Google+ Followers

lunes, 31 de agosto de 2009

El síndrome postvacacional

El síndrome postvacacional, puede conllevar una serie de síntomas físicos, como fatiga, falta de apetito o dolores musculares, y psíquicos, como tristeza o irritabilidad, suele presentarse en mayor medida en los jóvenes, menores de 40-45 años, y en las personas que experimentan una ruptura brusca del ritmo vacacional incorporándose al trabajo sin transición alguna, así como en los que tienden a idealizar el periodo de vacaciones como la culminación de su bienestar personal.


También son más propensos los que presentan de forma habitual malestar o disconfort con su trabajo y en la actividad laboral cotidiana, que tienen problemas de agotamiento o desencanto con el trabajo que realizan.
Los niños también pueden experimentar el síndrome postvacacional al concluir los días de ocio y acercarse la vuelta de colegio, en este caso nuestro consejo a los padres es que empiecen el horario escolar cuatro o cinco días antes del inicio del curso.
Si eres negativa, se previsora y realiza un listado con tareas gratificantes para disfrutar, planifícate de antemano e infórmate de actividades posibles, personas que estarán disponibles para salir, etc.

De este modo te enfrentarás a la situación mucho más preparada y con soluciones rápidas a los momentos de agobio y tristeza. 

1 comentario:

  1. En fin, algo comprensible.
    Si lo que te espera al volver de vacaciones es un trabajo que no te gusta, una vida estresante y sin satisfacciones, problemas en tus relaciones personales (incluída tu pareja), una vida familiar poco satisfactoria ....es normal que te entre un "síncope postvacacional".
    Cuando lo que te espera en tu vida tras las vacaciones es una vida plena, satisfecha y con sentido y motivación e ilusión por el nuevo "curso" que comienza...no ocurre nada de todo eso.
    Os lo aseguro.

    Un saludo y feliz vuelta de vacaciones estivales 2010.

    ResponderEliminar

Las 10 gotas... más leídas en la última semana

Las 10 Gotas... más populares