Google+ Followers

domingo, 10 de enero de 2010

Palabras tóxicas



Sí tienes el pulso alterado, tienes tu mente llena de rencor y odio así como una enorme sensación de frustración, los ojos te lagrimean y sufres de náuseas después de un encuentro en particular con alguien, no lo dudes, has sido atacado por un reactivo tóxico. Una persona tóxica llena de palabras tóxicas.

En pocas palabras podemos identificar una persona tóxica porque está enfocada en:

Desalentar a quienes lo rodean
Poner en duda sus capacidades o sus valores
Generar conflicto
Disminuir o empobrecer la moral o las buenas intenciones de quien le escucha

La persona tóxica roba el amor propio, la dignidad y la esencia del propio ser. De esta manera la víctima ve afectado rápidamente su sistema emocional.

La toxicidad del veneno de una persona tóxica se establece a partir de su habilidad para hacer daño a la autoestima del otro, afectando el concepto que la otra persona tiene de sí misma.

Puedes encontrar personas tóxicas, en cualquier lugar en el seno de tu familia, en el entorno de amigos o en el trabajo.

Por ello acercarse a una persona tóxica es para algunos una experiencia similar a tocar alguna especie de medusa venenosa, la experiencia es definitivamente dolorosa y puede causarnos desde recuerdos imborrables hasta daños en nuestra salud física y mental.

Estos daños a nivel mental van desde alteraciones en el carácter de la persona afectada como depresión, ira, rabia, tristeza, indignación y deseo de venganza, hasta algunas de más cuidado como angustia permanente, paranoia y psicosis.

Cuando los ataques son percibidos por largos periodos de tiempo, la persona exterioriza los daños causados a nivel físico y de esta manera desarrolla, entre otras, alteraciones que van desde insomnio, aumento de la presión arterial y sudoraciones, hasta asfixia, nauseas y taquicardias, pasando por la que ha sido denominada obesidad por ansiedad.

¿Cómo comportarse frente a personas tóxicas?

La primera norma es intentar evitar a la persona tóxica, al igual que no pasarías por un campo de ortigas urticantes.

Si el contacto es absolutamente necesario no olvides que aunque sean pocas las palabras que cruces con esa persona o corto el tiempo de trato, solo eso bastará para causarte una laceración emocional que puede durar varios días.

Sin embargo, si estás obligado a convivir con esa persona forzosamente, debes acostúmbrate a tratar con ella observando las siguientes normas.

1. Decide no ser intoxicado

Puedes frenar el efecto del veneno decidiendo que no va a afectarse por él.
Piensa simplemente que no harás caso de las palabras que acaba de dirigirte, y asume una actitud distante frente al ataque del tóxico.

2. Respira profundamente

Si has recibido un ataque muy fuerte, retírate a un lugar solo, toma aire profundamente y exhala en repetidas ocasiones hasta tranquilizarte. Así neutralizarás la alteración en tus nervios y evitarás que el veneno te afecte emocionalmente.

3. Evita caer en su juego

Sígele el juego al reactivo, Rodéalo con amabilidad, pero mantente cortés aunque distante. Recuerda que a la primera oportunidad el tóxico va a intentar someterte o victimizarte.

4. Vacúnate con humor

Evita ser intoxicado neutralizando las hirientes palabras con imágenes mentales que lo ridiculicen, sin que él lo perciba o piensa en argumentos de humor que te diviertan mientras eres atacado. El humor en este caso es un verdadero inmunizador.

5. Ponlo en su sitio

Piensa que la persona tóxica es en realidad muy frágil y su odio no es otra cosa que una forma de proteger su inseguridad.
Por ello hay ocasiones en que una respuesta drástica y decisiva es la mejor opción, claro está, sin dejarse llevar al conflicto y mucho menos a la violencia física.

Y como dijo EDUARD BIOSCA en  LA CONTRA de LA VANGUARDIA (04/01/2010)

“Ser optimista es la apuesta difícil, incómoda: ¡La cómoda y facilona es ir de pesimista!”


La mayoría de nosotros podría escribir una larga lista de nombres de personas que nos hacen sentir miserable cada vez que estamos alrededor de ellos, arrojando sus actitudes negativas nocivas, comportamientos y chismes.




11 comentarios:

  1. Solìa dejarme herir antes por las palabras que salìan de la boca de quien en ese momento queriendo o no me estaba hiriendo emocionalmente. De unos años para acà, empecè a usar el humor a la hora de un "ataque", y da resultados, porque gran parte de las veces se cambia el tema o cierran su hermosa boquita. Y por supuesto las gotitas de armonìa me han proporcionado la seguridad que me faltaba para ir por el mundo y que mi alma sea de "teflòn" y me resbale la toxicidad de alguien. Y mientras menos ocurren situaciones de este tipo, menos las atraes y hasta se cambian por comentarios positivos de esas mismas personas.

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón Janeth. Lo realmente importe es darte cuenta que las personas tóxicas tienen problemas en sí mismos, y su toxicidad tiene que ver con ellos y nada que ver contigo. Como tú dices sus palabras te tienen que “resbalar”
    En la vida, cada uno tiene que asumir la responsabilidad personal por sus propias decisiones, actitudes, acciones y comportamientos. La gente tóxica no lo hace. Tú te conviertes en su objetivo personal. Habitualmente cambian las cosas y manipulan hasta el punto en que te sientes mal, te sientes culpable.
    Me alegro que las “Gotas de Armonía” te hayan ayudado a superar estas situaciones tan nefastas.
    Besos, David

    ResponderEliminar
  3. ...usar la culpa es una apuesta fácil... ...Responsabilidad es la otra opcion, la Eleccion En Amor...
    ...re.Conocernos en nuestros juicios es Responsabilidad... ...libres y naturales somos Tod8s... ...Amor som8s tod8s...
    ...Amor es TODO Lo que Existe...

    ResponderEliminar
  4. A mi me preocupa también ser tóxico para otros, puede que a veces, sin quererlo, estemos haciendo sufrir a los que nos rodean...

    ResponderEliminar
  5. Buena observación, a veces solo "Vemos la paja en el ojo ajeno" y no nos damos cuenta que actuamos de forma tóxica frente a los demás.

    No debemos afligir con nuestra actitud , debemos dejar crecer, mostrarnos contentos con los éxitos ajenos y no poner barreras a sus esfuerzos para ser más felices.

    ResponderEliminar
  6. Un profesor mio me dijo una vez que con aquellas personas "antipáticas y que parecen envenenadas", hiciera la prueba de tratarlas con la máxima delicadeza y aunque me contestaran mal les sonriera y les hablara como si me estuvieran diciendo cosas estupendas. Hice la prueba y es muy curioso ver como al principio se les queda cara de sorpresa y a continuación cambian bastante su actitud y empiezan a hablar en otro tono.

    ResponderEliminar
  7. Que facil decir que el problema está en los demás...
    Y si no, gastando tus dinerillos en unas gotitas lo solucionamos.

    ResponderEliminar
  8. Yo vivo con una persona toxica, que me hace sentir llena de odio y amargura. Si bien me ha dado momentos hermosos, también me ha intoxicado de malestar ya por 7 años.
    Empatizo totalmente con este articulo.
    Gracias por poner en palabras lo que uno siente.

    ResponderEliminar
  9. Te entiendo perfectamente, vivir con una persona tóxica es muy "duro". Te aconsejo que sigas estás pequeñas pautas que he aconsejado en este artículo y si lo deseas ponte en contacto conmigo, es gratuito y dependiendo de tu situación te aconsejaré que flores de Bach te ayudarán en tu estado emocional. Mi dirección de correo es GotasDeArmonia@gmail.com.

    Abrazos, David

    ResponderEliminar
  10. He pasado gran patre de mi vida viviendo con personas toxicas las cuales yo llamaba de mala energian y al fianal yo termine siendo mas toxicas que ellos.hasta conmigo misma.luego de ser tan toxica me queda una gran culpa .prometo cambiar.

    ResponderEliminar
  11. Hola Anónimo!!!

    Es bueno que te hayas dado cuenta que te estás haciendo daño a ti misma, es el primer paso hacia un bienestar interior.

    Si necesitas ayuda y las flores de Bach lo hacen, consultame. Mandame un correo a

    GotasDeArmonia@gmail.com

    Juntos podemos mejorar tu calidad de vida!!!

    Un beso,
    David

    ResponderEliminar

Las 10 gotas... más leídas en la última semana

Las 10 Gotas... más populares