Google+ Followers

miércoles, 26 de agosto de 2009

Cómo equilibrar las emociones

Durante mucho tiempo las emociones han estado consideradas poco importantes y siempre se le ha dado más relevancia a la parte más racional del ser humano. Pero las emociones, al ser estados afectivos, indican estados internos personales, motivaciones, deseos, necesidades e incluso objetivos.


Apenas tenemos unos meses de vida, adquirimos emociones básicas como el miedo, el enfado o la alegría. Algunos animales comparten con nosotros esas emociones tan básicas, que en los humanos se van haciendo más complejas gracias al lenguaje, porque usamos símbolos, signos y significados.



Cada individuo experimenta una emoción de forma particular, dependiendo de sus experiencias anteriores, aprendizaje, carácter y de la situación concreta. Algunas de las reacciones fisiológicas y de comportamiento que desencadenan las emociones son innatas, mientras que otras pueden adquirirse.


En nuestra vida diaria, las emociones juegan un papel muy importante. Hay que evitar que las emociones sobrepasen los límites saludables y que se instalen de manera permanente, porque podrían dar lugar a alteraciones físicas y psíquicas que nos conducirían directamente a la enfermedad. Gozar del equilibrio de nuestras emociones facilita el mantenimiento de la salud e impide la gran aparición de enfermedades psicosomáticas.


Estas emociones corresponden a la Tristeza, Alegría, Preocupación, Miedo. Sea cual sea el origen, todas las emociones se producen dentro del mismo escenario. Nuestro cerebro. Gracias a nuestro cerebro sentimos y vivimos todos los procesos emocionales.
Las emociones nos hablan con un lenguaje sensible, escucharlas es escucharnos a nosotros mismos.


Cuando las emociones se reprimen, el cuerpo se subleva  contra sí mismo y activa entonces señales de alarma para llamar nuestra atención e intentan liberarse de los obstáculos internos que desequilibran su bienestar.
Dentro de los tratamientos naturales que nos pueden ayudar a tomar conciencia de nuestro estado emocional están las Flores de Bach. Ofrecen una vía para liberar las corazas y tensiones que acumulamos. Esta terapia contribuye a establecer lazos de armonía entre la “razón” y el “corazón”. Ayudando a restablecer el equilibrio y la fusión entre los dos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las 10 gotas... más leídas en la última semana

Las 10 Gotas... más populares