calificaciones en la Professional Performance Arts School de Manhattan con 16 años. Fue entonces cuando le ofrecieron la posibilidad de estudiar en la Universidad de Columbia, pero Alicia declinó la oferta porque estaba completamente volcada en el mundo de la música. Y es que con 14 años ya había compuesto su primera canción.

Os dejo el video de la canción No One con subtítulos en español. ¡Que lo disfrutéis!


viernes, 29 de enero de 2010

Los sintomas del cuerpo son emisiones de emociones ignoradas



Hoy os paso un articulo aparecido en La Contra de La Vanguardia (27/01/2010) , habla de la Reverse Therapy, terapia que cura las enfermedades físicas buscando el origen en el cerebro emocional. 


¿Os suena? Esta terapia, al igual que las Flores de Bach o Gotas de Armonía como a mi me gusta llamarlas, trata las emociones para solventar los síntomas físicos. 



John Eaton, doctor en Psicología, creador del método Reverse Therapy. Tengo 53 años. Nací y vivo en Londres. Casado y con dos hijos y una nieta. Licenciado en Filosofía y doctorado en Psicología, pero desde el año 2002 sólo trabajo con la Reverse Therapy. Debería haber menos gobierno. Soy liberal y poco espiritual. Me interesa la filosofía budista


"Tras todo síntoma subyace una emoción ignorada"


Cómo llegó a la Reverse Therapy? 

En 1996 mi esposa desarrolló una enfermedad neurológica autoinmune: neurosarcoidosis. Los dedos de los pies y de las manos y parte de la cara se le inflamaron hasta quedar paralizados.

Usted entonces era psicoterapeuta... 

Las causas de las enfermedades autoinmunes (el organismo ataca las propias células) son desconocidas, pero cada vez está más claro que los factores emocionales son importantísimos en su evolución. Ivonne arrastraba problemas en el trabajo, dos hijos pequeños y pérdidas familiares.

... Y quiso ayudarla. 

Sí, me puse a trabajar con las teorías del doctor Ernest Rossi, que demostró que los síntomas aparecen cuando la inteligencia corporal recuerda experiencias difíciles y almacena esa información en el cerebro emocional, y en cualquier parte del cuerpo, en forma de memoria química.

¿Al vivir una experiencia similar se activa la memoria química del cuerpo? 

Sí, la conciencia del cuerpo utiliza los síntomas como código para mostrarnos que nos encontramos ante una situación difícil que debemos gestionar.

¿Qué es la conciencia del cuerpo? 

Es un tipo de inteligencia organizada cuyas funciones son: procesar emociones y recordarnos emociones vividas en el pasado, activar las glándulas y otros centros de información, los mecanismos de defensa y crear emociones para guiar nuestras acciones.

¿Esa es la base de la Reverse Therapy?

Sí, entender que el cuerpo no se comunica con nosotros a través de palabras o pensamientos, sino a través de sentimientos, sensaciones o síntomas.

¿Así trata el síndrome de fatiga crónica (SFC) y la fibromialgia? 

Defiendo que su causa es la manifestación, a través del cuerpo, de una serie de síntomas (alteraciones glandulares). Se trata de un trastorno del eje HPA (eje hipotálamo-pituitario y glándulas adrenales).

¿Qué provoca este trastorno? 

No se trata de un problema exterior que impacta en la persona: estamos hablando de interacciones complejas entre el cerebro y el entorno, la persona, otras personas, las actitudes... Cuando la persona no logra adaptarse a determinadas circunstancias, se aumenta la carga alostática del cuerpo.

¿Qué es eso? 

La cantidad de información que el cuerpo tiene que procesar. El problema es que, cuando el cuerpo detecta un error, no puede ignorarlo, tiene que intentar arreglarlo; así crea más problemas y llega el desarreglo.

¿Cómo actúa usted? 

Ayudo a entender los síntomas, clarificar su mensaje y su causa, y les enseño habilidades que les ayuden a adaptarse. En un 80% de los casos los síntomas llegan a revertir a no ser que los tejidos ya estén dañados.

¿Cuál es la esencia? 

Aprender a no dar tanta importancia a la mente racional. Los seres humanos tenemos un neocórtex cerebral muy desarrollado, lo que nos ha permitido crear sistemas de organización de pensamiento complejos; pero es una bendición y una maldición.

¿Por qué? 

La inteligencia intelectual trabaja con normas y con reglas, y hay personas que no se adaptan bien a ellas, las sobrecargan. Al mismo tiempo, la inteligencia del cuerpo actúa como un sistema de radar y está controlando la carga alostática, busca el equilibrio.

¿La mente del cuerpo no depende de la mente intelectual? 

Son semiindependientes. Si alguien tiene demasiados plazos fijos de entrega, acumula frustración y sale del trabajo con dolor de cabeza o de estómago; la mente intelectual le dice que debe continuar, pero el cuerpo no se adapta. Entonces, el cuerpo sube el cortisol para que el sistema inmunológico descienda, o sea, intenta parar a la persona para ahorrar recursos, pero la mente quiere más y no obedece: ahí tenemos la enfermedad.

¿Comprender los síntomas sana? 

Tomar la acción apropiada. Tras todo síntoma subyace una emoción que ha sido ignorada. Etimológicamente, emoción viene de movimiento,produce cambios en el cuerpo químicos, neurológicos, glandulares, para llevar a un movimiento. Cuando la acción se ha tomado, se restaura el equilibrio del cuerpo y la emoción desaparece.

Entiendo. 

Si esa acción que nos demanda el cuerpo no es atendida, el cuerpo irá aumentando el volumen de la emoción que se está bloqueando; así el enfado, que es una emoción primaria, se convierte en rabia, en tensiones, dolor de cabeza, náuseas..., en síntomas.

¿Cuál es su conclusión tras años tratando con pacientes? 

Es algo un poco controvertido: creo que los seres humanos en Occidente somos excesivamente racionales y tendríamos que estar mucho más conscientes de nuestra inteligencia emocional y nuestra intuición.

¿Cómo educarlas? 

Aumentando la conciencia, y para ello hemos de ir más despacio, escuchar más a nuestro cuerpo y menos a nuestra mente. Y creo que el problema que padecemos la mayoría es que no hemos aprendido a comunicarnos de manera eficaz. Pasamos demasiado tiempo discutiendo y poco escuchándonos. Una parte importante de mi trabajo es enseñar habilidades de comunicación. 










jueves, 28 de enero de 2010

miércoles, 27 de enero de 2010

Fantasías sexuales



Vivimos una época en la que se hace alarde de la apertura sexual, de una mayor tolerancia con respecto a los gustos sexuales, no obstante, la vergüenza que se genera alrededor de estos temas es algo común para muchas personas y tan sólo el hecho de querer expresar sus deseos y fantasías sexuales, a menudo, les supone un intenso pudor, un miedo hasta cierto punto comprensible; si tomamos en cuenta que pese a la época actual tan abierta en que supuestamente habitamos, aun no estamos exentos de ser juzgados por personas que presumen de ser dueños de la verdad absoluta, mostrando tan sólo su ignorancia e intolerancia con frases o desplantes humillantes hacia personas, las cuales tienen por único delito el ser y pensar de forma diferente al resto de la población.

Muchas veces las cargas religiosas y morales que nos han inculcado nuestros padres, en la escuela, la iglesia, los amigos, etc., pueden ser losas demasiado pesadas y evitan que estemos en contacto pleno con nuestros deseos y fantasías, sobre todo con respecto al sexo, pues nadie nos ha enseñado cómo debemos “pensar, actuar, hablar e imaginar” en cuanto a sexo se refiere.


¿Qué son las fantasías sexuales?

Son pensamientos e imágenes sobre temas sexuales que nos llevan a sentir sensaciones corporales placenteras. Como están en nuestra imaginación, en lo irreal, podemos transformar estos pensamientos o imágenes en lo que más nos guste; no hay límites y todo está permitido: podemos ser o hacer todo aquello que en nuestras vidas reales y sexuales no nos permitimos.


Las necesidades básicas o naturales son respirar, alimentase para saciar el hambre, y beber para calmar la sed. Igualmente, existen necesidades sexuales instintivas que tienen que ver con la supervivencia de la especie. Estas necesidades, en los seres humanos, se hacen más complicadas y se preparan elaborados platos o se toma, además de agua, otras bebidas. En el caso de la sexualidad, tenemos sentimientos y emociones, más allá de la satisfacción sexual simple.

Las necesidades se van haciendo exigentes. Queremos comer alimentos sofisticados, cocinados de distintas maneras. Queremos tomar bebidas refrescantes, sabrosas, con distintos sabores, además del agua. En la vida sexual, muchas parejas se aburren de una misma manera y comienzan a buscar también formas sexuales y de amor más sofisticadas. Todo ello, porque en la relación de pareja, a pesar de que exista mucho más amor, el sexo deja de ser tan apetecible si falta motivación o si se carece de innovación.

Por medio de las fantasías nos expresamos sexualmente, así mismo, las podemos utilizar para lo que queramos: para sentir deseos sexuales, para excitarnos, para divertirnos...

Por ello las fantasías pueden ser una fuente de crecimiento personal, de autoconocimiento, de placer, de juego, de creatividad... A partir de las mismas podemos entender muchas de nuestras actitudes relacionadas con la sexualidad y con nuestros valores.


Estas fantasías no deben generar angustia y la persona debe sentirse a gusto con ellas. La ventaja es que podemos llegar hasta donde queramos y podemos pararlas en el momento deseado


¿Por qué se consideran las fantasías sexuales un tema tabú?

Como con cualquier otro tema relacionado con la sexualidad, con nuestros cuerpos y con nuestras mentes, se han formado muchos mitos y muchos tabúes: se piensa que las fantasías que tenemos son el resultado de algo que reprimimos en nuestro interior, por ello le ponemos connotaciones negativas e intentamos no hablar de las mismas.

Porque siempre se han asociado con la inmadurez, la infidelidad, la inmoralidad, el pecado, lo prohibido...

Porque en nuestras fantasías todo está permitido, no tenemos censura, sólo lo que nosotros/as queramos poner. Probamos experiencias, sensaciones, deseos, sentimientos que socialmente están prohibidos o mal vistos.

Algunas culturas y religiones consideran que el pensamiento y el acto es lo mismo, así que si pensamos en cosas raras o inmorales estamos  cometiendo un grave pecado, como si lleváramos al plano de  la realidad esos pensamientos.

Porque se consideran como algo muy intimo, que pueden desvelar aspectos muy secretos de nuestra personalidad y que no hay que contar. Mejor no compartirlas, pues nos podemos avergonzar de lo que pensamos, o quizá podamos llegar a creer que tenemos que llevarlas a la práctica.


Porque se sale del modelo de expresión sexual que nos han inculcado desde la niñez y durante toda nuestra vida.


¿Qué funciones tiene, para qué sirve?

De alguna u otra manera, todos y todas tenemos fantasías sexuales, como imágenes fugaces pasajeras e involuntarias, o historias con principio y fin que recreamos en nuestras mentes de manera voluntaria.

La fantasía tienen una función muy importante en nuestra vida emocional, y pueden servir para:

- Expresar nuestros deseos sexuales y nuestros sentimientos.

- Evadirnos de la vida real, de la monotonía, de lo que no nos gusta.

- Aumentar o iniciar la excitación sexual, tanto en relaciones sexuales en pareja como con nosotros/as  mismos/as (hay personas que necesitan utilizar algún tipo de fantasía para sentir un orgasmo).

- Sentir excitación sexual sin ningún tipo de riesgo: sexo seguro.

- Descargar o liberar tensiones.

En definitiva, forman parte de toda nuestra sexualidad, y sirven para lo que cada uno/a quiera que sirvan, pues podemos transformar todo nuestro mundo real en lo que queramos.



¿Qué tipos de miedos pueden aparecer mientras fantaseamos?

A veces podemos asustarnos o confundirnos con nuestras propias fantasías, porque sentimos miedos:

- A ser infieles si pensamos o fantaseamos con otra persona que no sea nuestra pareja. Los pensamientos no son actos, la imaginación tampoco.

- Si pensamos que nuestras fantasías no tenemos porqué llevarlas a la práctica ni hacerlas realidad, podremos llegar a disfrutar mucho más con ellas

¿Podemos compartir nuestras fantasías?:


A veces las podemos compartir con nuestra pareja, y ello puede aumentar el nivel de comunicación.

Otras veces, podemos considerar que son algo íntimo y personal.

El caso es que cada cual decide qué hacer con sus fantasías, si guardarlas o no, compartirlas o no: son patrimonio exclusivo de cada uno/a. Cada persona tendrá que valorar si compartir sus fantasías tendrá consecuencias negativas o positivas en sus relaciones.

Cuando tengas algo de tiempo, puedes dedicar algunos momentos a la tarea de explorar qué ocurre en tu mente cuando fantaseas con respecto al sexo. No es necesario que se lo cuentes a nadie, es tu jardín secreto.

martes, 26 de enero de 2010

El poder de lo simple



EL PODER DE LO SIMPLE de Enrique Mariscal

Hoy os invito a leer un libro que nos enseña a aprender de lo sencillo, porque una vida sencilla es una vida plena, porque te dedicas a aprovechar al máximo aquello de lo que dispones y a no lamentar lo que te falta ni lo que desearías tener.
No hay nada peor que la adicción al deseo, porque nos condena a la insatisfacción permanente.
En estas 50 reflexiones, que nacen de una nueva forma de mirar la vida, Mariscal -profesor de Filosofía, licenciado en Psicología y en Ciencias de la Educación- define lo simple como aquello que no se puede descomponer ni destruir, lo que es principio y esencia, que no envejece y está siempre sucediendo. Por lo tanto, su poder se manifiesta en el ahora, en el momento presente.


Para llegar a descubrir y disfrutar de lo simple, el autor invita a reflexionar sobre las cinco eses que condimentan la sal de la vida: SOL, SILENCIO, SOLEDAD, SIMPLICIDAD Y SERVICIO. ¿Cómo? Navegando mentalmente por conceptos, emociones o sensaciones; dedicando un tiempo a la meditación, a la amistad, eligiendo la humildad, la lentitud... siempre desde una perspectiva positiva, espontánea y reflexiva.




Este libro intenta ser un oasis de reflexión; una toma de conciencia para luego seguir caminando con más horizonte. Sus páginas llaman al descanso, a la tregua, no está escrito para ganar a nadie; no propone una pasión triunfalista sobre ningún rival externo, no invita a más consumo innecesario. Propone, a través de estas cincuenta meditaciones, acercarnos al poder de lo simple, investigar sus señales, escuchar sus secretos. Cada paso requiere apertura, detenimiento, reflexión y cuidado. Carece de sentido apurarse para llegar al final, pues allí no hay nada significativo, el tesoro está en el camino, todo adquiere importancia en el andar mismo.


"La felicidad no es un fin, es un camino"

¿Consideras que aún estás a tiempo de saborear a tope la vida?

lunes, 25 de enero de 2010

¿Soy de los que hacen que las cosas sucedan?








El “Yo soy así, y no puedo cambiar” es auto destructivo, porque proviene de la idea falsa que no podemos cambiar por el solo hecho de que siempre hemos sido o hemos actuado de una determinada manera.

Excusarnos diciendo “no puedo evitarlo” o “es mi carácter” equivale a frenar nuestra capacidad de crecer, mejorar y decidir sobre nuestra vida.

Sobre esto, una conocida fábula habla de un elefante que lo habían atado a una pequeña estaca. Muchos estaréis cansados de estas fábulas, pero lo que sí es cierto es el gran potencial que tienen para dejar ideas en nuestro subconsciente.

El elefante encadenado a una pequeña estaca…


El elefante del circo estaba sujeto solamente por una cadena que aprisionaba una de sus patas a una pequeña estaca clavada en el suelo, enterrada solo unos centímetros en la tierra.

Aunque la cadena era gruesa y poderosa, me parecía que ese animal, capaz de arrancar un árbol con su propia fuerza, podría con facilidad arrancar la estaca y huir. ¿Que lo mantiene? ¿Por qué no huye? Era mi pregunta. Pregunte a las personas mayores y algunos me dijeron que el elefante no escapaba porque estaba amaestrado.


La pregunta entonces fue: - Si está amaestrado, ¿por qué lo encadenan?
No recuerdo haber recibido ninguna respuesta coherente. Con el tiempo hubo alguien que me dio la respuesta: El elefante del circo no escapa porque ha estado atado a una estaca parecida desde que era muy, muy pequeño. En aquel momento, el elefante empujo y tiro tratando de soltarse. A pesar de todo su esfuerzo, no pudo.

La estaca, era ciertamente, muy fuerte para él. Al día siguiente volvió a intentar, y también el otro, y el siguiente... Hasta que un día, el animal acepto su impotencia y se resigno a su destino. Este elefante enorme y poderoso que vemos en el circo no escapa porque.... CREE, que no puede. ¿Quién detiene su iniciativa? El mismo.


El tiene registrado en su recuerdo que no puede. Ello viene de su infancia, de aquella impotencia que sintió poco después de nacer. Y lo peor, es que jamás se ha vuelto a cuestionar seriamente si podía....


Jamás.... jamás intento poner a prueba su fuerza otra vez.


Muchas personas son un poco como ese elefante.


Nosotros debemos creer en los sueños, y tenemos que creer que nuestro futuro solo depende de nosotros mismos.

El mensaje de esta fábula es claro, que no hayamos podido hacer alguna cosa en algún momento de nuestra vida, no quiere decir que en el día de hoy no la podamos conseguir.

Aplicado a nuestros límites y a nuestra capacidad de cambiar cuando nos transmitimos mensajes como “es que soy tímido” “es que soy mal maestro” “es que no soy lo suficiente bueno en esto”, hacemos lo mismo que el elefante. Damos por sentado que no hemos progresado desde la última vez que lo intentamos, que es una manera cómoda de justificarnos, pero no nos ayuda a conseguir  nuestros objetivos vitales, ni facilita la empatía con las personas de nuestro entorno.



Como contó Henry W. Chesbrough, precursor de la innovación abierta; analista tecnológico en La Contra de La Vanguardia (18/01/2010)


Soy joven porque mis ideas lo son. Al innovador le guía la razón, pero le mueve la pasión por descubrir.

Cuando nos hacemos mayores, perdemos interés por la innovación...

[…]
Nokia fabricaba botas de goma, pero supo adaptarse e inventar móviles en los 80....

Todos queríamos tenerlo pequeñito.

Ganaba quien inventaba uno de menor tamaño, más duración de la batería y calidad de recepción... Competían con Motorola.


A las empresas, les ocurre lo mismo que a las personas, unas innovan porque son capaces de cambiar el “chip” de sus pensamientos y otras se estacan en “yo sólo sé hacer esto...”

¿Eres de los que dicen “No quiero dejar de ser quien soy”, o por el contrario dices, “Soy de los que hacen que las cosas sucedan”?

domingo, 24 de enero de 2010

Inteligencia emocional



¿Te gustaría gestionar mejor tus emociones? ¿Evitar tus sentimientos negativos?

La inteligencia emocional consiste en alinear la razón y la emoción, o lo que es lo mismo la mente y el corazón. Supone conocerse a uno mismo, comprender el porqué de muchos de nuestros comportamientos y actitudes.

Por desgracia, esto nos lo enseñaron. Muchos de los problemas que tenemos las personas son debidos a esa carencia.

Cambia los “debería…” por los “quiero para mi vida...”

La inteligencia emocional ha sido infravalorada hasta hace pocos años. En la actualidad ya está reconocido que la emocional es tan o más importante que nuestro cociente intelectual.

Las seis principales emociones innatas que tiene el ser humano son: el miedo, el enfado, el asco, la tristeza, la sorpresa y la alegría.

Si controlamos el miedo y la tristeza nos darán mucha seguridad.

El enfado y el asco controlados nos aportan serenidad.

Y la sorpresa y la alegría bien gestionadas nos ayudan a conseguir la superación.

Para conocer tu estado emocional reflexiona sobre estas cuestiones.

Autorregulación. ¿Gestionas correctamente tus emociones, canalizándolas según necesites?

Autoconciencia. ¿Sabes cuáles son tus puntos fuertes y débiles?, ¿te conoces interiormente? ¿Conoces tus necesidades y tus motivaciones?

Motivación. En un momento de debilidad o baja forma, ¿tienes un impulso interior que te ayuda?

Autoestima. ¿Te cuidas, te amas y valoras adecuadamente?

Empatía. ¿Te pones en la situación de los demás?

Habilidades sociales. ¿Te relacionas bien con los demás?



Las emociones desarmonizadas

Las emociones básicas se pueden manifestar con una carga negativa. El miedo con la angustia. La tristeza con la apatía. El enfado con la ira. El asco con la repulsión. La sorpresa con la parálisis y la alegría con la falsa euforia.


sábado, 23 de enero de 2010

¿Prejuzgamos?




Por lo general procuro presentarte historias breves y de una en una, sin embargo, hoy rompo la norma y os obsequio con DOS HISTORIAS y un video de regalo (todo por el mismo precio, por algo estamos en crisis ;-) ), son estupendos ejemplos de lo equivocados que pueden ser nuestros actos cuando prejuzgamos, cuando no nos tomamos el tiempo necesario para evaluar una situación en su verdadera dimensión.






EL PERRO Y EL CONEJO

Un señor le compró un conejo a sus hijos. A su vez, los hijos del vecino le pidieron una mascota a su padre. El hombre compró un cachorro Pastor Alemán.

El vecino exclamó:

¡Pero él se comerá a mi conejo!

De ninguna manera, mi pastor es cachorro. Crecerán juntos, y serán amigos. Yo entiendo mucho de animales. No habrá problemas.

Y parece que el dueño tenía razón. El perro y el conejo crecieron juntos y se hicieron amigos. Era normal ver al conejo en el patio del perro y al revés.

-Un viernes, el dueño del conejo se fue a pasar un fin de semana en la playa con su familia.

El domingo en la tarde el dueño del perro y su familia tomaban una merienda, cuando entró el perro a la cocina. Traía al conejo entre los dientes, sucio de sangre y tierra, y además muerto. Casi matan al perro de tanto agredirlo.

Decía el hombre:

- El vecino tenía razón, ¿y ahora qué haremos?.

La primera reacción fue echar al animal de la casa como castigo, además de los golpes que ya le habían dado. En unas horas los vecinos iban a llegar. Todos se miraban, mientras el perro afuera lamía sus heridas.

Uno de ellos tuvo la siguiente idea:

- Bañemos al conejo, lo dejamos bien limpiecito, después lo secamos con el secador y lo ponemos en su casita en el patio. Así lo hicieron; hasta perfume le pusieron al animalito. ¡Quedó lindo! 'parecía vivo', decían los niños, y allá lo pusieron, con las piernitas cruzadas como si estuviese durmiendo. Luego al llegar los vecinos se sintieron los gritos de los niños.

No pasaron cinco minutos cuando el dueño del conejo vino a tocar a la puerta, algo extrañado.


- ¿Qué pasó?, le dijo su vecino.
- El conejo murió.
- ¿Murió?
- Sí, murió el viernes.
- ¿Murió el viernes?
- Sí, fue antes de que viajáramos. Los niños lo habían enterrado en el fondo del patio...

Autor Desconocido

El gran personaje de ésta historia es el perro. Imagínate al pobre, desde el viernes buscando en vano por su amigo de la infancia. Después de mucho olfatear, descubrió el cuerpo enterrado.


¿Qué hace él? Probablemente con el corazón partido, desentierra al amigo y va a mostrárselo a sus dueños, imaginando poder resucitarlo.

El hombre tiene la tendencia a juzgar anticipadamente los acontecimientos sin verificar lo que ocurrió realmente.


¿Cuántas veces sacamos conclusiones equivocadas de las situaciones y nos creemos dueños de la verdad?






EL RETRASO DEL TREN

Cuando aquella tarde llegó a la vieja estación le informaron que el tren se retrasaría aproximadamente una hora. La elegante señora compró una revista, una botella de agua y un paquete de galletas para pasar el tiempo. Buscó un banco y se sentó preparada para la espera.

Mientras hojeaba su revista, un joven se sentó a su lado y comenzó a leer un diario.


Imprevistamente, la señora observó como aquel muchacho estiraba la mano, agarraba el paquete de galletas, lo abría y comenzaba a comerlas, una a una, despreocupadamente.


La mujer se molestó por esto, no quería ser grosera, pero tampoco dejar pasar aquella situación o hacer de cuenta que nada había pasado; así que, con un gesto exagerado, tomó el paquete y sacó una galleta, la exhibió frente al joven y se la comió mirándolo fijamente a los ojos.


Como respuesta, el joven tomó otra galleta y mirándola la puso en su boca y sonrió.


El diálogo de miradas y sonrisas continuó entre galleta y galleta. La señora cada vez más irritada, y el muchacho cada vez más sonriente.


Finalmente, la señora se dio cuenta de que en el paquete solo quedaba la última galleta. Con calma el joven alargó la mano, tomó la última galleta, y con mucha suavidad, la partió exactamente por la mitad. Así, con un gesto amoroso, ofreció la mitad de la última galleta a su compañera de banco.


- ¡Gracias! - Dijo la mujer tomando con rudeza aquella mitad.


- De nada. - Contestó el joven sonriendo suavemente mientras comía su mitad.


Entonces el tren anunció su partida...


La señora se levantó furiosa del banco y subió a su vagón. Una vez en su asiento, abrió su bolso para sacar la botella de agua y se quedó totalmente sorprendida cuando encontró, dentro de su cartera, su paquete de galletas... ¡intacto!


Por eso hoy quiero recordarte la importancia de la paciencia, de su importancia para que nuestras relaciones interpersonales mejoren, o para que al menos no se quiebren, no se hagan tensas. Es mejor cuando tomas la  vida con una sonrisa, en lugar de estar desconfiando de todo mundo.


Vivamos en paz y procuremos preservarla, evitemos los malos ratos, sobre todo los que surgen sin ningún motivo, que no tienen razón de ser. No te apartes de tu camino a la felicidad.







Video: ¿Prejuzgamos?


Y tú… eres de los que…   ¿Juzgas a primera vista o al primer comentario? ó ¿Escuchas y te preocupas por conocer la situación?

miércoles, 20 de enero de 2010

Imagine de John Lennon



Pocas canciones tienen tanta fuerza en su composición como "Imagine". Su creador, John Lennon mostraba en ella su espíritu libre de paz y amor, simple y llanamente PAZ y AMOR.

Era lo que reivindicaba en esta canción poseedora de lo más simple y a la vez más complicado, de lo más delicado y sin embargo robusto en nuestro interior, de lo más deseado y a la vez volátil. Tanto como lo fue la vida de John, asesinado por un fanático en unas fechas como estas, concretamente el 8 de diciembre de 1980.

Terminaba así la vida de uno de los músicos más influyentes de la música popular del siglo XX, elevado por sus seguidores a la categoría de mito, y al que en años posteriores se homenajeó en cientos de tributos, como por ejemplo sendos conciertos en Liverpool y Nueva York ante, respectivamente, 40.000 y 120.000 personas. En el año 2000 su ciudad natal, Liverpool, decidió cambiar el nombre de su aeropuerto, que desde entonces se denomina Aeropuerto John Lennon.

Ahora después de casi 30 años del asesinato de John. El mundo sigue Imaginando, así que esperemos que este 2010 tengamos  y podamos seguir soñando con el día que no haya más guerras en este planeta tierra.

Video: Imagine John Lenonn

martes, 19 de enero de 2010

Los niños cuando juegan... juegan



La sensación interna de falta de tiempo nos lleva a querer hacer muchas cosas a la vez para aprovechar el tiempo. Si en nuestro día a día escuchamos sin entender, leemos sin aprender, miramos sin fijarnos, comemos sin oler ni saborear, hablamos sin pensar, pensamos de forma automática, perdemos muchas oportunidades de disfrutar de una vida plena.


La atención tiene la capacidad de transformarnos,  por eso es tan importante mirar sin distorsionar la percepción con ideas y concepciones previas, sin utilizar imágenes, opiniones, juicios de valor, comentarios internos, interpretaciones almacenadas en la memoria.


Este vacío nos hace buscar convulsivamente, más variedad, más intensidad, para compensar lo que nos parece una vida sin sustancia.
La atención es una visión libre de prejuicios, sin condicionamientos, ni reacciones automáticas, normalmente los automatismos suelen basarse en la memoria del pasado y las expectativas del futuro, todo aquello que habitualmente consideramos bueno o malo también influye en lo que estamos percibiendo.



¿Por qué los niños logran estar en el presente de una forma mucho más plena, más natural?. Esto ocurre porque están libres de los aprendizajes que tenemos los adultos que no son correctos, condicionamientos, aprendizajes que acarrean sufrimiento, luchas entre lo que está bien y lo que está mal, la búsqueda del placer y la huida del dolor. Los adultos deberíamos de aprender de los niños esta virtud de estar en el presente. En realidad, cuando ellos están jugando, están jugando verdaderamente y se lo pasan bien. No están pensando en  otra cosa que no sea el jugar, no están pensando que deberían estar haciendo esto o aquello.


Os transcribo una entrevista que le realizaron a Susana Martínez- Conde, neurobióloga, que ha estudiado como el cerebro humano reacciona frente a las situaciones de la vida.



Susana Martínez-Conde, Neurobióloga. Tengo 40 años. Nací en A Coruña y vivo en Phoenix (Arizona), donde dirijo el laboratorio de Neurociencia Visual del Instituto Barrow. Estoy casada y tengo dos hijos, uno recién nacido. 


"Toda experiencia vivida es fruto de la imaginación"


Es usted fruto de mi imaginación?

Todo es fruto de la imaginación: cada experiencia vivida, cada persona conocida, cada objeto observado. El cerebro no reconstruye la realidad, sino que construye nuestra experiencia de la realidad.

¿Por mucho que quiera ser consciente de la realidad voy a inventármela? 

Existe cierta correspondencia entre nuestra percepción subjetiva y el mundo real, de lo contrario andaríamos chocando contra los muebles, pero mi percepción de los objetos no es exactamente idéntica a la realidad.

¿A qué se refiere? 

Si cojo un periódico y lo leo con luz artificial y con luz natural veo lo mismo: letras negras sobre fondo blanco; sin embargo, la cantidad de fotones que reflejan las letras negras con luz natural es mucho mayor.

Es decir…

No existe para el cerebro una experiencia absoluta de lo que es negro y de lo que es blanco, todo depende de con qué se le compare. Otro caso es el de la tercera dimensión: la información del volumen de los objetos no llega al cerebro porque nuestras retinas son bidimensionales. La tercera dimensión es una construcción cerebral, una ilusión.

¿Imaginar y ver es lo mismo? 

Mirar una imagen de una persona o cerrar los ojos e imaginar esa imagen de la persona activa los mismos circuitos del cerebro. Realidad e ilusión son fronteras ficticias.

Siendo así, ¿cómo estudia la realidad?

Precisamente las ilusiones visuales son una de nuestras herramientas más importantes para entender cómo el cerebro construye nuestra experiencia de la realidad.

... Y por eso ha llenado usted su laboratorio de magos e ilusionistas. 

Las ilusiones visuales y cognitivas desarrolladas por magos son muy útiles para estudiar las bases neuronales de la consciencia.

Cuénteme sus averiguaciones. 




Al mago no le importa tanto distraer la mirada del espectador como manipular su atención. El espectador puede mirar atentamente el truco y sin embargo no verlo, porque está prestando atención a otro lugar.

No es lo mismo ver que mirar. 

Exacto, que estés mirando algo no quiere decir que esa información se esté procesando conscientemente si la atención está puesta en otro lugar o está dividida, y esa es una de las técnicas de los magos: dividir la atención del espectador.

¿Y cuál es el valor científico de esta argucia?

 
Comprobar que nuestro cerebro puede disociar lo que es la atención de la información visual.

Entre sus colaboradores tiene a uno de los mayores carteristas de la historia. 

Apollo Robbins, que saltó a la fama porque fue capaz de robar todo tipo de objetos al personal del servicio secreto de Jimmy Carter. En un visto y no visto les sustrajo sus carteras, identificaciones oficiales, el itinerario oficial del presidente, sus armas y todo tipo de objetos sin que se enterasen.

Excelente colaborador. 

Robbins se dio cuenta de que podía manipular de manera diferente la atención del sujeto si realizaba un movimiento curvo o un movimiento recto con su mano. Utiliza un movimiento recto cuando quiere que la atención del sujeto vaya del punto A al punto B, y curvo si quiere que la atención se mantenga a lo largo de todo el movimiento. Sabemos que funciona, pero no por qué.

¿Cuál es su hipótesis? 

Que estos dos tipos de movimiento activan sistemas diferentes de movimientos oculares en el cerebro. El movimiento recto activa el sistema sacádico (un movimiento rápido del ojo) y el movimiento curvilíneo activa un movimiento suave.

¿Y? 

Durante el movimiento sacádico, mientras los ojos van de A a B, la percepción está suprimida. Vemos A y vemos B, pero no lo que ocurre entre A y B. Otro ejemplo.

... 

Con Johnny Thompson, el Gran Tomsoni, investigamos el papel de la risa en sus espectáculos de magia. Mediante la comedia consigue manejar la percepción del espectador. Según Thompson, cuando la gente ríe, el tiempo se para y su truco pasa desapercibido.

¿Existe una relación entre humor y descenso de atención? 

Todo apunta a una conexión importante entre emoción y atención que hoy por hoy es desconocida en neurociencia cognitiva.

¿A mayor emoción, menor atención? 

Esa es la hipótesis. Los magos no sólo juegan con la atención, sino que también introducen falsas memorias. El mago describe la acción que acaba de hacer pero no de la manera exacta como sucedió, y eso da lugar a que el espectador lo recuerde como lo describió el mago y no como en realidad pasó. Así, al final del espectáculo, el espectador no puede reconstruir lo que ocurrió.

... Le faltan piezas del puzle. 

Exacto, hay piezas que ha eliminado haciendo que el espectador preste atención a otro lugar y piezas que no corresponden. Por tanto, la reconstrucción no es posible.

¿Nadie puede? 

Nadie, porque son procesos muy generales que tienen que ver con el cableado de nuestros cerebros, a excepción de los autistas, que no responden a las claves sociales que utiliza el mago para manipular la atención. 

Fuente:  LA CONTRA de LA VANGUARDIA (19/01/2010)





Y tú, ¿Escuchas sin entender? ¿Miras sin fijarte? ¿Comes sin oler, ni saborear? ¿Piensas de forma automática?

Las 10 gotas... más leídas en la última semana

Las 10 Gotas... más populares