Google+ Followers

domingo, 26 de septiembre de 2010

CUANDO EL TRABAJO ES UN PLACER LA VIDA ES BELLA…


Maximo Gorki dijo: “Cuando el trabajo es un placer, la vida es bella. Pero cuando nos es impuesto, la vida es una esclavitud

Nunca mejor expresado, cuando una persona ha perdido toda la ilusión en el trabajo, pero continúa ocupando su lugar por pura inercia, interiormente la persona ya se ha despedido, pero las necesidades económicas o la falta de determinación hace que se vaya consumiendo en un trabajo de que ya no se siente parte activa.

Las jornadas se hacen inacabables, el rendimiento de la persona cae en picado. Y como si con esta actitud esperara ser despedida y así no tener que tomar la iniciativa.

Tiene una apatía extrema en su actividad diaria, deja de esforzarse, no aprovecha su talento, no comunica sus ideas al resto de compañeros, hace su trabajo mecánicamente, lo que implica que se multipliquen los errores.

 A parte de pensar de forma fatalista, se vuelve híper crítico con la empresa o con la organización de la que forma parte. De la cual nada más ve sus aspectos negativos.

El peligro de este malestar interior es que si es muy prolongado puede conducir a la depresión, ya que quien ve disminuir su autoestima día tras día se instala en la desesperanza.

El otro día leí en La Contra de La Vanguardia una entrevista en la que Josep María Ferrer Arpi decía…

"El trabajo es un placer que no requiere ningún sacrificio". ¿No merece la pena perseguir esto?

Os la copio entera porque dice muchas cosas interesantes:


Josep María Ferrer Arpi, motivador de innovadores. Mi edad es mental: entre 40 y 50 años. Nací y vivo en Barcelona. Soy ingeniero y me he dedicado a la educación y a la divulgación científica. Vivo en pareja y tengo dos hijos y cuatro nietos. ¿Política? Estado propio para Catalunya, sin nacionalismo. La religión oficial es poder



Si algo funciona..., ¡conviene empezar a cambiarlo!

Si algo funciona, mejor no cambiarlo, ¿no?

Todo lo contrario: si algo funciona, ¡cámbialo!

No parece sensato... 

Lo insensato es dar algo por consolidado y asegurado: ¡lo único seguro es que se irá al garete!

No siempre. 

Sí: ¡el éxito es tu enemigo principal! Si estás arriba..., el batacazo es lo próximo. ¡Seguro! Así que mejor controla tú el descenso… o te bajarán los otros.

Qué estrés. 

El mundo cambia cada vez más rápido, así son las cosas: disponte para el cambio constante, y ningún problema.

¿Lo ha hecho así usted? 

Cada dos o tres años he procurado innovar aquello que estuviera haciendo. Así lo hice en mi trabajo en programas de divulgación de TV3 y como director de innovación...

¿Conviene cuestionarlo todo siempre? 

Subviértelo todo... y observa qué escenarios nuevos te abre eso: ¡conviene hacerlo al menos como ejercicio intelectual!

¿Cómo se hace? 

Hay un montón de cosas que asumes como verdades. Juega a alterar esas asunciones, a autoprovocarte..., ¡y te saldrán ideas nuevas!

Probemos con esta asunción: "Trabajo para ganarme la vida". 

Provócala, así: "No trabajaré para ganarme la vida". Si ganar dinero dejase de ser tu motivación, ¿cuál sería? ¿Divertirte? ¿Cambiar el mundo? ¿Qué te gustaría hacer? ¿Cómo cambiaría tu vida? ¡Plantéatelo, al menos!

En plena crisis... perturba pensar así.

Las crisis pasan. Y estas provocaciones pueden abrir alternativas. ¡Quizá te harías rico en cuanto dejases de guiarte por el dinero!

¿Como efecto colateral? 

Si haces lo que te gusta, todo lo que derive es colateral ¡y bienvenido! Depende de ti.

Y de la realidad circundante. 

¿La realidad? La realidad no existe. La realidad se construye con sueños.

Y los sueños, sueños son. 

No: todo lo que ves alrededor, toda esta civilización, ¡es resultado de sueños! Sólo lo soñado puede acabar realizándose. ¡Sueña!

Otra asunción: "El trabajo requiere sacrificio!
¡Provócala!: "El trabajo es un placer que no requiere ningún sacrificio". ¿No merece la pena perseguir esto? La alternativa es dramática: ser infeliz la mayor parte de tu tiempo. No abandones jamás este sueño, lucha.

¿Qué otras asunciones provocaría?
"El trabajo condiciona la vida familiar", "El trabajo condiciona mi residencia"... Provoco: "Mi vida personal va por delante", "Mi residencia la fijo yo"... El modelo es el comisario Montalbano: le ofrecen cargos y sueldazo..., pero prefiere no cambiar por eso su pequeña ciudad, y se queda.

Póngame un ejemplo de una innovación cuando parecía innecesario innovar.
Nos llegó el CD y para mi generación significó que estaba solventado eternamente el soporte musical. Alguien innovó cuando parecía no hacer falta... y el mp3 ha acabado con el CD.

Otro. 

¿Era sensato innovar una tradición de 500 años de circo, y hacerlo sin animales, y sin estrellas, y sin dirigirse a los niños, y musical y caro? ¡Ahí tiene el Cirque du Soleil!

¿Qué innovación introduciría en el deporte? 

Que los equipos no representasen ciudades, regiones ni estados. ¡Nada de himnos, ni banderas, ni sentimientos patrióticos!

Lo tiene usted claro. 

¿Por qué el mundo del deporte parece intocable? ¿Por qué hemos de ver a políticos en los palcos? ¿Son más ellos que yo? ¿Por qué asumimos que en el fútbol se insulte?

¿Y en el ámbito de la educación? 

Reintroduciría el esfuerzo disciplinado.

¿Qué consejos daría usted a sus hijos?
A mis hijos ya les dije: "No os legaré ningún patrimonio material, lo gastaré todo antes de morir". ¡Trabajar para dejar patrimonio es una necedad!

¿No es lo suyo un egoísmo? 

No, porque ¡es mejor que me tengan a mí que a mis cosas! Siendo niños los llevé de viaje a muchos sitios, con tienda de campaña, con poco dinero...: ¡eso es inolvidable! Une y forma. Yme lo recuerdan con cariño. Y si ahora pueden verme contento y satisfecho conmigo mismo, ¿no es este legado mucho mejor que todo patrimonio material?

¿No ahorra? 

Mi padre decía: "Cuando me retire, haré esto, haré lo otro...". Y murió a los 64 años, uno antes de retirarse. El ahorro sólo beneficia a los bancos. Yo me lo gasto en viajes. La vida es una. Y corta. Y hay un modo de amplificarla: ¡leer, ver cine, ver teatro y viajar!

¿Cuál es su próximo viaje? 

Sueño con una vuelta al mundo. Para certificar que es redondo, ja, ja... Y se puede viajar sin mucho dinero: ¡nunca he viajado tanto como cuando no tenía un duro, de joven!

¿Y cómo afronta un innovador esto de ir envejeciendo? 

Se lo diré provocativamente: cuantos más años cumplo, ¡más joven soy! Porque el cuerpo sigue a la mente, y yo voy liberándola de ataduras, puñetas y miedos, y alimentándola con sueños: ¡lo mejor está aún por hacer, me digo cada día!

Picasso decía: "Hay que cumplir muchos años para llegar a ser joven". 

Vamos a innovar: yo digo que soy un hombre joven al que le encanta cumplir años. 

También te puede interesar:

El REGRESO...







4 comentarios:

  1. Me encanta este tema:

    la vocación, trabajar con el corazón, hacer lo que te gusta en la Vida...

    Dejo una historia que leí sobre el tema:

    A un albañil, ya mayor, le llegó el momento de su jubilación.

    Así que fue a ver a su jefe con el que había trabajado durante muchos años, y le comentó sus planes de dejar el negocio de la construcción para llevar una vida más placentera con su esposa y poder disfrutar de su familia y su jubilación.

    El jefe sentía ver que su buen empleado dejaba la compañía y así se lo dijo, pidiéndole, como favor personal, que construyera una última casa. El albañil accedió, pero su mente y su corazón ya no estaban allí, así que utilizaba materiales de inferior calidad, no estaba atento a lo que hacía y su trabajo dejaba mucho que desear. Era una desafortunada forma de acabar su carrera.

    Cuando el albañil finalmente acabó la construcción, su jefe fue a inspeccionar la casa, y al finalizar la visita, cogió las llaves de la puerta principal y las tendió al albañil:

    - Tu última casa... este es mi regalo para ti.


    Saludos, Yolanda.

    ResponderEliminar
  2. Preciosa historia YOLANDA!!! Refleja lo que a muchas personas les pasa en su trabajo, que ya se han despedido y acuden a él como "zombis".

    Un abrazo,
    David

    ResponderEliminar
  3. Hola David, yo estoy pasando por algo similar en mi curro.Pero en mi caso no he parado de decir que quiero más responsabilidad, qúe puedo más pero me veo que hay envidia y miedo a que quite el puesto a alguien y es patetico como la gente insegura actúa. Yo sigo ya que tengo que terminar de pagar un prestamo y me queda ya poco y mientras estoy leyendo mucho, intento estudiar en el poco tiempo libre que tengo (el horario laboral es chungo también). Hace`poco que me divorcié y fue un proceso largo y duro y solo sirvió para gastar dinero, absurdo.... Pero todos esos cambios en mi vida de los ultimos años me han servido para determinar lo que quiero y lo que más quiero es dejar el curro que tengo, no me aporta nada y tengo la sensación que estoy perdiendo el tiempo. Quiero dedicarme a las terapias naturales y voy haciendo algunos talleres y mi meta es ser profesional en la técnica de Shiatsu y ampliarlo con otros cursos. Lo que tengo claro es que quiero dedicarme a lo humano, a rodearme de gente positiva y que me aporten cosas. Pero cuesta, es todo muy caro....poco a poco...Gracias por tu aportación con estos temas. Me enriquece:)

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena Lidia, porqué veo que lo tienes claro, así seguro que lo conseguirás. Te animo a ello.

    Todo tiene riesgos, pero si tú sientes que debes emprender algo nuevo, hazlo con buen juicio y poniendo lo mejor de ti. Hay una vieja instrucción espiritual, “Algo hay que soltar para algo poder tomar”.

    Un abrazo desde el corazón,
    David

    ResponderEliminar

Las 10 gotas... más leídas en la última semana

Las 10 Gotas... más populares