Google+ Followers

lunes, 14 de diciembre de 2009

Como el amor emite señales?





Cuando te enamoras o te sientes atraído física y sexualmente por otra persona, tu cuerpo tiende a manifestarse de diferentes formas, a través de distintos signos y síntomas que puedes experimentar en tu organismo y por supuesto también, a nivel emocional.


Las “famosas mariposas en el estómago”, es sólo uno de los síntomas, al que se le puede agregar las taquicardias y pulso acelerado, rubor, calor, sudoración y hasta la sensación de estar a punto de desmayarse.


Estos sin dudas, son los síntomas más característicos con los cuales el enamoramiento y la atracción física se suelen presentar, y aunque quieras hacerlo, no los podrás evitar ni ocultar.


Una de las sustancias que se liberan en todo este complejo proceso, es la feniletilamina, sustancia similar a la anfetamina, es más pertenece a la misma familia, y según muchos aseguran, con el mismo poder adictivo, razón por la cual nos invade la euforia cada vez que estamos con nuestro “enamorado”.
La mujer, se transforma súbitamente en más bella, cuando se encuentra sometida a un estímulo emocional como la atracción sexual y se desencadenan cambios sutiles en su organismo. Los especialistas que se expresan con definiciones exentas de poesía, denominan  este delicioso fenómeno como “estar en disposición para el galanteo inmediato”.Las arrugas del rostro, tienden a desvanecerse. La mirada brilla con luz especial que tintinea, el color de la piel la piel se altera, o bien se colorea como si tuviera un sofoco, o se torna más pálida casi de desvanecimiento, y el labio inferior se hace más pronunciado.



La postura desenfadada, se altera para enderezar la columna.
Se  altera el olor del cuerpo y se modifica la textura de su cabello.
La pareja en pleno galanteo se ocupan de su arreglo personal: las mujeres juguetean con el cabello o se acomodan repetidas veces la ropa  con coqueteo seductor, el hombre se pasa la mano por el cabello ó acaricia la corbata. Estos son gestos inconscientes que se hacen automáticamente. Las personas pueden sufrir todas esas transformaciones y no tener conciencia de ellas.

A medida que avanza el flirteo, nuevas señales se manifiestan con gran claridad como las prolongadas miradas a los ojos del otro, como extasiado. Las parejas tienden a situarse de frente, se inclinan el uno hacia el otro, introduciéndose en el espacio del otro, rompiendo la burbuja personal de los individuos, en ocasiones extienden un brazo o una pierna, como para formar barrera que encierra al otro.

Tienden a colocar las rodillas cruzadas de afuera hacia dentro de manera tal que las puntas de los pies casi se tocan. 
A veces, la pareja realiza roces destinados al otro proyectados sobre un objeto, una mujer puede pasar suavemente el dedo por el borde de una copa en la cafetería, o dibujar imaginarias figuras sobre la mesa.
Otras veces adopta actitudes provocativas: cruza las piernas, dejando entrever parte del muslo; apoya la mano en la cadera e inclina desafiante el busto hacia adelante; o se sienta como ausente y se acaricia el muslo o la muñeca.
Las parejas durante el galanteo ladean la cabeza.
Cuando estamos enamorados, nuestro cuerpo emite señales iniquívocas que comunican algo de lo que estamos sintiendo por más empeño que pongamos en no demostrarlo.


Vídeo (fuente): Eduard Punset



2 comentarios:

  1. El amor es un sentimiento maravilloso, las mariposas en el estomago....ufffff.......Vale cultivarlo a travès del tiempo, regarlo como a las flores, para que se mantenga vivo.

    ResponderEliminar
  2. waaaaaa si es verdad ..que lindo el ...es todo normal y se ve tierno..donde se encuentran chicos asi?? esta lleno de falsos galanes musculines insensibles

    ResponderEliminar

Las 10 gotas... más leídas en la última semana

Las 10 Gotas... más populares