Google+ Followers

lunes, 7 de junio de 2010

AFORTUNADOS LOS QUE VAMOS A MORIR



Le damos una gran importancia al momento de la concepción, viendo en él el momento en el que el alma empieza a existir.

No hay duda de que el instante en el que un espermatozoide en particular penetró en un óvulo en concreto fue, desde tu punto de vista privado, uno de incomparable singularidad.

La lotería empieza antes de ser concebido. Tus padres deben conocerse, y en realidad su concepción fue tan improbable como la tuya propia. Y así atrás, hacia tus cuatro abuelos y tus ocho bisabuelos, y más atrás hasta donde ni imaginas.

Somos tremendamente privilegiados por haber nacido y porque se nos hayan concedido unas cuantas décadas -antes de morir para siempre- durante las que podamos comprender, apreciar y disfrutar del universo. Y nosotros, los afortunados que vivimos hoy, somos todavía más privilegiados que los que vivieron en tiempos pasados.

Y el hecho de que mi vida es finita, y de que es la única vida que tengo, me hace mucho más ávido de levantarme cada mañana y seguir con la tarea de comprender más acerca del mundo en el que he tenido tanto privilegio de nacer.

Hoy os invito a ver este vídeo muy corto pero que merece la pena.



Vídeo: Richard Dawkins: Afortunados los que vamos a morir



Lecturas relacionadas:


VOLVER A VIVIR de MERCÈ CASTRO





.

1 comentario:

  1. Nunca lo había visto desde ese punto de vista.
    Cierto, somos afortunados por nacer, por estar aquí y tener la oportunidad de vivir y luego de morir. Cada día somos privilegiados de vivir, independientemente de los 1.365.365 problemas que podamos tener.

    ResponderEliminar

Las 10 gotas... más leídas en la última semana

Las 10 Gotas... más populares