Google+ Followers

lunes, 6 de diciembre de 2010

REFLEXIONES POR NAVIDAD 2010



El otro día en mi Barcelona, ya encendieron las luces de Navidad y no sólo eso, todas las tiendas ya tienen todos los adornos navideños en sus escaparates.

Llega un año más la Navidad, otra vez se ha vuelto a colar casi de incognito en nuestras vidas, tengo que reconocer que estas fiestas me producen dualidad de sentimientos, por una parte me gustan por lo entrañables que son y esta misma situación de entrañables, hace que no me gusten porque pienso en las personas que no las pueden disfrutar.

Es época de amor y regalos… el otro día puse una frase incompleta... En principio era inocente, o al menos eso me lo pareció. Ya que se acercaban estas fiestas, pensé que en nuestra infancia siempre ha habido un juguete o algo que siempre habíamos deseado y nunca nos lo regalaron. Pero el tema, me hizo reflexionar un poco más allá gracias a todos vuestros comentarios (siempre bienvenidos por la luz  que nos aportan).

Cuando aparecen los adornos navideños, empieza la fiebre de la compra de regalos… Si se os ocurre pasar ahora por alguna tienda de juguetes…el espectáculo está asegurado… Un montón de papás con el catálogo en mano intentando buscar los millones de regalos que van a comprar para sus hijos…habiendo hecho antes un estudio de mercado con los múltiples catálogos…

Sí, sí, ya en estas fechas, cuando aún falta días, empezamos a estar estresados por la maravillosa Navidad. Pero lo curioso es que como no te espabiles vas a tener problemas en encontrar algunos juguetes…y si por un desastre no encontráramos los juguetes que nos han pedido nuestros niños ¡Es horrible!

Desde los medios de comunicación ya nos están bombardeando con los anuncios de juguetes a todas horas. Es muy probable que la palabra que más se oiga a los niños en estas fechas es: “esto también me lo pido” y nosotros como súper héroes allá que vamos a la jungla de las tiendas, a luchar como locos contra los otros millones de papás, para conseguir lo que nos ha pedido nuestro hermoso niño… ¡Viva el consumo!

Pero esto no se acaba aquí, además utilizamos con los niños un recurso muy útil y es: “cómo no te portes bien, los reyes no te van a traer nada de nada”. ¿Qué os parece?

Pero vamos a empezar a reflexionar hoy por el tema de los niños y los regalos. Son chocantes las ideas que nosotros y los medios de comunicación transmitimos a los niños: “Si no recibes regalos en reyes eres un pobre desgraciado, porque todos los niños reciben regalos en reyes”, “todos los niños en reyes deberían recibir un regalo porque si reciben regalos serán felices”, “es maravillosa la cara de ilusión de un niño cuando recibe un regalo”. ¿Qué curioso no?, medimos la felicidad de los niños en función de si reciben o no regalos, por tanto les transmitimos la idea de que los necesitan para ser felices.

Pero con esto aún no nos quedamos a gusto y, aún nos atrevemos con más pensamientos irracionales y les decimos cosas como: ¡los niños que no reciben regalos es porque son malos!

Ya les enseñamos a juzgar desde muy pequeños a los demás y a ellos mismos con ligereza…, a juzgar en función de lo que tenemos y no tenemos….

Y sí estas Navidades… el bolsillo no está para muchos regalos, recuerda que el mejor regalo no se paga con dinero.

Y sea como sea, decidamos o no comprar regalos, intentaremos no olvidarnos de estas reflexiones y a disfrutar de todo.

Os deseo a todos y todas para este año las mejores Navidades.

Un abrazo con mucho cariño…
David

Os dejo con este simpático vídeo de navidad:




También te puede interesar:

Reflexiones por Navidad - CREER EN TI

Deseos para el año nuevo


2 comentarios:

  1. Ufffffffffffffff!!!!!!!!!! me remontó a lo mal q la pasaba, , sabes? yo hacía la carta al "Niño Jesús" y como este no me traía nada entonces yo me creía una mala niña................
    Pero esta parte a mí no me atormenta, pese a que se q mamá y papá no se ocupaban de estos detalles, y no era por la parte económica, creo q como éramos tantos.............y yo una de las más pequeñas ya estaban "fastidiados".......jojojojo
    Bueno, el hecho es que jamás de los jamases........................jijijijiji.......tuve regalos de Niño Jesús ni ná de ná, casa de mis padres tampoco adornaban la casa de navidad, yo cambie eso cuando llegaron a vivir con nosotros dos sobrinas hijas de un hermano q quedó viudo, (ya tenía 14 años) y trato de ser comedida con mi hija y la navidad, q no la vea como la parte del materialismo, pero q tampoco le falten sus regalos y sorpresas. Por eso no justifico a los padres q maltratan a sus hijos y/o los abandonan emocionalmente, porque yo fuí una niña muy solitaria pese a tener tantos hermanos,y abandonada afectivamente en casa se veía mucho maltrato físico y emocional, y puede q no logre deslastrarme de esa cruz, pero no debo transferirsela a mi hija. Si yo no quiero o no puedo salir de ese foso no significa q la hunda a ella conmigo...........A mí me atormenta más la parte emocional, las carencias de cariño q la falta de regalos
    Un abrazo, aunque sea anónimo....................jijijiji

    ResponderEliminar
  2. ANÓNIMO, gracias por tu comentario, triste pero real.
    Los regalos siempre nos gustan, y si no los hay puede que nos sintamos tristes, muchas veces por el hecho de compararnos con otros que si los han tenido.
    Pero lo que nunca... nunca olvidamos es la falta de amor. Esta herida nos persigue toda nuestra vida y nos marca.
    Y como tú muy bien nos cuentas, lo importante es que sepamos romper esa cadena de falta de cariño hacía nuestros hijos.
    Amala mucho y no dejes que nadie ni nada te lo impida.
    Un beso con todo mi cariño,
    David

    ResponderEliminar

Las 10 gotas... más leídas en la última semana

Las 10 Gotas... más populares