Google+ Followers

lunes, 24 de mayo de 2010

LA EXCELENCIA DEL TRABAJO BIEN HECHO



Escoge un trabajo que te guste, y nunca tendrás que trabajar ni un sólo día de tu vida. Kung FuTse, Confucio



Hace poco leí un texto, sino me equivoco del escritor Orison Swett Marden, donde habla de la excelencia en el trabajo y que hacer siempre bien las cosas, es decir, con calidad, lleva nuestra conducta general hasta el mismo nivel. En cambio, un trabajo mal hecho lleva a la desmoralización del individuo y al paulatino deterioro de toda nuestra mentalidad. De todo este razonamiento concluye en proponer como lema para un establecimiento y para toda la vida: EN DONDE SOLO LO SUPERIOR ES SUFICIENTEMENTE BUENO.

Para alcanzar la excelencia en el trabajo o en cualquier actividad que se haga en la vida, en primer lugar debemos tener el impulso de comenzar y dirección para saber a dónde queremos llegar, y una vez iniciado, hacerlo bien. No solo bien, excelente.

Y como muestra hoy, os paso la entrevista a Josep M. Albert en La Contra de La Vanguardia, en ella nos describe lo que es amor a al trabajo bien hecho y las recompensas que obtiene. 


A los 18 años, el joven viticultor Albet padeció severas alergias provocadas por sustancias sintéticas de uso agrícola. Incubó una conciencia ecologista que le llevó a ser pionero en la producción de vinos y cavas ecológicos (www.albetinoya.com), hoy aplaudidos. Se pasea por sus viñas, en una ladera de la sierra del Ordal: le apasiona cuidarlas una a una, y confiesa que incluso habla con ellas. "Gozo de cada cepa, y cuando me jubile tendré una pequeña viña... y haré vino", explica, para resumir su pasión por el terruño y sus vinos: esa es la clave de la felicidad en el trabajo..., que lo es a su vez del éxito. Su chardonnay acaba de quedar en sexta posición en una cata internacional entre 900.




"Los vinos ecológicos son el futuro de la viticultura"



Josep M. Albert i Noya, vitivinicultor, pionero del vino ecológico en España. Tengo 53 años. Nací y vivo junto a mis viñedos de Sant Pau d´Ordal, Subirats (Penedès). Soy enólogo y vitivinicultor. Estoy casado. Tengo un hijo, Martí (17). Soy catalanista de centro y soy independentista. Soy católico no practicante. Experimento la agricultura biodinámica

Desde cuándo hace vinos?

 
Hace cuatro generaciones.

¿Cómo empezó?

 
A finales del siglo XIX la plaga de filoxera exterminó las viejas viñas. En 1880 mi bisabuelo Albet llegó a esta finca: él injertaba variedades locales en pies de cepas americanas, que eran inmunes a la plaga.

¿Estas viñas son sus bisnietas, pues? 
Las viñas son clónicas: las reproducimos por injertos de esquejes. Mi abuelo hizo ya vinos aquí, ymi padre, que se atrevió con el primer vino ecológico, con mi respaldo. ¡Fuimos pioneros en la península Ibérica! Hoy sólo hago vinos y cavas ecológicos.

¿Bien valorados? 
Robert Parker otorgó 94 puntos sobre 100 al vino Belat, y 92 al Reserva Martí.

¿Es más caro un vino ecológico?

 
Sólo un 10% más caro, siendo muchísimo más exigentes los procesos de cultivo.

¿En qué es singular el vino ecológico?

 
Se elabora como antes de la revolución industrial y química, de modo que queda libre de sustancias sintéticas: ¡es más saludable!

¿A qué sustancias sintéticas se refiere? 
A fertilizantes sintéticos. A herbicidas, pesticidas y plaguicidas sintéticos. Sustancias nocivas que pasan a la planta, a la uva y al vino.

¿Y cómo fertiliza usted los suelos? 

Con un compost de restos vegetales de la vendimia anterior y heces de oveja y gallina, más minerales puros, como rocas de potasa, arcillas sulfuradas... ¡Crecen cepas más fibrosas, rústicas y resistentes! Y no echamos herbicidas: sólo cortamos las hierbas.

¿Y cómo evita insectos y plagas? 

Si abonas la viña con ortigas, ¡excitas el sistema inmunitario de la planta! Y uso algas marinas, y aspersión de extracto de romero... Y los protocolos ecologistas permiten espolvorear cobre y azufre, ¡como ya hacía Noé!

¿Y todo esto funciona? 

Sí, y eludimos moléculas alergénicas y cancerígenas. Hay que estar más pendiente, podar más para que pasen aire y sol, y recoger la uva a mano, lo que es más lento y caro...

¿Por qué no recoger la uva a máquina?

 
Recoges también saltamontes, caracoles, gusanos, arañas, serpientes, ratones... ¡Y restos de esos bichos quedan en el vino!

¿Quiere que tome aversión al vino? 

Las etiquetas de cada vino deberían especificar si la uva fue recogida a máquina o a mano. Nosotros seleccionamos a mano los mejores granos. El vino tendrá mayor calidad.

¿El proceso en bodega es diferente? 

Usamos sólo un tercio del sulfuro que se emplea en el vino convencional: los alérgicos a los que esa sustancia irrita las mucosas lo agradecen... Sustituimos oxígeno por gas inerte en las cubas, para evitar bacterias. Y todo en la bodega se desinfecta con agua caliente a presión, ¡sin detergente alguno!

De su bodega, elíjame ahora su vino y su cava predilectos. 

Vino: el Belat, elegante tinto sobre una variedad de uva local que redescubrí. Cava: el Brut 21, por su expresividad.

¿Qué variedades de uva emplea para elaborar sus vinos? 

Tenemos 76 hectáreas de viña ecológica, y aunque el 20% es xarel · lo, ¡el resto es de 24 variedades distintas!

¿Tantas? 

Sí, porque estamos rescatando variedades primitivas que se daban por extinguidas. Uno de nuestros vinos, el XXV, está hecho con dos variedades desconocidas (X y X) que yo he rescatado, más viognier (V).

¿Y dónde encuentra usted esas variedades primitivas que se habían perdido? 

En viñas viejas, asilvestradas en bosques, en monasterios, o me las traen viejos payeses... Y experimento con ellas: me gusta indagar, el riesgo, la sorpresa, el hallazgo... ¡Eso es estar vivo! Voy probando cosas... Algunas, todavía un poco enigmáticas, misteriosas...

¿A qué se refiere? 

Al cultivo biodinámico.

¿En qué consiste? 

Tiene presente cada fase de la luna en función de cada fase del cultivo de la viña... Y rociamos la tierra y la vid con infusiones...

¿Infusiones de qué? 

De ciertas plantas silvestres recogidas durante la noche de San Juan, que es el momento en que más activos están sus principios químicos. Luego, en litros de infusión, se remueven mediante remolinos: eso dinamiza aún más los principios activos...

Suena a pócima de hechicería. 

Es una suerte de homeopatía para la tierra. Dispongo de cierto preparado que ya he constatado que, dinamizado, ¡contiene 80 veces más vida microbiana de lo usual!

¿Qué preparado? 

Se toma el cuerno de un toro de tres años y se rellena de caca de vaca. Se entierra en la viña en un solsticio de verano, a un metro de profundidad. Se desentierra en el solsticio de invierno. Con esa caca se preparan bolitas. Cada bolita se diluye en 75 litros de agua, que se dinamiza agitándola en remolinos levógiros y dextrógiros. Y con este preparado líquido se rocía el suelo de la viña a brochazos, con gotas gruesas...

Le van a llamar pirado. 

Ya se reían de mí cuando empecé con los vinos y cavas ecológicos... Pero ya nadie se ríe: cada vez más bodegas me imitan. ¡Lo ecológico es el futuro del sector, créame!

Le creo. 

Si no experimentas, te adocenas. Y eso es el fin. Para sobrevivir, ¡singularízate! Hay tantos haciendo lo mismo... La vida es demasiado corta para desaprovecharla repitiendo. 


Lecturas relacionadas:


EL CAMARERO TERAPEUTA !!!

1 comentario:

  1. Me encanta como culmina la entrevista:
    Atreverse a ser diferente y no seguir al rebaño, cuando se siente esa diferencia en la sangre es bueno hacer caso a lo que se siente.
    Bravo por el Señor Josep!!!!!!

    ResponderEliminar

Las 10 gotas... más leídas en la última semana

Las 10 Gotas... más populares