Google+ Followers

domingo, 13 de junio de 2010

AMONTONAMOS CONOCIMIENTOS...




Desde hace un tiempo estamos siendo más conscientes de que nos ha tocado vivir una época de cambios rápidos.

Si miramos a nuestro alrededor, nos damos cuenta de que en dos o tres generaciones las cosas han cambiado mucho, los hogares, los trabajos, las escuelas o los hospitales no tienen riada que ver con lo que eran hace 50 años, La Revolución Industrial marcó un hito en la historia de la economía y la política que ha ido acelerando paulatinamente los cambios en el mundo.

Damos premios a los más listos, que suelen ser los que “mas empollan”. Aceptamos o rechazarnos a aquellos que tienen más largo o más corto el currículum. Pero aprender es mucho más que sacar buenas notas o haber estudiado en sitios importantes.

Podemos haber sido formados técnicamente de forma excelente y sin embargo, no tener confianza en nosotros mismos.

Como dice Guruji Sri Vast en la entrevista  que le realizaron en La Contra de La VanguardiaAmontonamos conocimientos en nuestra cabeza pero no sabemos quiénes somos realmente. La industria nos diseña: nos medica, viste, entretiene, da trabajo, nos retira

Os invito a leerla y reflexionar sobre sus palabras…

Guruji Sri Vast, maestro espiritual. Tengo 40 años físicos. Nací en el sur de India y vivo entre Suecia y Pondicherry. Casado y con dos hijos de 10 y 8 años. Estoy licenciado en Arquitectura, pero desde niño soy un maestro espiritual. No profeso ninguna religión, somos seres libres y espirituales



"Vivimos atrapados en solucionar problemas"


Desde los 8 años fui educado para ser un guía espiritual.

¿Por qué? 

Me desmayaba, podía pasar un día inconsciente. Los médicos no tenían respuesta, pero mi percepción fue cambiando. Es lo que en India llaman una experiencia samadi.La gente comenzó a explicarme sus problemas y a pedirme consejo. Y mi familia me dejó libre, no me domesticó.

¿Qué significa eso? 

Desde niños se nos aleja de la inteligencia natural, de manera que cuando somos adultos acabamos teniendo mucha información pero pocas experiencias. Y creo que eso es lo peor que le puede pasar a la humanidad.

Cuénteme. 

El intelecto acumula información, te lees tres libros y escribes el cuarto, no hace falta experimentar. Y la inteligencia natural es la que te permite sentir lo que estás viviendo, no se basa en el pasado. Por ejemplo: tenemos dos sillas idénticas que valen lo mismo; en una pone "fabricada en Alemania" y en otra, "fabricada en China". ¿Cuál escogemos?

Ahora ya le entiendo: la alemana. 

... Porque tenemos introducida en nuestro cerebro la información de que esa es mejor. ¿No sería preferible sentarse, probarlas, guiarnos por nuestra propia experiencia? Nuestras relaciones se basan en esa información que se nos introdujo en el pasado y no en lo que vivimos en el presente.

Usted no es un hombre religioso. 

La religión nunca le ha dado al hombre la oportunidad de ser él mismo.

¿Cuál es la alternativa? 

Considerar a los humanos como individuos y no como una masa que paga impuestos, compra, consume y funciona para que la sociedad funcione. Enseñamos a los niños a ver el mundo con ojos de adulto, corregimos su propia visión de las cosas, les arrebatamos su mentalidad y les inculcamos el mundo de los adultos.

... Y así perpetuamos un prototipo humano. 

Por un lado hemos creado pobreza, guerras, calentamiento global, nuevas enfermedades... y por otro, tecnologías para combatirlo.

¿Y qué propone? 

La naturalización del ser humano, en vez del adiestramiento. Vivir la vida en esencia, porque vivimos a través de nuestras diferencias, siempre comparando para, al final, querer todos lo mismo: graduarnos, encontrar un buen trabajo, casarnos, tener una bonita casa, hijos y un perro... ¡Pero la vida es mucho más que eso! Así vivimos atrapados en solucionar problemas, no pasamos del estadio de la supervivencia.

... Con más comodidades. 

No podemos tratar a la humanidad como un problema que tiene que ser resuelto, debemos cambiar la perspectiva. Es como ir por una autopista a mucha velocidad sin estar seguro de si estás en el camino correcto.

Mejor parar y mirar el mapa. 

Sí, porque no necesitas que nadie te diga lo que está bien y lo que está mal. Si eres valiente y auténtico, serás capaz de ver tu vida y escoger tu camino. Ahí empieza la transformación. Pero necesitamos un pequeño espacio para apartarnos de la carretera y mirar el mapa de nuestra vida.

Pero el conocimiento ayuda a saber qué es lo que queremos, ¿no le parece? 

No. Amontonamos conocimientos en nuestra cabeza pero no sabemos quiénes somos realmente. La industria nos diseña: nos medica, viste, entretiene, da trabajo, nos retira.

Cierto. 

Debemos alejarnos de este mundo al que estamos tan acostumbrados, y para ello dos buenas herramientas son la meditación y el contacto con la naturaleza; porque vivimos en la naturaleza, pero dentro de una bolsa de plástico. Ni siquiera sabemos en qué fase está la luna.

Sólo en vacaciones. 

¿No le parece esencial que seamos conscientes del ecosistema del que formamos parte?

La mayoría de la humanidad vive arraigada a la naturaleza y no les va mejor. 

Los países pobres han comprado el concepto de vida de los ricos, de los países fríos.

El resultado es que la infelicidad está globalizada. 

Antes, en mi pueblo la gente cantaba; ahora ven cantar a otro en la televisión. Todos quieren tener una televisión y una nevera.

¿Toda la humanidad es idiota? 

Somos seres creados a base de necesidades que no nos reportan ningún beneficio sustancial. Es hora de cuestionar.

¿Qué ha descubierto en sí mismo? 

Que no pertenezco a ningún país, religión, tradición o estructura. Soy un simple ser humano que quiere vivir este día; eso es: realizarse, percibir la belleza de este mundo.

Defíname realizarse.

Si a unos niños les damos una caja de legos con las instrucciones de cómo hacer el coche, todos intentarán reproducirlo, y el mejor será el que se acerque más al modelo. Si no les damos las instrucciones, cada uno hará algo distinto y original.

Todos vivimos con referencias. 

Sí, que nos provocan ese sentimiento de estar equivocado, que nos encierra en un mundo pequeño. La realización ocurre cuando estas referencias, cuando las instrucciones que tenemos en la cabeza, desaparecen.

¿Qué cualidad humana admira? 

Somos únicos, jamás ha nacido nadie como usted ni nacerá en el futuro, y eso es lo que me inspira: ver seres únicos. 

Lecturas relacionadas:


POCO TIEMPO PARA SER NIÑO



1 comentario:

  1. Esta entrevista sería perfecto que la leyeran muchos padres que están arrebatando a sus hijos lo más bello: su infancia y los estan anulando sin saber que lo hacen y pensando que es "por tu propio bien"
    Hace poco una vecina obligaba a un nené de poco más de un año a sentarse "bien" en un triciclo, cuando el niño quería estar al revés, y fue una lucha que terminó con el juego del niño bañado en lágrimas. No los dejamos fantasear ni jugar a sus anchas, simpre vigilando, y ni los disfrutamos ni disfrutan ellos, y así de a poco llegamos a ser adultos perfectos por fuera y para el mundo y tristes por dentro.

    ResponderEliminar

Las 10 gotas... más leídas en la última semana

Las 10 Gotas... más populares