Google+ Followers

viernes, 6 de noviembre de 2009

El marketing del miedo




Miguel Jara, es periodista especializado en investigación de temas de salud y ecología. En este artículo publicado en el apartado de "La contra de La Vanguardia" nos habla del miedo que se realiza sobre la población para incrementar el consumo de fármacos y vacunas.


38 años. Nací en Madrid y vivo en la sierra de Guadarrama. Tengo pareja y un niño. Llevo ocho años investigando la industria farmacéutica, la química, la alimentaria y la contaminación electromagnética. Igualdad, libertad y solidaridad están aún por conquistar. Soy agnóstico.




Ocho años de investigación, ¿cuál es su conclusión?

Vivimos en un mundo donde las personas importan muy poco.

Triste conclusión.

... Donde descaradamente se da rienda suelta a los negocios que atentan contra la salud de las personas, contaminaciones de todo tipo que influyen en nuestra calidad de vida.

¿Y aparecen nuevas enfermedades?

Sí, hipersensibilidad a los productos químicos que nos rodean y enfermedades producidas por la contaminación electromagnética, la gran carga de microondas que estamos sufriendo desde hace 15 años con la expansión de la comunicación inalámbrica.

¿De qué porcentaje de enfermos estamos hablando?

De un 15% en España de enfermos por sensibilidad química múltiple, enfermedad no reconocida aquí pero sí en otros países avanzados, como Suecia. El 5% de estos enfermos ha desarrollado síndrome de fatiga crónica y fibromialgia; el resto, alergia, asma, hiperactividad en niños, alzheimer, parkinson y distintos cánceres.

¿Qué productos químicos las causan?

Los que ingerimos: pesticidas y todo tipo de aditivos químicos como conservantes y saborizantes; los que respiramos en las ciudades, donde el aire esta cargado de metales pesados; y todos los barnices, pinturas, cosméticos, perfumes, productos de limpieza…

¿En qué consiste la hipersensibilidad a los campos electromagnéticos?

Hay personas que ya no aguantan la carga de contaminación electromagnética que se está emitiendo en las grandes ciudades y reaccionan con una enfermedad crónica llamada síndrome de las microondas.

¿Cuáles son sus síntomas?

Dolores de cabeza, mareos, vértigos, insomnio, y puede derivar en cánceres y leucemia en niños. Está todo documentado con estudios científicos multinacionales. En Francia se ha creado una zona blanca, sin antenas de telefonía móvil ni ningún campo electromagnético cercano, refugios para las personas que padecen esta enfermedad.

También ha investigado el síndrome del edificio enfermo.

He documentado los casos de lipoatrofia semicircular que hubo en la torre Agbar, en edificios de La Caixa y en Telefónica Madrid. Desaparece la grasa de los muslos y aparece un semicírculo en el que la piel queda hundida. Lo producen las mesas metálicas que se hallan en campos electromagnéticos fuertes: móviles, wi-fi, unido a la falta de ventilación: el aire acondicionado cambia la composición del aire, lo electrifica.

¡. ..!

Vivimos en una sociedad enferma. Hay más de 104.000 productos tóxicos liberados en el medio ambiente y los niños nacen con una carga tóxica: entre 40 y 60 productos químicos que heredan de sus madres.

También habla usted de enfermedades creadas por la industrial farmacéutica.

Para vender más medicamentos tipifican como enfermedad la timidez y la llaman fobia social, o inventan el trastorno oposicionista desafiante compulsivo reconocido oficialmente en el DSM4, la biblia de la psiquiatría, y que no es más que la rebeldía de los niños.

¿La rebeldía se medica?

Se trata con fármacos tipo Retalin. Otro trastorno definido es el incumplimiento terapéutico, es decir: decidir no seguir el tratamiento del médico está conceptualizado como una enfermedad.

¿Crisis en la industria farmacéutica?

Muy grave, están venciendo las patentes más rentables y no están descubriendo nuevas moléculas para producir y patentar medicamentos al ritmo que necesitan; lo único que les queda es el marketing del miedo.

¿Estrategia de venta?

Sí, la más usada en los últimos años para impulsar la creación de nuevas enfermedades; es lo que estamos viendo con la gripe A, o con la campaña de promoción de la vacuna contra el virus del papiloma humano: generar miedo en la población para que abrace ciertos tratamientos.

¿No le parece un hallazgo la vacuna contra el cáncer de cuello de útero?

Es la campaña de lobby de presión sobre políticos más grande de la medicina. Piense que el sector que más ha influido, a través de financiación, en los dos grandes partidos de EE. UU. en los últimos decenios es la industria farmacéutica.

Lo que hoy preocupa es la pandemia.

Con la gripe A se está repitiendo el mismo esquema de marketing del miedo que se utilizó con la gripe aviar. La OMS nos dijo que podrían morir 150 millones y murieron 250 personas. Pero vendieron mucho Tamiflu, un antiviral en el que Donald Rumsfeld (entonces secretario de Defensa) tenía muchos intereses, así que fue quien más declaraciones hizo a propósito de la pandemia.

¿Hay vacunas peligrosas?

Las que contienen tiomersal, un conservante que lleva mercurio, producto muy tóxico y común que puede causa autismo.

El Comité Consultivo Mundial sobre Seguridad de las Vacunas dijo que no hay evidencia de toxicidad.

En el 2000 hubo 4.000 demandas que relacionaban el tiomersal con el autismo de niños. En España, 70 familias han demandado al Ministerio de Sanidad por no haber avisado a la población del peligro. El tema está en la Audiencia Nacional.





"La ciudadanía es víctima del marketing del miedo"
Datos que alarman

Es el corresponsal en España del British Medical Journal y colaborador habitual de la revista Discovery DSalud.La salud que viene, nuevas enfermedades y el marketing del miedo Traficantes de salud y Conspiraciones tóxicas-documenta todos esos aspectos de la industria farmacéutica que para algunos son pura leyenda alarmista y para otros infamias de la avaricia, desde cómo nos venden medicamentos peligrosos y las vacunaciones masivas, peligrosas e innecesarias, hasta todas las nuevas enfermedades que están surgiendo por el impacto tóxico. Y clarifica cuál es la influencia de la industria química en la política mundial.


Fuente: La Contra de La Vanguardia 06/11/2009


3 comentarios:

  1. Me encanta que se difunda este tipo de informaciòn. Yo dejè de vacunar a mi hija luego de los 6 meses, a consecuencia de las vacunas, pasò 2 dìas con sus respectivas noches super mal, jamàs la habìa visto asì. Al ahondar en el tema te das cuenta que las vacunas son en su mayorìa innecesarias y una gran mentira. La industria alimenticia y farmaceutica "nos compra" sutilmente con publicidad engañosa. Por poner un ejemplo el mercado de los bebès es super amplio, y nadie te dice que para tu hijo es màs sano una fruta, una zanahoria que un potito o compota (pura azùcar y harina). Debemos tomar las riendas y no creernos todo lo que nos venden "por nuestro bien". Està comprobado que la mejor vacuna para un ser humano es la lactancia materna, y luego una sana alimentaciòn. Dejemos de ser ovejitas siguiendo el rebaño.

    ResponderEliminar
  2. Gracias que algún periodista especializado se ocupa de investigar estos temas. Siempre es más de lo mismo y quien lo paga somos los de siempre. enhorabuena por la reproducción de la entrevista. Rosa

    ResponderEliminar

  3. "Vivimos en un mundo donde las personas importan muy poco."


    Verdaderamente triste...

    ResponderEliminar

Las 10 gotas... más leídas en la última semana

Las 10 Gotas... más populares