Google+ Followers

jueves, 24 de diciembre de 2009

La Cara y Cruz de la NAVIDAD


Ya viene la Navidad, es una fecha de muchas sensaciones y emociones…

¡Cuántas veces hemos soñado que esta Navidad será diferente…! Pero llegado el momento siempre estamos esperando a quien tanto amamos, a nuestras familias que extrañamos tanto, a ese amor que tenemos y no podemos abrazar.



Tristeza de Navidad... ¿Qué contradictorio, no?, si la Navidad es época de felicidad, de encuentro, de gozo, de paz, de solidaridad, de amor......

Pero lamentablemente para mucha gente es así, es tristeza de navidad.

Porque tal vez están solos en sus casas, en una cama de hospital, en un asilo de ancianos, de guardia en un puesto de trabajo lejos de su familia, o simplemente solos sin familia......

Tal vez para ellos el 24 sea una noche más... noche de acostarse temprano... mirando por la ventana la felicidad de los demás, noche de más bullicio, noches que además tienen ese vacío en algún lugar del alma.

La Navidad en soledad es triste, pero es entonces cuando debemos levantarnos de esa tristeza y mirar lo que nos rodea:quizás hay personas que sufren otras clases de soledad o necesidad, apoyemos nuestro corazón en aquellas personas.

Hoy vamos a entrar a un mundo privado e intimista, muy exclusivo de aquellas personas  que llevan clavado un dolor muy profundo en su alma, la mirada perdida, la esperanza sobando lastimosamente su razón, y un grito desesperado queriendo aferrarse a una ilusión que se difumina en el aire, su sueño roto en mil pedazos por la añoranza, el rechazo del ser amado, la traición, la rabia, la tristeza, la impotencia, la melancolía, la espera inútil de algo ya no tiene regreso posible a sus vidas.


Esas personas tendrán que recibir la navidad con el corazón destrozado, sintiéndose unas mofas humanas con ojos insensibles y sus caritas mojadas por el llanto,  sintiéndose atrapadas en un verdadero callejón sin salida, y tratando de flotar en las caudalosas aguas del río de su marchita vida, o haciendo verdaderos esfuerzos, y súper esfuerzos constantes y repetidos por resurgir gloriosas de entre las cenizas, como el Ave Fénix de las Sagradas Escrituras, pero no encuentran el cauce en su interior, ni las fuerzas suficientes para seguir sosteniéndose de pié, no encuentran el camino de rumbo firme para conservarse íntegras y dignas.

¿Por qué nos duele tanto la Navidad cuando no tenemos a nuestro lado a quien más amamos en la vida? Nos hacemos tantas preguntas que se quedan sin respuesta: ¿Quién soy ahora?, ¿Por qué, para qué y por quién sobrevivir ante mi derrota?, ¿Cómo volver a empezar?, ¿Cómo volver a mover mis alas hacia los más altos ideales de mi cielo interior?

La navidad, si bien es cierto que para muchas personas del mundo,es la mejor oportunidad para sonreír, para mostrar sus más hermosas cualidades personales. El acercamiento con los hijos, una cena amorosa en casa, los detalles cariñosos al compañero/a, la interacción con sus seres amados, vecinos, amigos y el carisma perfecto para sentirse el centro de atención familiar. 


Pero para otras personas del mundo, la Navidad representa todo lo contrario. Recuerdos dolorosos, recuerdos exhumados que atormentan la razón y devastan al corazón, lo único que desean esas personas es encerrarse, aislarse en su palabra, no quieren fiestas, no quieren visitas en casa, no quieren saber más nada del mundo exterior. Se meten en su propio mundo de pensamientos y sentimientos que constituyen toda una vorágine de sensaciones y percepciones dolorosas, una pobreza de espíritu con ideas tan tristes sobre el verdadero sentido de la Navidad, y música divina con sus mil foquitos de colores, que animan al mundo.

Sé que tu dolor ahora es muy grande, y que no existen palabras humanas para describir tu supremo dolor y sacrificio, y aún más: Quienes te queremos, conocemos, reconocemos de manera franca y abierta, que todo lo que pudiéramos decirte en un sólo artículo no servirá de mucho, porque cuando se sufre todo es despacio, ni hay palabras humanas que hagan disminuir tu pesar.

Por ello a quienes esta navidad sienten la soledad, le propongo cargarnos de recuerdos, y tal vez si se animan... solo tal vez... escribir sobre ellos...
Creo que una palabra de aliento nos hará muy bien, muchas veces nos sentimos incomprendidos/as y nos aislamos en nuestro propio interior, creo que eso no nos hace nada de bien. Siempre debemos tener con quien sacar ese dolor que nos corroe por el cuerpo, si tú sientes que no hay nadie cerca de ti, que tus penas no las puedes hablar con cualquier persona… pienso que este sitio es tuyo.

Aquí sólo existes tú, sin nombre, sin rostro, pero humano como yo o cualquiera.
Trataré de ayudarte, de darte la palabra justa que necesites, las miles de GOTAS de cariño que necesites y también pido a todos los que leéis este blog que nos ayudemos entre todos.

Contar conmigo, siempre os daré palabras de aliento.

Quiero ayudarte, quiero estar contigo cuando todo te vaya mal, cuando sales a la calle y no parece haber nada para ti. Acércate a este rincón que estaré. Debéis tener fe y confianza de que nunca estaréis solos, siempre habrá quien te guíe o te escuche.

Os quiero mucho.

David (Gotas de Armonía)


5 comentarios:

  1. Que hermoso David! y cuanta verdad en tus palabras sobre las personas que estas fechas se sienten abatidas, tristes, sumidas en una soledad profunda de la cual parece que nunca saldremos a flote. A ellas tambièn les digo de mi parte, que si se sale, que si se puede. Saquemos fuerza de nuestro interior, y luchemos por aquello que tanto anhelamos todos los seres humanos: La felicidad, pero dandonos cuenta que la felicidad encierra todo, lo bueno y lo malo que se nos cruza en la vida, porque todo nos enseña algo, aunque en el momento no lo veamos. Y ayudemonos entre todos, sin distingo, de verdad, porque TODOS SOMOS HERMANOS.
    Gracias por tan lindas y sentidas palabras David.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta lo que dices, yo disfruto muchísimo en Navidad; me encanta desde que tuve a mi hijo (ahora tiene 21 años). Me gustaría ayudar a los que se sienten mal en Navidad, pero no se como llegar a ellos. Los que tengo cerca, solo ven negatividad, hipocresía, desprecian el sentido religioso de la navidad, en lugar de centrarse en los aspectos buenos de la vida, se centran en todas las desgracias humanas y universales (maltrato a los animales, por ejemplo). Yo no ignoro que el mundo está mal, que nos hemos cargado la naturaleza, que consumimos muchísimo meintras en otras partes del mundo sufren hambre, etc, pero no puedo dejarme abatir. Si quiero ayudar, tengo que poder disfrutar de mi alegría, mi trabajo me cuesta buscar lo positivo para poder ofrecer una sonrisa cada día. Seguro que suena egoísta, pero creo que es más sano disfrutar de las alegrías que me da la vida, que encerrarme y lamentarme por la mierda de mundo en que vivimos. Te mando un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  3. Simplemente ya haces mucho, regalar una sonrisa, no cuesta nada pero produce mucho.
    Enriquece a quienes la reciben, y no empobrece a quienes la dan. Una sonrisa, sucede en un instante, pero su recuerdo puede permanecer para siempre.

    ResponderEliminar
  4. No puedo sentirme tremendamente reflejada en tu nota...defines muy claramente como me he sentido esta navidad...de que tengo uso de razon es la mas triste y sola de las navidades que he pasado en mi vida..muchas lagrimas corrieron por mis ojos...sintiendo todo lo expuesto por ti en esta nota...recordando tantas navidades junto a mis afectos...aun queda pasar la celebracion de fin de año...espero que dios siga sosteniendo mi mano para poder seguir adelante con mi vida...se que mi aporte aqui no es de lo mas alentador...pero tu acertada nota me dio la fuerza para escribir este comentario y a lo mejor sentirme un poquito mejor...a todos los que pasaron un hermosa navidad mis saludos...y mis deceos que este 2010 sea generoso en realizacion para cada uno de nosotros...un abrazo..gracias..David..

    ResponderEliminar
  5. Para Anónimo...
    Si necesitas contarme lo que te sucede, sabes que lo puedes hacer.
    Espero que tengas las fuerzas suficientes,verás como te puedo ayudar, mi correo es:

    GotasDeArmonia@gmail.com

    Un abrazo muy largo de corazón,
    David

    ResponderEliminar

Las 10 gotas... más leídas en la última semana

Las 10 Gotas... más populares