Google+ Followers

sábado, 20 de febrero de 2010

LA PERFECCIÓN…



La perfección es un ideal inalcanzable. Por ello, en lugar de obsesionarnos con aquello que no nos gusta de nosotros mismos, deberíamos aprender a amarnos asumiendo nuestros defectos como parte de lo que somos.

Es necesario aprender a aceptarnos tal y como somos y mejorar nuestra autoestima.

Demasiado preocupados por gustar a los demás, nos olvidamos que a quienes tenemos que gustar primero es nosotros.

Cuidado, que al hablar de complejos todos tendemos a relacionarlos con alguna parte del cuerpo, sólo los complejos físicos. Sin embargo, también existen y son frecuentes los complejos relacionados con nuestras capacidades intelectuales, nivel cultural o estados anímicos. Y estos complejos psicológicos, no solemos asignarlos a complejos sino a hechos que van dentro de nosotros y no se pueden cambiar. No decimos “tengo complejo de aprender a utilizar el PC”, sino que decimos “soy negado para el PC”.

Tener una buena autoestima es la mejor forma de no tener complejos. Pero, a veces, lo que no nos gusta de nosotros nos impide ver todo lo que tenemos de bueno y que también nuestros defectos forman parte de nosotros.

Sentirse a gusto con uno mismo es uno de los elementos indispensables para ser feliz.

Como podemos deshacernos de los complejos.

Hablar de lo que nos acompleja. El complejo engendra un sentimiento de vergüenza. Todos queremos mostrar lo mejor de nosotros mismos para ser aceptados y queridos.
Hablarlo nos ayuda a darnos cuenta de cómo está afectando a nuestra vida.

Amar. La persona acomplejada huye del amor, por miedo a ser rechazada. Si la pareja le dice algo positivo, la persona acomplejada lo duda y no se lo acaba de creer. Esto hace que la pareja se sienta impotente y pueda crear, a la larga, distanciamiento.
Se trata de sentirse querido, no de ser querido. Es imposible tener una autoestima elevada y fuerte si no nos sentimos queridos por los demás.

Dejarse querer es lo más difícil. Una vez lo hacemos, nuestro cuerpo y nuestra mente nos ayuda.


4 comentarios:

  1. Hay que amarse con todo lo que uno es, recién entonces se puede recibir amor, porque al mostrarnos como somos podemos encontrar a la persona que nos corresponde, si nos ponemos máscaras para tapar nuestros complejos nos perdemos esta maravillosa posibilidad.
    Besos:)

    ResponderEliminar
  2. La verdadera belleza sale a la luz cuando amas con sinceridad a la persona que hay en ti.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por este mensaje de La Perfeccion.

    ResponderEliminar
  4. No creo en la perfección: creo en la evolución.

    En aprender, avanzar, evolucionar, ir hacia adelante alcanzando cada vez estados de consciencia y grados de ejecución mejores y más complejos (más eficientes).

    El mundo, la Vida... no es perfecta, se limita a evolucionar de un estado a otro.
    Nosotros lo mismo: hemos de ser cada vez más eficaces en todo lo que realicemos.

    El quid de la cuestión es comprenderlo y aceptarlo y entonces ya nunca más te preocuparás por que algo no salga perfecto o por buscar la perfección en nada ni nadie.

    Un saludo,
    Yolanda A.

    ResponderEliminar

Las 10 gotas... más leídas en la última semana

Las 10 Gotas... más populares