Google+ Followers

domingo, 14 de marzo de 2010

MADRES Y MALABARISTAS de Nora Rodríguez


Ser madre es una profesión difícil. Mucho más dificultosa aún cuando tiene que compaginarse con la otra profesión: la pública, la visible, la que llevan a cabo las mujeres todos los días en oficinas y empresas de todo el mundo. Madres y malabaristas, de Nora Rodríguez, no es otro libro descriptivo acerca de lo complicado que es ser madre y trabajar en el siglo XXI. Este es un libro para empezar a cambiar. Una obra práctica con herramientas concretas para ayudar a las mujeres a integrar dos mundos que a menudo aparecen demasiado separados entre sí.

Según Nora Rodríguez la autora, a pesar de los avances de la mujer en los últimos años, nos hemos quedado a medio camino en el reconocimiento de las madres que trabajan. Se ha defendido a la mujer trabajadora, pero la sociedad y los poderes públicos se han olvidado de la madre, la que hace triple jornada: trabajo, casa e hijos.

Os dejo una pequeña historia de este libro.

«En cuanto llego al trabajo miro el reloj. A las 9.00 es la hora perfecta para llamar a mi marido y preguntarle cómo ha ido la entrada de nuestro hijo mediano al colegio.

A las 10.00 llamo a mi suegra para que me cuente cómo ha ido la entrada al colegio del mayor y saber qué hace la pequeña, si se ha tomado el bibe­rón y si duerme. A las 11.00 me suena la alarma del móvil.

Es la hora de sacarme leche, así que me paso unos veinte minutos en el baño de mujeres intentando no hacer demasiado ruido con el maldito trasto. Desde ese momento y hasta la hora de comer, es el único rato en que podría abstraerme y dedicarme por completo a mi trabajo, pero para entonces no puedo evitar pensar si no debería sacarme otra vez leche, si será suficiente para garantizar la producción, etc.

Claro está, así no hay quien trabaje, y algo en mi interior quiere gritar: “¡Quiero volver a ser yo misma!” Total, se acaba la jornada laboral y regreso a casa con mi neverita y mis 100 mililitros de leche para que se tome mi hija en el desayuno del día siguiente. Al llegar a casa, a na­die se le ha ocurrido que hacía falta poner una lavadora, mis suegros dejan a los niños en la puerta sin informarme de lo que han merendado, dormido o hecho, no he podido ir al curso del ayuntamiento ni voy a poder asistir a la reunión del colegio del mediano a las nueve de la noche sobre las actividades ex­traescolares.

Tendrá que ir su tía, que es quien siempre me sal­va cuando las cosas me superan. Para acabar de redondearlo, mis hijos, al verme, quieren que los coja en brazos a todos, y yo me desvivo por ellos, pensando que soy una mala madre por pensar en dejarme caer en el sofá durante unos minutos. 


El bebé llora desconsolado porque no puedo dedicarle mi aten­ción, mientras mis hijos me explican que han hecho música en el cole y que se lo han comido “todo-todo-todo”. Antes de dor­mir, como cada noche, me preparo la ropa para el día siguien­te. Y pienso que me pondré algo bonito para que nadie sospeche que estoy mal, que no llego a ninguna parte, que no soy una supermujer, ni una supermadre.»

¿Te identificas con esta historia? ¿Has oído algo similar? Comparte tú historia u opinión con todos nosotros.

4 comentarios:

  1. Hoy dìa se exigen en alto grado tanto a la madre que trabaja como a los bebès que son separados de ellas para quedar al cuidado de terceros, esto no es lo mejor para un niño pequeño, pero admiro a las mujeres que han tenido el valor de hacerlo. Yo no pude, fuì con mi ex jefa a ver guarderìas cuando mi nena tenìa primero 3 meses y luego como 9 meses...y no pude volver a trabajar fuera de casa, aùn cuando necesitaba el dinero, mi corazòn se arrugaba de sòlo pensar estar separada de ella. Sòlo despues que ella cumpliò 18 meses de a poco fuì volviendo a lo que llaman "la normalidad", hoy dìa trabajo parcial, ella tiene 2 años, aùn toma lactancia materna. Hay paìses que apoyan a los padres, como Suecia, dan facilidades para la manutenciòn del pequeño y luego conciliar la vida laboral y familiar. Este libro que les dejo, esta permitida la publicaciòn gratuita en formato pdf, fue editado por La Liga de La Leche Internacional organizaciòn dedicada a la promociòn y apoyo de la lactancia, son historias de madres que trabajan sin abandonar la lactancia materna, mujeres dignas de admiraciòn.
    http://www.llli.org/docs/spanish/HD_all_sp1.pdf

    ResponderEliminar
  2. El libro dispone de una web (http://www.madresymalabaristas) con 4 vídeos de ejemplos de madres que son verdaderamente malabaristas y que tienen que hacer piruetas para conseguir conciliar su vida personal y familiar

    ResponderEliminar
  3. Joaquina Uribemartes, mayo 04, 2010

    Sin duda alguna, se trata de un libro muy útil para las mujeres de hoy!

    Si queréis, podéis conseguir més información en http://www.madresymalabaristas.com/

    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Gracias Joaquina, por el enlace, cuanta más información mejor.
    Abrazos David

    ResponderEliminar

Las 10 gotas... más leídas en la última semana

Las 10 Gotas... más populares